Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe
VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

Último recurso: habeas data como estrategia para fortalecer la narrativa del fraude

Según expertos, Fuerza Popular interpuso un recurso “que no tiene relación con el proceso electoral” para judicializarlo “y dar la imagen de que la información está escondida o guardada”.

Lejos de reconocer su derrota, Keiko Fujimori continúa buscando argumentos para desprestigiar los resultados de las Elecciones Generales 2021. Foto: composición Fabrizio Oviedo/La República
Lejos de reconocer su derrota, Keiko Fujimori continúa buscando argumentos para desprestigiar los resultados de las Elecciones Generales 2021. Foto: composición Fabrizio Oviedo/La República
Jair Zevallos

El jueves 17 de junio, ante la derrota inminente y la caprichosa excusa de encontrar un fraude que se agazapa etéreo como una superstición, el jurista Domingo García Belaunde, nuevo integrante de la defensa legal de Fuerza Popular, manifestó durante una conferencia de prensa su intención de presentar un recurso de habeas data en contra de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) para que el partido de Keiko Fujimori pueda tener acceso de primera mano a la información de las listas electorales.

“Esta lista de electores de mesa que están en la ONPE tenemos que confirmarlas y se niegan. ¿Por qué se niegan si hay una ley de transparencia?”. En respuesta a su propio cuestionamiento, imbuido de una sabiduría aparentemente espontánea, García Belaunde confesó estar “pensando en un proceso constitucional o acción constitucional que se llama habeas data”.

Lazy loaded component

El discurso del método

El abogado constitucionalista Omar Cairo contó en diálogo con La República que el habeas data “es una garantía contenida en la Constitución de 1993 que puede presentar cualquier persona y tiene que ser resuelta por un juez constitucional”. Sin embargo, en caso no proceda, “se puede apelar para que sea resuelta por la Sala Superior e incluso se puede llegar a una tercera instancia final ante el Tribunal Constitucional (TC), que podría, a través de una resolución, ordenar que se entregue la información a la persona que ha presentado el habeas data, mas no a alguna entidad; es decir, el TC no podría pedir a la ONPE que remita la información al Jurado Nacional de Elecciones (JNE)”.

Asimismo, argumenta que en caso de que esta garantía constitucional proceda y se confirme que hubiese alguna irregularidad, lo cual es improbable, ya que observadores internacionales y el mismo JNE han considerado que no ha habido prácticas de este tipo, solo le serviría a Fuerza Popular para decir: “Miren, aquí está la prueba de que es fraudulenta la operación”.

“Para que el habeas data llegue hasta el TC puede tardar entre dos y tres años, y no tendría implicancia en las elecciones. Además, para ese tiempo ya habrá juramentado el nuevo presidente. Es un instrumento procesal que no tiene relación con el proceso electoral”, remarcó.

Insistencia. Keiko Fujimori, Luis Galarreta y Miguel Torres insisten en cuestionar el proceso, pero no logran demostrar presuntas irregularidades que mencionan. Foto: Félix Contreras/La República

Con relación a la demanda de acción de amparo presentada por el abogado Javier Villa Stein ante el Poder Judicial (PJ) con la finalidad de declarar nulas las elecciones de segunda vuelta, Cairo advirtió que es improcedente.

“No se puede presentar una demanda de amparo para que el Poder Judicial anule la votación. Eso es improcedente y no le corresponde al PJ revisarlo. Ningún proceso de amparo suspende el proceso electoral en marcha. Existe jurisprudencia. En casos anteriores se ha establecido que las demandas de amparo contra actos de procesos electorales no paralizan ni generan la nulidad de lo realizado”, concluyó.

Estrella distante

Por su parte, la politóloga de la Pontifica Universidad Católica del Perú (PUCP) Marylia Cruz mencionó que “cada organización política tiene derecho a solicitar el padrón electoral una vez por proceso, y se hace una entrega formal que no tiene costo. No es necesario un habeas data. Me parece impresionante que con tantos abogados no sepa algo básico del derecho electoral. No obstante, tampoco creo que sea un error, sino la desesperación por construir una narrativa del fraude, judicializar el proceso electoral y dar la imagen de que la información está escondida o guardada”.

Cruz se mostró en desacuerdo con el accionar de Fuerza Popular, ya que afirma que hay un sistema electoral lo suficientemente robusto como para agachar la testa ante una demagogia antojadiza que ve ahora la presidencia como una estrella distante.

“También se pretende hacer creer que nuestro sistema electoral es débil, cuando realmente no lo es, ya que hay tres organismos electorales (ONPE, Reniec y los JEE) a diferencia de otros países. Nuestro sistema electoral es uno de los más galardonados por esta distribución de funciones que hace que tengamos procesos muy buenos. No hay espacio para el fraude. Tendría que coordinar todos estos organismos con los miembros de mesa, que se eligen por sorteo, y el JNE”, aseveró.

Keiko Fujimori busca desprestigiar a los organismos electorales para obtener la presidencia. Foto: Antonio Melgarejo/La República

El otoño de la matriarca

Para Marylia Cruz, los últimos acontecimientos nos hacen ver frente a otros países " como un pequeño escenario de Estados Unidos, cuando Trump mencionó fraude y no aceptó los procesos electorales”, y agregó que la relación entre los poderes del Estado tendrá que ser más estrecha para asegurar una mejor gobernabilidad.

“Debemos de ver en lo posterior en la relación entre Ejecutivo y Legislativo, porque gane quien gane no podemos pensar en la vacancia, sino las elecciones perderían legitimidad. ¿Para qué elegir un presidente si el perdedor, no contento, al siguiente año lo va a vacar?”, se cuestionó.

En ese sentido, la politóloga propone que “lo más viable sería invocar a las élites empresariales, que tendrían que entender que el resultado ha sido un proceso de políticas de no han invitado al desarrollo de todo el país”. “Por otro lado, no creo que Fuerza Popular pueda ejercer una oposición responsable, pero sí los otros partidos. El de Hernando de Soto, por ejemplo. No sé si López Aliaga. Lo que se debe hacer es separar al fujimorismo como la única opción de la derecha”, dijo.

Finalmente, expresó su preocupación con respecto a las marchas que han sido convocadas por ambos partidos políticos, ya que con lo exaltados que están los ánimos, podría desembocar en una desgracia, situación de la que el fujimorismo y su otoñal matriarca se han alimentado y han sabido aprovechar.

“Lo peligroso ahora son las marchas. Los ánimos están tan crispados que puede ocurrir un conflicto social muy grande. Sin ánimos de eso, lo que le espera al JNE es agilizar para resolver finalmente y declarar a un ganador, porque mientras más tiempo pase y la transferencia sea muy próxima al 28 de julio, va a afectar al ánimo de las personas y la narrativa del fraude se podría fortalecer”, culminó.

Fuerza Popular dilata el proceso electoral y agota esfuerzos para no reconocer derrota en elecciones. Foto: La República

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.