Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe
LO ÚLTIMO - Minsa: limeños vacunados con Pfizer ya no podrán recibir segunda dosis en Chincha

Pedro Castillo: los problemas que conllevaría desactivar la Sutran y la ATU

El candidato de Perú Libre aseveró que desactivaría estas dos entidades para hacer una “reingeniería de transportes”; sin embargo, expertos en el sector indican que deberían ser fortalecidas, en lugar de que desaparezcan.

Su propuesta generaría caos en el transporte, según especialista. Foto: composición/La República
Su propuesta generaría caos en el transporte, según especialista. Foto: composición/La República
Piero Espíritu

El último 26 de abril, Pedro Castillo expresó desde la ciudad de Chiclayo que la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran), así como la Autoridad de Transporte Urbano (ATU) de Lima y Callao, deberían ser desactivadas.

“Que nuestros mototaxistas no estén sufriendo... Hay que desactivar esa Sutran abusiva. Hay que desactivar esta ATU de Lima. Hay que hacer la verdadera reingeniería del transporte”, dijo el maestro cajamarquino durante un mitin que generó aglomeración en plena pandemia de la COVID-19.

De acuerdo al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), la ATU de Lima y Callao, creada a fines de 2018, tiene como función principal articular el transporte público de Lima y Callao en una red integrada de buses, trenes, taxis y modos no convencionales, de manera formal, integral y eficiente.

Por otro lado, la Sutran se encarga de verificar el cumplimiento de la normativa tanto por parte de los vehículos de transporte de carga y mercancías como de sus complementos.

En ese sentido, dos especialistas explicaron a La República que sería un error desactivar estas dos entidades porque podría generar un caos en el transporte y, por el contrario, recomiendan mejorarlas.

La propuesta de Castillo podría ser desfavorable para los ciudadanos. Foto: La República

La importancia de la Sutran

Luis Quispe Candia, presidente de la ONG Luz Ámbar, indica que la Sutran es importante en el sistema de transporte debido a que debe haber un ente que supervise a los vehículos.

“A partir del año 2001 se le quita la competencia de fiscalizar estos vehículos de transporte a la PNP y se crea la nueva figura del inspector. A medida que ha pasado el tiempo se ha ido fortaleciendo la institución”, comenta.

“Hoy en día es una entidad que si bien es cierto no tiene los suficientes fiscalizadores a nivel nacional y crece lentamente, es importante porque tiene que haber una entidad que cumpla este rol fiscalizador, que haga uso de la tecnología; además, su personal está mejorando porque ahora invocan a que sus inspectores tengan estudios superiores o bachillerato”, agrega.

Mariana Alegre, directora del observatorio ciudadano de calidad de vida urbana Lima Cómo Vamos, asevera que la Sutran no debería desactivarse, sino ser fortalecida para garantizar la seguridad vial de los ciudadanos.

En ese sentido, sostiene que si desapareciera no habría un ente rector para mejorar el servicio de transporte en las carreteras, por lo que la tasa de accidentes podría aumentar.

“La Sutran debe reducir lo mínimo posible la tasa de personas heridas y fallecidas a partir de siniestros de tránsito en las carreteras del país, sin ella, las personas deberían resolver la calidad del servicio por sus propios medios y por lo tanto recurrirían a medios de transportes que son inseguros”, precisa.

“Castillo se equivoca”

El titular de Luz Ámbar coincide con la experta y también asegura que esta entidad debería mejorar y no desaparecer como lo propone el aspirante al sillón presidencial Pedro Castillo, de lo contrario generaría un caos.

El señor Castillo se equivoca. Me parece que ha tenido un exabrupto por desconocimiento. Si no hay nadie que fiscalice sería un caos, habría corrupción. Al desactivarlos, todo lo que se ha avanzado se va al suelo”, expone.

“Dice que la Sutran es abusiva, la PNP puede serlo, ¿hay que desaparecerla por eso? Entonces también deberíamos desaparecer el Poder Judicial porque hay corruptos. En las entidades al igual que en las empresas existe el abuso, pero eso hay que corregirlo”, recalca.

La Sutran también supervisa la correcta señalización de las vías. Foto: difusión

El gran problema de la ATU

En el caso de la ATU, Quispe Candia manifiesta que se crea a raíz del gran problema de transporte en Lima en los 90, cuando se establece que las empresas de este sector puedan funcionar con vehículos alquilados y en consecuencia, los dueños no tuvieron ninguna responsabilidad sobre estos coches.

“Esta situación se vino contemplando por las autoridades muchos años. Entonces se aprueba una ley, la cual tiene un objetivo que es constituir un servicio integrado de transporte. Este consiste en una red de buses unida a un sistema de metro en el que el pasajero paga un pasaje y pasa por la ciudad de sur a norte pagando un solo boleto. Pero los transportistas tradicionales no quieren cambiar porque no les conviene, de las 350 empresas solo unas pocas se han regulado”, señala.

El especialista apunta a que la ATU es fundamental para que se aplique esta norma; no obstante, su cumplimiento depende de las autoridades que estén al frente de la institución y no de la propia ley. En esa misma línea, recalca que algunas empresas ya reciben beneficios por adecuarse al estatuto, pero la gran mayoría no lo hace.

Esta entidad es importante para ofrecer un buen servicio de transporte urbano a la población. Estas empresas debieron entrar en la formalidad para que pusieran en planilla a sus trabajadores y no lo cumplieron, ahora con la pandemia esta situación se agrava”, dice.

“El Estado ha asignado 117 millones para subsidiar a las empresas, pero la ATU no les ha pagado porque no han cumplido con las condiciones razonables que se les ha impuesto. Algunas ya han cobrado el subsidio, los Metropolitanos y corredores cobran no solamente esto, sino unas compensaciones porque son dueños de los vehículos y están prestando un servicio aceptable, en cambio el transporte tradicional no quiere alinearse”, añade.

“La ATU no debería desaparecer”

Por su parte, Alegre sugiere que la ATU no debería desaparecer, ya que esta intenta brindar un servicio de transporte seguro, pero que debido al poco tiempo que lleva creada no lo ha podido lograr.

“La ATU no debería desaparecer porque intenta dar un servicio de transporte seguro, apropiado y digno, pero esto aún se debe lograr con el tiempo para hacerlo bien. El transporte público es el más utilizado en el país, sobre todo por las personas más vulnerables y es importante beneficiarlos promoviendo un sistema de transporte integrado que sirva y atienda sus necesidades”, afirma.

“Ha tenido la dificultad que cuando se crea, empezó la pandemia, entonces no ha tenido mucho tiempo de implementar la reforma de transporte”, aclara.

La ATU realiza operaciones de fiscalización del transporte público. Foto: difusión

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.