Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe

Pedro Castillo y Keiko Fujimori, dos candidatos conservadores

Pamela Palacios

Fujimori  y Castillo se enfrentan por sus modelos económicos, pero coinciden en negar derechos individuales como la equidad de género, el matrimonio igualitario, el aborto y la eutanasia. Foto: composición/La República
Fujimori y Castillo se enfrentan por sus modelos económicos, pero coinciden en negar derechos individuales como la equidad de género, el matrimonio igualitario, el aborto y la eutanasia. Foto: composición/La República

Retrocesos. Ambos defienden la familia tradicional, se declaran en contra de la equidad de género, el matrimonio entre ambos sexos, el aborto y la eutanasia.

Dos candidatos enfrentados por sus modelos económicos, pero que coinciden en darle la espalda a los derechos individuales como la equidad de género, el matrimonio igualitario, el aborto y la eutanasia. Tanto Pedro Castillo (Perú Libre) como Keiko Fujimori (Fuerza Popular) se han mostrado desde el inicio de sus campañas conservadores en estos temas.

Durante la primera vuelta electoral, en una entrevista del 25 de febrero para canal 4, Keiko se manifestó en contra del fallo judicial respecto al caso de Ana Estrada, quien puede ahora decidir el fin de su vida mediante la eutanasia.

No coincido con la opinión ni la resolución del Poder Judicial. Sin embargo, entiendo que es una resolución para un tema personal y no generalizado”, declaró.

En marzo, en diálogo con Canal N, se reafirmó y dijo además estar en contra del aborto.

“Voy a defender siempre la vida desde la concepción hasta la muerte natural y defenderemos al ser más indefenso de todos, al niño que está por nacer (...). Mi rol será defender siempre la vida y la familia”, señaló.

En el debate organizado por el Jurado Nacional de Elecciones (29 de marzo), Fujimori aprovechó la secuencia sobre educación para reforzar su discurso sobre la mal llamada “ideología de género”, que supone para el fujimorismo que a los niños se les enseñe que hay otras opciones sexuales, y anunció que revisará los textos escolares si llega a ser gobierno.

“Voy a aprovechar este tiempo que me queda para referirme a los contenidos educativos y qué señala la Constitución: señala claramente que los padres de familia tienen el derecho y la obligación de participar en la educación de sus hijos, por eso tenemos que hacer una revisión de los textos (…), evaluar lo de la ‘ideología de género’, que viene camuflado por un principio que sí tenemos que defender, que es la igualdad de hombres y mujeres”, sostuvo.

No obstante, sí ha dejado en claro que aprueba el aborto terapéutico. “El aborto terapéutico, el que protege la vida de la madre, es una excepción, con la que sí estoy de acuerdo. Sería inhumano dejar que un embarazo ponga a una mujer en peligro de muerte...”, dijo en una columna escrita por ella el pasado 3 de marzo en RPP.

En esa misma columna, defendió fervientemente el matrimonio, aunque sí reconoció la necesidad de legislar sobre la unión civil.

“Respecto a la familia (…), nuestro ordenamiento no hace (…) distinción alguna respecto a lo que se debe entender como tal. En ese sentido, estamos convencidos de que, al igual que la concepción tradicional de ella (padre, madre e hijos), debe reconocerse la existencia de familias con una conformación diferente (...). La defensa de las diferentes modalidades de familia no solo nos debe llevar a una fervorosa defensa de instituciones tradicionales como lo constituye el matrimonio (…), como lo es la unión de hecho, sino de legislar la unión civil desde la perspectiva patrimonial”, escribió.

Posturas de Castillo

Por su parte, Pedro Castillo, quien se ha identificado como evangélico, también se ha declarado en contra de los derechos humanos de las minorías.

En enero, en entrevista con Rosa María Palacios, rechazó el matrimonio entre personas del mismo sexo y como argumento recurrió al Antiguo Testamento. “Tenemos que recurrir al libro de Génesis, capítulo 2, versículo 24, que dice que el hombre y la mujer tienen que abandonar padre y madre y unirse en una misma carne. Nosotros defendemos a la familia”, arguyó.

Castillo se mantuvo en esta misma línea en una entrevista con el periodista Jaime Chincha en el programa Nada está dicho el 17 de abril, al declararse “totalmente” en contra del enfoque de género.

Nosotros no solo somos profamilia, sino que hay que defender la familia en la escuela, pensar en otra cosa es quebrar a la familia, lo más importante es que como maestros respetamos los valores de la familia y hay que profundizarla”, declaró furibundamente.

En otro momento, Castillo Terrones también se declaró en contra del aborto y la eutanasia. Respecto al aborto respondió: “Para nada. Eso vamos a trasladar a la Asamblea Nacional Constituyente para que se debata, pero personalmente no estoy de acuerdo”. Sobre la eutanasia dijo: “También que se traslade, pero tampoco estoy de acuerdo”. Acerca del matrimonio igualitario contestó: “Peor todavía, primero es la familia. Estas dos instituciones que son la educación y la familia deben ir de la mano”.

“Yo vengo de una familia que me ha enseñado valores, me ha criado con las uñas cortadas y eso lo voy a trasladar a mi pueblo. Primero es el pueblo, primero es la familia”, finalizó.

Reacciones

Pedro Castillo, Perú Libre

“Vengo de una familia que me ha enseñado valores, me ha criado con las uñas cortadas y eso lo voy a trasladar a mi pueblo. Primero es el pueblo, primero es la familia”.

Keiko Fujimori, Fuerza Popular

“Tenemos que revisar los textos, evaluar la ‘ideología de género’ que viene camuflada por un principio que sí tenemos que defender, la igualdad de hombres y mujeres”.

Coincidencias. Desde la primera vuelta y a poco más de un mes para la segunda, los candidatos Pedro Castillo y Keiko Fujimori se mantienen en contra del enfoque de género en la educación. Foto: difusión

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.