Partidos afinan sus estrategias en último tramo de campaña

Semanas claves. Contra el tiempo, candidatos presidenciales definen prioridades sobre a dónde ir, a quiénes hablar, qué temas levantar y qué tono utilizar. Con un gran número de indecisos, mantienen la esperanza de afianzarse o de ganar vuelo para lograr pasar a la segunda vuelta.

El dato. Lescano y su equipo culminan gira por el sur del país y vendrán a Lima donde disputarán las preferencias electorales con López Aliaga. Foto: difusión
El dato. Lescano y su equipo culminan gira por el sur del país y vendrán a Lima donde disputarán las preferencias electorales con López Aliaga. Foto: difusión
David Pereda,Enrique  Patriau,

A menos de un mes de las elecciones presidenciales, las agrupaciones políticas en competencia reestructuran sus estrategias en el intento por recuperar el tiempo perdido y revertir tendencias negativas.

La esperanza se mantiene sobre todo ante el gran número de indecisos. Las semanas que vienen resultan clave para convocar a quienes no tienen candidato para respaldar el 11 de abril.

Viajes

Yonhy Lescano sigue en el sur. Desde el Cusco, busca asegurar votos de esta parte del país donde ha logrado cierta fuerza. Luego, el equipo de campaña proyecta concentrarse en Lima: visitar conos, reunirse con dirigentes vecinales, comedores populares, colectivos juveniles, etc. Ante el relativo posicionamiento de su rival Rafael López Aliaga en la capital, espera conquistar votos entre quienes aún no han decidido a quién apoyar.

López Aliaga, en cambio, sabe que le falta fuerza en el interior del país. Por eso, con sus colaboradores, se están enfocando especialmente en las regiones del centro y del sur. En estos días, ha estado en Tacna y Moquegua y antes en Puno, donde planteó aprovechar las reservas de litio en proyectos para desarrollar fábricas de autos eléctricos o baterías de litio.

Sin embargo, busca no desatender Lima, donde hasta ahora suele aparecer los fines de semana. Las zonas populares de la capital están en su mira.

Keiko Fujimori busca intensificar sus viajes, sobre todo a regiones del norte y del oriente del país. Además, se está preparando bastante para los dos debates que vienen: uno en América TV este domingo y el del Jurado Nacional de Elecciones el próximo lunes, y para atender las invitaciones de entrevista de los medios de comunicación.

Asimismo, su equipo pone énfasis en las redes sociales, especialmente en el TikTok que les ha dado buenos resultados.

Limitaciones. Keiko Fujimori se enfocará en el norte y oriente, pero tiene en contra ser la candidata con mayor rechazo. Foto: difusión

En Juntos por el Perú (JP), la gran preocupación es el estancamiento de Verónika Mendoza. Aunque sigue en la pelea por el segundo lugar, las apariciones de Lescano y ahora de Pedro Castillo (Perú Libre) le han quitado buena parte de la presencia que disfrutó en el 2016 en el sur. Una reciente crónica en La República del periodista Liubomir Fernández por la reciente visita de la candidata a Puno describe la situación: “En la campaña del 2016 era imposible acercarse a Mendoza. Hoy la realidad es distinta. En su arribo a la ciudad de Juliaca y provincias del norte del altiplano, sus seguidores podían ser contados con facilidad”.

En JP se reconocen errores en la estrategia, aunque también se argumenta que Mendoza es víctima de ataques, no solo desde la derecha sino, incluso, desde ciertos sectores de la izquierda. Como sea, se le ha renovado la confianza al equipo de campaña. Eso sí, se le ha consultado a una serie de personas sobre qué se podía hacer para revertir el momento crítico.

Las recientes apariciones de Mendoza muestran un cambio en el discurso, que incluso ha llegado a ser celebrado por sus simpatizantes. Hay un mayor énfasis en asuntos urgentes, entre ellos la salud. Hace pocos días se estrenó un anuncio sobre la urgencia de que el Internet llegue a todos en tanto derecho humano. Queda claro que la promesa de una nueva Constitución, la gran bandera que JP ha enarbolado desde un inicio, no ha supuesto una gran diferencia, sobre todo cuando otros competidores se han sumado a la iniciativa. En esta agrupación política de izquierda entienden que es el momento de ofrecer cosas mucho más concretas.

Mensaje. Verónika Mendoza empieza a mostrar propuestas más concretas en últimas semanas. Foto: difusión

Refuerzos

En Victoria Nacional, se decidió que había que hacer una reorientación de urgencia, dado que el candidato, George Forsyth, caía de manera sostenida. Así se explica el arribo del congresista Rennán Espinoza como nuevo jefe del comando de campaña, alguien de experiencia en estas lides. Parte de la nueva estrategia tiene que ver con la aparición seleccionada del candidato en medios. Esto ha llevado, incluso, a la cancelación de entrevistas ya pactadas.

Fuentes del entorno de Forsyth explicaron que la mira está puesta, sobre todo, en el norte, el centro y el oriente del país. ¿El sur? A estas alturas se entiende que es una zona que ya tiene sus preferencias políticas marcadas a favor de propuestas como la de Lescano. Además, se seguirá insistiendo en un discurso que enfrenta a lo “nuevo” versus “los mismos de siempre”, un clásico de las campañas políticas y que el candidato Forsyth repite cada vez que puede.

En Alianza para el Progreso (APP) acaba de entrar el excongresista Juan Sheput. Es parte de un proceso de reordenamiento. Fuentes de la agrupación comentaron que el politólogo y asesor español Ismael Crespo tuvo que alejarse. No están claros los motivos. En APP indican que su estrategia de “guardar” y “encapsular” al candidato presidencial, César Acuña, no ha funcionado.

“Estuvo mucho tiempo sin dar declaraciones. Fue un error pensar que era suficiente con el empuje de la lista al Congreso”, comentó uno de los miembros del círculo de asesores del líder de APP. Hoy Acuña aparece más en medios de comunicación ofreciendo entrevistas. Pero el tiempo le juega en contra y de acuerdo con los sondeos más confiables se encuentra bastante rezagado.

El jefe de campaña nacional sigue siendo Richard Acuña. Cuenta con el apoyo de Humberto Acuña, sobre todo en las actividades proselitistas fuera de Lima. Al ya mencionado Sheput, se suman en este círculo cercano los congresistas Luis Valdez, Carmen Omonte, César Combina y el integrante de la plancha Luis Iberico.

No solo APP ha debido hacer modificaciones de urgencia.

Nuevos aires

El Partido Morado es una dualidad. De un lado, parece que podrá superar la valla y mantener la inscripción. Sin embargo, Julio Guzmán, de acuerdo con las encuestas, cada vez ve más lejanas sus opciones de alcanzar una segunda vuelta para decidir al nuevo presidente.

En ese contexto complicado, el exparlamentario Richard Arce ha asumido tareas de vocero político y de apoyo en el esfuerzo de campaña.

Arce llegó a través de Fuerza Ciudadana, colectivo que tiene un acuerdo con el Partido Morado. Esto ha coincidido con un cambio en el discurso de Guzmán, que se puede apreciar en sus intervenciones públicas.

Sus cercanos señalan que se busca que aparezca “más enérgico” y que cuestione de manera directa a las opciones que, desde el Partido Morado, se consideran como peligrosas para la democracia peruana, entre ellas López Aliaga. Lo mismo en el caso de Lescano, a quien Guzmán ha calificado en más de una ocasión como “populista” debido a sus propuestas de corte económico.

La pregunta es si este giro le servirá a Guzmán para poder variar las tendencias. En su entorno hay cierta satisfacción porque, precisamente, tendrá la oportunidad de medirse contra Lescano y López Aliaga en el debate que organiza el Jurado Nacional de Elecciones. Ellos forman parte del grupo 3. “Es una buena oportunidad de insistir en lo que se ha venido diciendo”, señaló un dirigente del Partido Morado.

Para otros dirigentes consultados, recién en estos días la campaña de Guzmán “ha encontrado su identidad”, lo cual, también, es una manera de decir que durante enero, febrero y parte de marzo los responsables de la estrategia no pudieron desarrollar mensajes que ayuden a enganchar al candidato con los electores.

“Esa identidad se ha encontrado desde la semana pasada y hay que seguir en esa línea, la del centro democrático. Hay que disputar el centro. Y combatir el populismo, los extremos. El propio Guzmán se ha conectado con el momento político”, explicó un dirigente que conversó con este diario.

De este modo, se vienen afinando las estrategias en estas semanas claves en la campaña.

Idas y vueltas en los intentos de ganar respaldo con riesgo

Rafael López Aliaga descartó una alianza con “antauristas” o el “etnocacerismo”, pese a que se fotografió con uniformados con el nombre de Antauro Humala. “Renovación Popular nunca va a avalar a un asesino como Antauro Humala. Rechazamos cualquier insinuación de acercamiento con un criminal que asesinó a valerosos policías indefensos”, dijo. Adujo que su partido ha recibido apoyo de soldados reservistas del Ejército.

Negación. López Aliaga rechazó acercamiento con antauristas pese a estas imágenes Foto: John Reyes / La República

UPP, partido político cercano a Antauro, y el Frente Patriótico rechazaron apoyo a López Aliaga.

Por otra parte, Marco Arana llegó a Ayacucho para seguir con su campaña. Para hoy tiene programado visitar mercados, el Museo de la Memoria, el hospital de la avenida Independencia y el colegio Mariscal Cáceres.

Mirar hacia sectores sin candidato

Enfoque por Eduardo Dargent, politólogo de la PUCP

Es clave para los postulantes ver qué espacios están sin candidato viable para decidir cómo se mueven respecto a estos.

Lescano calza con votantes críticos del modelo, conservadores en lo moral y lo descentralista. Buscará aprovechar eso, pero tiene limitaciones.

López Aliaga tiene el reto de salir del A/B. En su intento, puede perder al sector que lo apoya. Ha tenido un salto, pero no hay ola. Allí tiene riesgo.

Verónika jugó a un discurso abstracto a su votante del 2016. Le salieron Lescano y Castillo. Debe tomar decisiones de cómo no perder el sur y en qué otros bolsones pescar. Tiene tensión de hacer para el sur algo que no gustaría a otros.

Keiko no tiene muchos recursos porque tiene alto rechazo.

Forsyth ganó aire nuevo por las encuestas. La clave es si puede estructurar un discurso que convoque. “Yo soy lo nuevo” es rollo de muchos.

De Soto puede ser el menos malo para la derecha, si López Aliaga cae.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.