Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe

Las posiciones de los partidos y excandidatos no influirían en electores

Piero Espíritu

Castillo obtuvo el primer lugar con 18,9% y Fujimori el segundo con 13,4%, según el conteo de ONPE. Foto: composición de Fabrizio Oviedo/La República
Castillo obtuvo el primer lugar con 18,9% y Fujimori el segundo con 13,4%, según el conteo de ONPE. Foto: composición de Fabrizio Oviedo/La República

Castillo ha recibido el apoyo de cinco exaspirantes al sillón presidencial, entre tanto, Fujimori solo de dos; otros ocho aún no tienen definida su postura.

En las últimas semanas, Pedro Castillo y Keiko Fujimori han recibido el respaldo de varias agrupaciones políticas y excandidatos que participaron en las elecciones generales el último 11 de abril. Las marcadas diferencias entre ambos aspirantes al sillón presidencial, así como sus antecedentes y vínculos con otros actores políticos, motivaron a varios partidos a elegir qué bando apoyar.

En ese sentido, Castillo recibió el respaldo, principalmente, de agrupaciones de izquierda, como Nuevo Perú, fundado por la excongresista Verónika Mendoza, quien llegó al sexto lugar en la primera vuelta con Juntos por el Perú.

En un comunicado, el partido saludó el triunfo del candidato de Perú Libre en la primera fase, afirmó que expresa una “salida democrática y popular” a la crisis que vive el país y agregó que el fujimorismo es una opción “autoritaria y corrupta”.

“Consideramos indispensable contribuir al triunfo electoral de esta opción de cambio votando por Pedro Castillo y convocando para este fin a la más amplia unidad del pueblo peruano”, indicó el último 23 de abril.

Otros de los grupos que expresaron su apoyo al docente cajamarquino fueron Unión por el Perú (José Vega), Renacimiento Unido Nacional (Ciro Gálvez) y Democracia Directa (Andrés Alcántara).

Por su parte, el Frente Amplio, por el cual postuló Marco Arana, aún no ha oficializado su posición; no obstante, Rocío Silva Santisteban, actual congresista, señaló que tienen casi tomada la decisión de respaldar a Castillo.

“Nosotros (el Frente Amplio) estamos evaluando. Estamos tomando una decisión. Definitivamente, ya hay una decisión casi tomada (para apoyar a Pedro Castillo). Esta decisión también la estarían tomando todos los partidos de izquierda. Lo que sí vamos a hacer es plantear una agenda mínima”, manifestó este martes 27 durante una entrevista en RPP.

Nuevo Perú, partido de Verónika Mendoza apoya a Castillo. Foto: composición de Gerson Cardoso

En el otro lado, Keiko Fujimori ha recibido el apoyo de Renovación Popular y de su líder Rafael López, quien aseveró nunca haber votado por ella, pero que lo hará para que Perú no sea como Venezuela.

“En esta foto, en la cual tenemos que elegir entre dos opciones que no gustan, yo no puedo ser tan irresponsable de decir: ‘Bueno, no voy a dar el nombre’. Yo voy a votar por Keiko por primera vez en mi vida, me cuesta, pero yo no quiero para el Perú algo peor que Venezuela”, declaró López en una entrevista en Panorama.

El también empresario arribó el último miércoles 28 de abril a la región de Junín para cuestionar la propuesta política y la candidatura de Pedro Castillo.

Otro de los actores políticos que ha expresado su respaldo a la hija del exdictador es Lourdes Flores del PPC y Rafael Santos, expostulante de Perú Patria Segura (PPS), partido creado por exmilitantes de Cambio 90, agrupación con la que Alberto Fujimori llegó a la presidencia.

Rafael López Aliaga

Aún no deciden

Algunos integrantes de Avanza País, partido de Hernando de Soto, han tomado la decisión de apoyar a Keiko Fujimori; sin embargo, el excandidato presidencial dijo que no respaldaría a ninguno de los dos postulantes.

Cualquiera de las dos opciones, así como están planteadas, nos llevaría en un corto plazo a una situación insostenible, ninguna nos permite salir de la crisis económica y de salud, ni garantizan la paz y crecimiento sostenibles”, comentó.

Otro exaspirante que tomó una postura individual al margen de su partido fue Yonhy Lescano (Acción Popular). El exparlamentario aseguró que votaría en blanco; no obstante, cambió de parecer y esperará lo que decida su agrupación, la cual se reunirá en menos de dos semanas para definir a quién respaldarán.

Mientras, el partido de Somos Perú, con el que postuló Daniel Salaverry y el expresidente Martín Vizcarra, aún no ha fijado su postura de apoyar a algún candidato, lo mismo sucede con el Partido Nacionalista (Ollanta Humala), el Partido Popular Cristiano (Alberto Beingolea), Alianza para el Progreso (César Acuña) y Victoria Nacional (George Forsyth), este último se pronunciará cuando la ONPE presente los resultados oficiales de la votación.

Por último, Julio Guzmán, del Partido Morado y Daniel Urresti, de Podemos Perú, han informado a la opinión pública que hablarán con ambos candidatos presidenciales y recién tomarán una postura al respecto.

“El respaldo de un candidato a otro no genera más votos”

Dos especialistas en ciencias políticas aseveraron a La República que la posición de los excandidatos no influiría mucho para atraer votos, debido a que muchos electores ya habrían tomado su decisión al conocer que Keiko Fujimori y Pedro Castillo se enfrentarían en la segunda vuelta.

La politóloga Valerie Tarazona indica que los votantes de un candidato no pasarían a otros por la postura que están tomando esta segunda fase, pero sí considera que podría haber un impacto si estos forman equipos de gobierno.

En los votantes no influiría, un ejemplo es que los que escogieron a Hernando de Soto ya estaban con Keiko. Tienen definidas sus posturas. Pero si estos candidatos forman parte del equipo de gobierno, sí podría tener cierto impacto porque un partido político también establece quién va a liderar los ministerios o las políticas públicas”, señala.

“En este segundo momento de la segunda vuelta cuando los partidos fijan su posición de otra manera quieren decir: ‘Si llegas a ser gobierno, llámame porque te puedo apoyar en ciertos temas y como tenemos ciertas coincidencias de ideas vamos a poder hacer un buen gobierno’”, explica.

Por su parte, el licenciado en ciencias políticas Renato Soto coincidió con Tarazona en que no influirían las posturas de los candidatos y añade que lo que podrían hacer es sumar fuerzas para hacer una contracampaña contra el otro postulante.

El respaldo de un candidato a otro no genera más votos y si influye no sería significativo. Podrían apoyar con sus propuestas o equipo técnico, pero no podrían convencer al electorado. Sí podrían hacer esfuerzos por realizar una contracampaña”, dice.

“La segunda vuelta es distinta a la primera. En el Perú los endoses no son como en otros países donde sí se ganan votos, aquí simplemente si tu candidato quedó en primera vuelta ya fue”, añade.

Por último, comenta que los electores en el país son emocionales y votarán de acuerdo a la conexión que fijen con los candidatos. Por el contrario, asevera que las propuestas o planes de gobierno son importantes, pero no determinantes.

“El voto de los peruanos es bastante emocional, se refiere a si genera confianza o si les parece honesto y no tanto sobre sus propuestas o equipo técnico”, menciona.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.