Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe
VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

Pandemia y decepción política: las principales causas de la indecisión electoral

Según especialistas, el gran porcentaje que aún no sabe por quién votará a 46 días de los comicios, estaría influenciado por los críticos problemas a los que se enfrenta el país, donde no se avizoran respuestas.

La intención de voto que registran los candidatos en las últimas encuestas no distan mucho a nivel porcentual, por lo cual el panorama aún puede cambiar. Foto: composición Gerson Cardoso/La República
La intención de voto que registran los candidatos en las últimas encuestas no distan mucho a nivel porcentual, por lo cual el panorama aún puede cambiar. Foto: composición Gerson Cardoso/La República
Andrea Abanto

A solo 6 semanas de las Elecciones Generales 2021, hay un gran porcentaje de personas que aún no saben por quién votará en estas elecciones, llegando a sobrepasar el 30% si se suman los votos blancos y viciados. Según los especialistas, esto se debe a que la pandemia ocupa la mayor preocupación de las personas y ningún candidato ha sabido dar respuesta concreta a sus necesidades.

Aún más, este último gobierno que inició con la asunción del expresidente Pedro Pablo Kuczynski no ha hecho más que sumergir a la población en una inestabilidad política constante: desde la renuncia del mismo PPK hasta el cierre del Congreso como también la vacancia, el enfrentamiento entre Legislativo y Ejecutivo durante cinco años y la presencia de cuestionados líderes que parecen actuar bajo intereses particulares, ha generado decepción en el electorado.

Debilidad en el sistema de partidos

La politóloga Eliana Carlín considera que actualmente tenemos un sistema de partidos débil, lo cual complica la identificación por parte de la ciudadanía con cualquier propuesta. A eso, se le suma la crisis sanitaria y económica generada por la pandemia del coronavirus.

Tenemos un tema de fondo de un sistema de partidos débil y la decepción política que siempre están ahí, pero adicionalmente tenemos esta crisis sanitaria. Estamos en un momento donde todos nuestros recursos emocionales como ciudadanos están orientados básicamente a la supervivencia en el nivel económico y el de tipo no me quiero contagiar”, comentó a La República.

En ese contexto, se viene desarrollando una campaña electoral diferente a la de los años anteriores, ya que algo en contra de los candidatos es la casi nula cercanía física que pueden tener con el público para evitar los contagios.

“Lo que existe ahora es un ejercicio de innovación en campaña y creatividad, por ahí tenemos una que hace videollamada, otros que hacen una suerte de asamblea que ponen las sillas sumamente separadas, lo que vendría a reemplazar los mitines”, añadió Carlín.

Respecto a ello, la especialista opinó que los candidatos están tratando de diferenciarse en esta complejidad de no poder hacer campaña presencial, basándose en qué quieren representar, más allá de sus propuestas.

Los partidos políticos cascarón, como el del candidato Forsyth, finalmente es un intento por capturar a la mayor cantidad de bolsón electoral posible, presentándose como una opción nueva, fresca y desideologizada. También tenemos partidos que en este momento apuestan por la polarización: propuestas como la mano dura, o determinadas propuestas de comunistas es una búsqueda de tratar de anclar a sus público más fidelizado”, refirió.

Carlín aseguró que la cifra de indecisos va a bajar conforme se vaya acercando la fecha de los comicios, no obstante, señaló que era “inusualmente alto” debido a los factores anteriormente descritos.

Inseguridad política a causa de crisis continuas

Los últimos cinco años no han sido los mejores para el Perú en términos de clase política, ya que ha desnudado aún más la mellada imagen que tenían los partidos y sus representantes, lo cual ha causado que la confianza de los peruanos llegue a un punto crítico.

“La gente no cree en los políticos, los ve que se pelean por cualquier cosa. A lo largo de los años la clase política ha jugado a su propio partido, no ha jugado por este país y hemos sobrevivido a una élite totalmente pusilánime y hoy en día es lo mismo, pero con la COVID-19, que es un enemigo invisible”, declaró el analista político José Tello a La República.

Esta sería una explicación por la cual las personas aún no han definido su voto, además de “los efectos de una pandemia que ha paralizado el país” que, para Tello, genera miedo debido a que “no existe una respuesta por parte del Estado de hacer frente a esta crisis sanitaria”. Los postulantes al más alto cargo del Ejecutivo, tampoco han dado luces de responsabilidad frente al tema.

“Los candidatos recién están hablando de la pandemia, el año pasado han estado callados mirando cómo Vizcarra se caía, ¿pero han tenido un rol protagónico con el tema de la pandemia? no lo han hecho”, acotó.

El experto en temas electorales catalogó de “presidenciales enanos” a los candidatos, refiriéndose a la intención de voto que cada cual ha obtenido hasta el momento, ya que ninguno supera el 20%.

Tenemos presidenciales enanos por falta de propuestas oportunas para enfrentar a la pandemia y sus consecuencias en un nuevo gobierno, por falta de liderazgo claro que no vayan en función de los intereses propios de su agrupación o su candidatura sino vayan en beneficio de la población”, dijo.

Ningún candidato convence

Por otro lado, Tello resaltó que ningún candidato llega a convencer del todo a la población, y aunque George Forsyth de Victoria Nacional lidera las encuestas, esto no significa que tenga un apoyo seguro.

Si Forsyth convenciera estaría por encima del 20% o 25% (...), mucha gente lo ha visto como un líder en determinadas cosas, pero yo creo que le pasa mucho la factura la inexperiencia que está demostrando, no tiene el perfil para ser un presidente de la República, ni política ni técnicamente y la gente así lo siente, por eso es que va puntero, pero no pasa ni siquiera el 12%”, manifestó.

Consideró además que Yonhy Lescano de Acción Popular era una sorpresa incluso para el mismo partido y que podría pasar a Forsyth a la hora de las elecciones.

“Lescano podría superar a Forsyth porque va con un lenguaje sencillo, es una cara política conocida, tiene trayectoria”, afirmó José Tello, y enseguida, agregó: “Verónika Mendoza es una figura fuerte en el sur, en determinadas zonas la izquierda termina de cerrar filas con ella pero no está de todo unificado”.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.