Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe
ELECCIONES 2021 - Encuesta IEP: Castillo baja a 36,2% y Keiko reduce distancia a casi seis puntos

Candidatos ofrecen el oro y el moro para capturar votos

José Víctor Salcedo

El populismo es una estrategia política basada en ofrecer propuestas muy atractivas para el elector que casi nunca son realizables.
El populismo es una estrategia política basada en ofrecer propuestas muy atractivas para el elector que casi nunca son realizables.

Populismo. En su paso por las regiones del sur los postulantes a la presidencia prometen revisar los contratos con las empresas extractivas, disolver el TC, retirar congresistas ineficientes, aplicar la pena de muerte. ¿Son realizables esas ofertas?

El populismo es una estrategia política basada en ofrecer propuestas muy atractivas para el elector que casi nunca son realizables. Los candidatos a la presidencia recurren a esta fórmula para embaucar al elector aunque sean inviables e inconstitucionales.

El magíster en derecho, Henry Delgado Urrutia y el catedrático de la Unsaac, Alberto García Campana, analizaron algunos de estos planteamientos hoy en boca de los postulantes.

Las propuestas inviables

El candidato de Acción Popular, Yonhy Lescano, favorito en las encuestas, sostuvo que revisaría las concesiones mineras. Tras las críticas se moderó y dijo que los cambios se harán respetando las normas y sentando en una mesa de negociación a los empresarios. Asimismo, la postulante de Juntos por el Perú (JP), Verónika Mendoza, propuso revisar la concesión del gas natural al Consorcio Camisea. Esa propuesta fue hecha por el ex presidente Ollanta Humala, pero no lo hizo.

¿Es posible revisar los contratos? Delgado sostiene que los contratos tienen la calidad de ser contratos ley. Recordó que el Tribunal Constitucional (TC) definió que estos acuerdos crean garantías y otorgan seguridades al empresario. Además, dice Delgado, los contratos de estabilidad jurídica tienen calidad de contratos con fuerza de ley: no pueden ser modificados o dejados sin efecto unilateralmente por el Estado. “Solo podrán modificarse o dejarse sin efecto por acuerdo entre las partes”.

Contrato de trenes

Los postulantes de APP, César Acuña, y el del Partido Morado, Julio Guzmán, manifestaron que revisarían el contrato de concesión del ferrocarril hacia Machupicchu que ostenta Ferrocarril Trasandino (Fetransa), empresa de Rafael López Aliaga. Lescano también dijo que lo revisaría.

Fetransa tiene un contrato ley. Su servicio tiene numerosas quejas y cuestionamientos por su mal servicio y un supuesto incumplimiento del contrato. La empresa lo niega. “Su amparo (del contrato) tiene carácter constitucional y su modificación también deberá tener este mismo nivel”, apuntó Delgado. Solo con una mayoría en el Congreso podría modificarse el artículo.

TC y Pacto de San José

El candidato de Perú Libre, Pedro Castillo, prometió en Arequipa y Cusco desactivar el Tribunal Constitucional (TC) para que sus integrantes sean elegidos por los ciudadanos. “Esta propuesta no solo es populista, sino transgresora del principio de legalidad constitucional. Es inconcebible y una propuesta lesiva al orden democrático”, explica Delgado.

El TC es un organismo constitucionalmente autónomo y, por ende, el ejercicio de sus atribuciones no depende de ningún órgano constitucional.

Castillo también dijo que impulsaría que el Perú salga del Pacto de San José para aplicar la pena de muerte. Una medida así implicaría que el Perú esté al margen de mecanismos supranacionales que protegen derechos humanos. “Es una propuesta política que significaría no solo el alejamiento del respeto a la vida como un derecho supranacional e inherente a cada persona, sino que convertiría al Perú en un Estado barbárico”, señaló enfático Delgado.

De todo como en botica

Una tercera propuesta populista de Castillo es promover la destitución de los congresistas que no respondan a las expectativas y no estén en sintonía con su pueblo. “Yo personalmente voy a pedir su destitución del Congreso”, anotó. Su planteamiento colisiona con el principio constitucional de independencia de poderes.

El catedrático Alberto García sostiene que la desesperación de los postulantes los lleva a enterrar planes y programas de gobierno, sustituyéndolos por ofrecimientos irresponsables. El tiempo que queda de aquí a las elecciones debería servir que expongan sus propuestas.