Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe
EN VIVO - Chelsea vs. Leicester City: minuto a minuto del partido por la final FA Cup 2021

Eduardo Dargent: “La segunda vuelta amenaza ser durísima por la polarización”

Carlos Páucar

Politólogo. “La segunda vuelta requerirá ser leída con mucho cuidado por los candidatos”. Foto: difusión
Politólogo. “La segunda vuelta requerirá ser leída con mucho cuidado por los candidatos”. Foto: difusión

Entrevista al docente de Ciencia Política de la PUCP. Analiza algunos detalles de la primera vuelta y lo que se nos viene.

Algunos explican el triunfo de Pedro Castillo como el triunfo del Perú andino, regional, el Perú no limeño, ¿es cierto eso?

Hay algo de cierto. Es un voto regional fuerte del centro, sur, probablemente si analizamos variables veremos efectivamente un voto de los más pobres en sectores rurales. Sí, veo un voto regional, pero no hay que simplificar ni ‘exotizar’ el fenómeno. También hay un voto de Castillo importante en Lima, quizás porcentualmente no, aunque es alto en número… Igual recoge el sentimiento de élites que tal vez no sean económicas, pero sí de profesiones, y buscan representar a un sector de la población. Molesta un poco la dicotomía Lima-resto del país, simplifica mucho la discusión.

Si plantean por igual una nueva Constitución, prohibir monopolios, etc. ¿Por qué el mensaje izquierdista de Castillo sí caló y no el de V. Mendoza?

Creo que la anterior vez Mendoza sí recogió ese voto porque eclipsó a (Gregorio) Santos, que venía con una línea más parecida a la de Castillo. En esa ocasión, VM era novedad, y en ese momento su competencia −Santos− traía muchos cuestionamientos. Esta vez a VM, más bien, la golpearon por ya ser parte del establishment. Creo también que el tema de libertades que defendió se ha politizado en los últimos 5 años, me refiero al enfoque de género, las discusiones de “con mis hijos no te metas”, etc. Me parece que no ser novedad, ser vista como moderada y ser asociada con esos temas de libertades pueden haber hecho decir a la gente: prefiero un candidato que ofrezca más. Se identificaron con Castillo.

Ahora, ¿cómo explicar la votación por Keiko Fujimori?

Ha hecho una campaña inteligente al darse cuenta de que cargaba con tanto antivoto. Se dio cuenta de que su gran ‘anti’ le impedía hacer una campaña como antes, queriendo convencer a todo el mundo. Entonces se concentró en sus fieles. Buscó mantener con eso de ‘mano dura’ a su núcleo, que es de 8% o 9%. Eso, más la debilidad de los otros candidatos de derecha, le dio un bonus extra ante los que creen que Castillo, Mendoza o Lescano no le van a poder ganar… Fue poco, pero le bastó.

El debate le ayudó en algo.

No bajó, siempre estuvo allí. Procuró no caer y llegar al final como la candidata que dice: ‘mira, los otros dos tienen enormes debilidades’: De Soto, un limeño medio perdido; y López Aliaga, demasiado radical.

¿La alianza entre Castillo y Mendoza es posible? Hubo calificativos muy fuertes.

Vi desde PL hacia JP un nivel de agresividad muy grande, por temas de género y otros. Y también vi reacciones de militantes de JP que ninguneaban a Castillo… Pero también varios han mostrado rápidamente la posibilidad de acercarse, por lo menos en las redes sociales…

Sí parece más natural una alianza Keiko-De Soto.

Sí, en la derecha las diferencias se acaban rápido. De Soto apoyó varias veces a Fujimori y López Aliaga, por más que estén peleados, sus votantes probablemente van a apoyarla.

La segunda vuelta aumentará el ‘terruqueo’ a Castillo, ¿o habrá intercambio de ideas?

Va a ser una segunda vuelta que amenaza ser durísima por la polarización, no necesariamente por la estrategia de los candidatos. Probablemente Castillo intente mostrar una imagen cuidadosa. Y Keiko mostraría esa raigambre popular que tiene el fujimorismo en ciertas regiones, como para acercarse al votante medio. Pero creo que por las barras bravas, que no controlan los candidatos, va a ser muy polarizante. Habrá una discusión muy fuerte en términos socioeconómicos, Lima contra el resto del país… Vamos a ver manifestaciones horribles de racismo como ya se están viendo, donde supuestamente los votantes de PL son “exóticos” y “locos” que han venido a robarnos. Y por otro lado habrá simplificaciones grandes de lo que es desarrollo, economía, relación Lima-país.

¿Aceptarán una hoja de ruta y bajar sus radicalismos?

A Castillo no le interesa mucho eso. Está buscando posicionarse como el candidato que puede hacer cambios. Ya la hoja de ruta se ha convertido en mala palabra, la de Humala terminó siendo una guía más hacia la derecha de lo que querían sus votantes. Por el lado de Keiko se abren dos situaciones, que acepte una hoja de ruta por temas sociales, claro que su conducta reciente hace que pocos le crean, aunque tampoco descartaría a una Keiko que, arropada por sus aliados de derecha que la vuelven a querer, cometa el error de quedar atrapada allí. Me parece que su estrategia ganadora es intentar convencer al votante que la mira con amplísima desconfianza. Y Castillo ganaría moderándose en ciertos temas y motivando a la gente a ir a votar, que se rompa el ausentismo que hemos vivido.

Lo que se nos viene.

Veo una segunda vuelta más abierta a diferencia de otras opiniones. Que va a requerir ser leída con mucho cuidado por los candidatos. Diría que Keiko parte con un poco de ventaja, pero no exageraría tampoco. Las resistencias son enormes para ambos.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.