Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe
EN VIVO - Universitario vs. Ayacucho FC: sigue minuto a minuto el partido por la Liga 1 Betsson

Patricia Zárate: “La elección de Castillo podría ser un rechazo al statu quo del centralismo”

María Elena Castillo

No será fácil. Zárate considera que será complicado para Castillo ganar en segunda vuelta. Foto: difusión
No será fácil. Zárate considera que será complicado para Castillo ganar en segunda vuelta. Foto: difusión

La socióloga y jefa del Área de Estudios de Opinión del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) sostiene que un gran porcentaje de indecisos que no encontraba quien lo representara y que empatice con sus necesidades lo encontró en Pedro Castillo.

La responsable de los estudios de opinión del IEP señala que Castillo es el candidato que más ha crecido en las dos últimas semanas, y ello puede explicarse porque el candidato logró crear un vínculo con la ciudadanía relegada y afectada por la pandemia y la crisis; sin embargo, considera que será complicado que triunfe en una segunda vuelta.

¿Con el resultado a boca de urna de Ipsos para América TV, es seguro el pase del señor Castillo a segunda vuelta?

Es prácticamente seguro. Era el candidato que una semana antes creció más con respecto a los demás. Los otros (cuatro) todavía están empatados.

¿Qué factor generó el crecimiento de Pedro Castillo en la última semana?

Lo que pasa es que estamos en una campaña inédita por la pandemia. La gente no se ha involucrado mucho en la campaña, no le ha prestado tanto interés en general. Para una buena parte de la población, la campaña estaba en un tercero o cuarto plano porque había otro problema que enfrentar. Y según las encuestas que hicimos, y se publicaron en La República, había un gran porcentaje de indecisos que no encontraba quien lo representara, quien podría significar un cambio, y empatizar con sus necesidades. Y creo que lo encontraron en Pedro Castillo.

¿Es un voto de rechazo al centralismo de Lima?

De rechazo en general a lo que siempre hemos tenido, pues si bien Castillo no es un outsider, pues es un líder social y político conocido en las regiones donde ha postulado, significa algo diferente.

¿Su discurso tan radical se puede interpretar como que está creciendo el sector de peruanos olvidados?

Hay un sector que siempre se ha sentido olvidado a lo largo de todos los gobiernos, y terminan eligiendo a alguien porque no tienen más alternativa, y muchas veces “gana Lima”, salvo cuando ganó Ollanta Humala, que si bien no era un líder de provincia, era un militar que estuvo en varias regiones, y sintieron que era como un triunfo del Perú fuera de Lima. En el caso de Castillo también hay un sentimiento de que las regiones fuera de Lima siempre han estado relegadas, tanto en políticas como en la pandemia, pues la concentración de recursos se da más en la capital. Podría ser un rechazo al statu quo del centralismo.

¿Y por qué le dieron la espalda a Humala ahora?

Humala representó eso y aglutinó a las diferentes izquierdas, e hizo que lo acompañara en el poder, pero ahora se ha ido fragmentando a niveles que no habíamos visto antes. Pero los porcentajes de todos los candidatos son bajísimos. En la época en que Humala se enfrentó a Keiko Fujimori, los porcentajes eran altos, lo fueron hasta el 2016. Ahora se ha fragmentado y lo estamos viendo con los candidatos a la presidencia, pero sobre todo lo vamos a ver en los próximos cinco años en el Congreso si no pasa algo peor.

¿Por qué Verónika Mendoza no pudo captar ese sentimiento?

Mendoza representa mucho mejor a la izquierda limeña, de gente profesional, moderna, liberal en temas sociales, que no necesariamente padece el problema de la pandemia como muchos fuera de Lima. También se ha desgastado mucho su imagen por lo de Odebrecht, y aunque no ha sido acusada hay gente que cree que ha tenido que ver con el lavado de activos. En grupos focales con los que hemos conversado para entender lo que estaba pasando, la gente cusqueña a la que entrevistamos tampoco le tenía tanto apego. Con ella se siente identificada el sector más progresista, liberal en tema sociales, de género, profesionales más de clase media, por lo general.

También se fragmentó la derecha, pues sumando a De Soto y Keiko, son más del 22%...

Más López Aliaga.

¿Juntos le hubieran ganado a Castillo?

Podrían haber llegado para una segunda vuelta. Castillo comenzó a crecer con mucha fuerza la última semana. Creo que igual hubiera pasado, el tema será lo que pasará en junio, pues todos esos grupos obviamente se unirán para apoyar una candidatura que lo enfrente.

¿El debate fue el punto de quiebre para Castillo?

Puede haberlo hecho conocido en Lima y en algunas ciudades importantes, pero a diferencia de otros candidatos, él ha tenido una cercanía más presencial, con pequeños mítines en determinados espacios, con los profesores que se han ido pasando la voz. La gente lo ha percibido con cierta autenticidad, que no veía en los otros candidatos, cuando hablaba sobre cómo afecta la pandemia, sobre los problemas de salud, en general, se notaba que había vivido de cerca esos problemas. Faltaba un candidato que enganchara a la gente emocionalmente y creo que lo ha conseguido. Pero no olvidemos que igual hablamos de un porcentaje bajísimo con respecto a otras elecciones.

¿De Soto le “robó” votos a Keiko Fujimori?

Ella mantiene su núcleo duro, que se mantuvo estable a lo largo de la campaña. Los que van ahora con De Soto o con López Aliaga podrían haber votado por ella. Aunque con De Soto hay mucha gente joven que no necesariamente hubiera votado por ella.

Lescano tenía varias semanas en primer lugar, ¿qué generó su caída?

Lo que ha pasado con él es que la gente rural o de zonas urbanas fuera de Lima lo apoyaba porque no tenía otra opción, pero un porcentaje se va donde Castillo. Puede ser que le haya robado algo de votos a Mendoza, pero sobre todo a Lescano. Y en el debate tampoco le fue muy bien.

¿Qué posibilidades tiene el señor Castillo de ganar en segunda vuelta?

Si hacemos la diferencia izquierda-derecha, definitivamente va a tener problemas por parte de un buen sector de la prensa. Por otro lado, el candidato ha manifestado posturas radicales y conservadoras que no le garantizan votos al interior de una izquierda más progresista. Será importante saber contra quién se pueda enfrentar en segunda vuelta para evaluar sus posibilidades.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.