VACUNAFEST - Todo lo que debes saber sobre la sétima jornada de inmunización a rezagados y jóvenes de 18 años AHORA - Detienen a gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, por integrar presunta organización criminal

Giovanna Peñaflor: “Las segundas vueltas se dirimen en función de quién genera más miedo o más rechazo”

Entrevista a la analista política y directora de Imasen, quien indica puntos a tomar en cuenta para la segunda vuelta entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori. Afirma que el reto para estos candidatos es ir más allá de su voto duro.

Análisis. Para Peñaflor, ahora sí hay otro liderazgo popular que le hace frente al fujimorismo. Foto: La República
Análisis. Para Peñaflor, ahora sí hay otro liderazgo popular que le hace frente al fujimorismo. Foto: La República
Carlos Páucar

La primera encuesta de la segunda vuelta, la de Ipsos-América TV, indica 42% a favor de Pedro Castillo y 31% para Keiko Fujimori, 16% blanco y viciado y 11% no precisa. ¿Qué nos sugieren estos resultados?

Es una foto muy inicial todavía. La tendencia al alza de Castillo iniciada antes de la primera vuelta no se ha detenido. Ha logrado entusiasmar a sectores populares que se encontraban sin representación. Fujimori sube también pero ex post, es decir como producto de a quién se enfrenta. Ambos candidatos tienen problemas que resolver si quieren mantener e incrementar esta foto inicial. No deben perder de vista algo cierto: la mayor parte de los peruanos no votó por ninguno de ellos.

En esta segunda vuelta ¿será posible que los radicalismos de ambos disminuyan? ¿Es imposible una hoja de ruta?

Es difícil. No difícil que lo hagan, sino que la gente les crea. Lo que va a terminar operando simplemente es el miedo mayor y cuando digo esto me refiero a que es muy diferente si uno vive en Lima que en el interior del país, por ejemplo. Habrá que ver cómo plantean lo que se viene, aunque lo cierto es que las segundas vueltas se dirimen en función de quién genera más miedo o más rechazo.

KF dijo que no atacará a su rival, pero al instante aludió a “la amenaza del comunismo”.

Cada uno tratará de buscar el eje que más le convenga. Pero hay que ver algo importante, qué pasa con la gente que no fue a votar, con la gente que votó en blanco y viciado en la primera vuelta... Hay quienes dicen que casi automáticamente los votantes de De Soto o López Aliaga se sumarán inmediatamente a Keiko, pero en el caso de este último hay rechazos fuertes. Además, en política uno más uno más uno no es tres, a veces es uno. Y miedo a veces es menos, en contadas ocasiones es más.

¿Les conviene moderarse? ¿Pueden perder su voto duro?

El voto duro extremo al que le ha hablado cada uno no les va a ser suficiente. Es un poco más claro en el caso de Fujimori, por eso lo que hay que evaluar son los antis, el anticomunismo o el antikeikismo. Cuál de esos antis será más relevante.

Ante ello, ve difícil en la segunda vuelta que haya un debate de ideas, ¿prevalecerán el terruqueo y las agresiones?

No creo que sea el discurso de los candidatos. Es la polarización que uno ve en las redes sociales, en lo que escribe la gente, en las conversaciones. En un clima así, donde la gente está enervada, donde se activan los miedos de la población, donde se activa el racismo, es bien difícil que haya receptividad y lugar para las ideas. Otro problema para que se convierta en debate de ideas es la credibilidad. Uno puede discutir programas cuando cree que lo que va a gobernar son programas, si no, es difícil. Más que el análisis, es lo instintivo, lo hepático, que se pone en operación al votar. Para que cambie eso, el clima que se tendría que generar en el Perú debe ser otro y no veo tampoco a los medios de comunicación creando ese clima.

Ya empezó la danza de pronunciamientos de personalidades, instituciones, gremios.

Eso es bueno para unos sectores y malo para otros. Creo que lo principal es que hemos dejado de tener un proyecto común, que entusiasme a todos en algún grado, por lo menos, o de forma mayoritaria en el país. La clase política no ha logrado presentar en este proceso electoral algo que resulte esperanzador, que genere confianza en grandes sectores de la población. Si lo hubieran hecho, los resultados que estaríamos enfrentando serían diferentes.

El primer puesto de Castillo ¿es solo el voto silencioso de las regiones, el rechazo a la clase política limeña? En distritos de la Lima popular él perdió.

Hay que notar que el sur se viene manifestando de forma distinta al resto del país en cada proceso electoral, entonces no debería llamarnos a sorpresa. Es como una fuerza que cuestiona al establishment o a lo que se considera el statu quo. En algún momento fue Toledo, Humala, hoy Castillo... Hay que recordar que en el sur se dio con mayor fuerza el terrorismo y allí se ha dado la mayor generación de riqueza en el Perú, la gran minería. Donde la gran minería está presente, Castillo ha tenido una votación mayor... En el sur queda clara la incapacidad de los gobiernos para integrarla, salvo Arequipa que logra de alguna manera insertarse en el desarrollo con el tema extractivo. En general, el sur termina mostrándose insatisfecho en cada proceso electoral, además del tema provincias-Lima... En el norte, uno podría esperar que en lugares como en Piura, donde hay los mismos problemas, inundaciones, etc., y donde no se da la reconstrucción como debiera, habría mayor rechazo al statu quo, pero no ha sido así.

A Castillo no tuvieron tiempo de atacarlo, ¿hoy será diferente?

Las elecciones se producen en el momento de crecimiento de Castillo. Comienza a aparecer fuera del rubro ‘otros’ como 3 o 4 semanas antes de los comicios con más o menos el 4%. Su subida es importante en la ultima semana antes de la elección, asume parte de la votación de Mendoza hasta reducirla al sector C o CD urbano... Hoy tiene el reto de mantener el ritmo o consolidarlo. Y es complicado, porque en primera vuelta no tuvo los reflectores de la prensa con la acuciosidad que ahora sí tendrá.

¿Y cómo se explica el voto de Keiko pese a los cuestionamientos, a 5 años de la lamentable labor de FP en el Congreso?

Por la incapacidad de los otros contendores, principalmente de los que disputaban su mismo espacio para liderarlo, De Soto y López Aliaga... Algo a tener en cuenta: el fujimorismo nunca fue derrotado políticamente. Se desarma en los últimos tiempos fundamentalmente por las investigaciones en lo judicial, pero no hubo ni en las elecciones al Congreso ni en las de alcaldías y gobernaciones un movimiento que ocupe el espacio que tenía el fujimorismo, que lo venciera en las urnas. Es la primera vez desde que tuvo mayoría en el Congreso que hay otro liderazgo popular.

El liderazgo de Castillo.

Y hay que ver que el votante duro del fujimorismo es el que también votó para las elecciones del actual Congreso. No ha crecido significativamente tampoco en esta elección. Ese es el gran problema hoy de Keiko, ¿cómo ajustar ese discurso que le habla solo a ese sector reducido?, ¿cómo hacer que sea válido para un sector más amplio que le dé el 50% más uno de los votos emitidos?

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.

“Este sondeo de la segunda vuelta es una foto inicial todavía... Ambos candidatos no deben perder de vista que la mayor parte de los peruanos no votó por ellos”.

“Donde se activan los miedos de la población, donde se activa el racismo, es bien difícil que haya debate de ideas... Otro problema para ello es la credibilidad”.