URGENTE - Alianza, la ‘U’ y Cienciano en contra de licitar los derechos de TV en Santiago de Chile

Encuestas presagian un Congreso fragmentado al que le costará lograr consensos

Especialistas señalan que es mucho más sencillo que hayan tensiones entre el Ejecutivo y el Legislativo por distintos desacuerdos al haber tantas bancadas.

Los próximos congresista serán elegidos en los comicios del 11 de abril. Foto: difusión
Los próximos congresista serán elegidos en los comicios del 11 de abril. Foto: difusión
Síguenos en Google News
José Astete

La última encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), realizada para la República, señala que en la intención de voto congresal los tres primeros puestos son ocupados por Acción Popular, Somos Perú y Fuerza Popular. Todos con una distancia pequeña entre sí, lo que provocaría que el próximo sea un Parlamento fragmentado en múltiples bancadas.

El estudio indica que entre el segundo lugar (Somos Perú) y el décimo lugar (Avanza País), solo existe cinco puntos porcentuales de diferencia, lo que haría que las posibilidades de las organizaciones para obtener curules en el Congreso sean reñidas.

Para el analista político Luis Benavente esto provocaría que se dificulte muchos más los consensos dentro del Parlamento, pues indica que lograr acuerdos con solo tres o cuatro bancadas es más sencillo.

“Está pasando un fenómeno muy parecido al de enero del año pasado. Hubo 10 partidos que tuvieron entre 5 y 10 % de voto válido. Entonces hay un nivel de fragmentación muy alto, algo así podría pasar el 11 de abril y eso afectaría mucho. Primero que dificultaría lograr consensos porque es más fácil negociar políticamente con dos, tres o cuatro bloques”, explicó.

Asimismo, señaló que el hecho de que hayas tantas bancadas, y que se puedan crear otras durante el periodo de gestión, podría provocar que se realicen maniobras en sentido opuesto y se pongan de acuerdo para desestabilizar al Ejecutivo. “Entonces quien sea elegido presidente tendría procesos de vacancia por incapacidad moral, como sucedió el año pasado”, agregó.

La politóloga Marisol Cuellar coincidió en el mismo punto, aludiendo que según las encuestas no va a haber una fuerza política muy grande en el Legislativo, ya que todas se encuentran muy cerca entre sí, tal y como en los comicios del 2020.

“Ahí (en el actual Congreso) podemos ver cuáles han sido los problemas para tomar en asuntos muy urgentes como la reforma agraria. Fue difícil sacarla adelante, se cambió varias veces de dictamen y eso es una señal de lo que puede suceder cuando hay muchas bancadas en un Congreso”, argumentó.

Congreso

Relación con el Ejecutivo

Para Benavente la bancada oficialista va a ser pequeña y no va a tener una primera mayoría. Pese a ello, indicó que hay muchos congresistas que podrían alinearse con el Gobierno por diversas motivaciones, pero también aclara que esto no es algo sólido y que puede cambiar de acuerdo a la situación.

“Va a depender del ánimo con el que se manejen las cosas. Hemos pasado una etapa con mucho enfrentamiento, desde los dos lados. El Congreso se ganó la imagen de enfrentarse con el Ejecutivo, pero este también se enfrentó con el Parlamento. Ahora mismo, en estos días, hay una tensión muy fuerte. El presidente ha tenido palabras fuertes con el Congreso y no ha acudido a una citación de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, eso pone las relaciones tensas”, aclaró.

En esa línea, sostuvo que es muy sencillo que la situación entre los dos poderes del Estado sea tensa, debido a la fragmentación de los bloques parlamentarios.

Cuellar expresó, del mismo modo, que probablemente el Ejecutivo no logre tener la mayoría congresal y para obtener acuerdos va a depender de que el grupo legislativo oficialista llegue a negociar y de las habilidades que tengan sus congresistas para dialogar con el resto de bancadas. Además, enfatizó que en esto es algo complicado por la poca identidad que existen entre los candidatos y el partido al que representan.

“¿Cuántos congresistas van a estar realmente afiliados a las organizaciones que representan? Probablemente algunos se hayan afiliado una semana antes de que venza el plazo para postular y tener la ficha de asignación llena o sean invitados. Van a haber bancadas débiles porque no están conformadas por personas que han hecho vida partidaria, que pertenecen a la organización y que se van a someter a las decisiones mayoritarias que se tomen en la bancada”, alegó.

Congreso

Relación con la ciudadanía

El actual Congreso es desaprobado por gran parte de la ciudadanía por la gestión del último año, pero sobre todo por el golpe de Estado que gestó la mayoría de parlamentarios al vacar al expresidente Martín Vizcarra en noviembre pasado, poniendo en su lugar al mandatario de facto a Manuel Merino. Pese a ello, las encuestas ponen a los partidos golpistas como primeros en la intención de voto congresal, lo que podría generar rechazo de la población a la siguiente gestión.

El politólogo Luis Benavente, señaló que la aceptación del nuevo Parlamento también va a depender de quien sea su nuevo presidente, pues aseguró que su figura es importante en los ciudadanos.

Quien sea presidente tiene una presencia pública muy fuerte. Entonces si es una figura aceptada por la población, eso se va a transmitir a toda la institución. También va a depender de la actuación general del Congreso, de los proyectos que gestione, de sus relaciones con el Ejecutivo (...) El Congreso tiene un reto muy grande que es recuperar el prestigio y confianza en la ciudadanía. Tiene que enfocarse en eso y no en leyes de aparente beneficio popular”, sentenció.

Pese a la gran desaprobación del Parlamento, para la experta en temas políticos Marisol Cuellar va a haber al menos una representación mínima en el Congreso.

“El Congreso tiene el problema de que la gente dice que no se siente representada (...) entonces va a ser muy complicada la relación en el Congreso entre los que van a ser elegidos. Al final las personas van a llegar al poder porque han capitalizado voto en algún sector del electorado. Hay alguna representación mínima, pero hay una representación, sino no saldrían elegidos”, señaló.

“Además, este nivel de desaprobación es alto frente a todas las instituciones, pero ha sido también frecuente desde años anteriores. A este se le añade más incentivos que hacen que el desempeño de los congresistas sea malo”, añadió Cuellar.

Congreso

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.

Lo más visto de Elecciones

Pedro Castillo ofreció tamales a los asistentes a desayuno electoral