EN VIVO - Ministros brindan conferencia para informar las acciones tomadas frente a la pandemia

Martín Vizcarra: “Yo nunca he estado en desacuerdo ni he satanizado al Congreso”

Enrique  Patriau

epatriau

02 Ene 2021 | 2:14 h
Apuesta. Vizcarra -salvo que lo saquen de carrera- apunta a ser uno de los congresistas más votados. Seguro jalará a varios candidatos de Somos Perú. No garantiza la idoneidad de cada uno. Foto: Aldair Mejía/La República
Apuesta. Vizcarra -salvo que lo saquen de carrera- apunta a ser uno de los congresistas más votados. Seguro jalará a varios candidatos de Somos Perú. No garantiza la idoneidad de cada uno. Foto: Aldair Mejía/La República

Entrevista al expresidente constitucional y candidato al Congreso por Somos Perú.

El expresidente Martín Vizcarra tentará ganar un escaño en las elecciones de abril en la lista de Somos Perú. Cuenta con una todavía sólida popularidad según las encuestas, pero tiene flancos abiertos, sobre todo por los pobres resultados del Perú en la lucha contra la pandemia.

Usted construyó durante su presidencia un efectivo relato en el que antagonizaba a su gobierno con el Congreso, al que le dijo de todo. Ahora, apenas es vacado, anuncia que desea conseguir un escaño. ¿Cómo justifica querer integrar un colectivo al que cuestionó durante tanto tiempo?

Quiero explicar un tema de fondo. Yo nunca he estado en desacuerdo ni he satanizado al Congreso como institución. El problema son los congresistas.

Y usted quiere ser un congresista.

Por eso, el problema no es la institución, para efectos de una democracia que requiere contrapesos, poderes del Estado con independencia, pero que sumen sus esfuerzos para el objetivo del desarrollo del Perú. Hemos tenido dos Congresos con los cuales yo he interactuado, el actual y el disuelto, donde no primaron los intereses del Perú sino los intereses particulares de las bancadas. Contra eso yo me he opuesto. Ese tipo de congresistas han creado el descrédito de la institución ante la población. Si acepto este reto es precisamente para cambiar la forma de accionar de los legisladores para que la institución recupere credibilidad y legitimidad.

¿Quiere cambiar el accionar de los congresistas?

Por supuesto que sí.

El expresidente señaló que quiere llegar al Congreso para que la institución "recupere credibilidad y legitimidad". Foto: La República

¿De todos los 129 restantes?

Por lo menos ya tenemos una idea clara. Estoy recorriendo el Perú para conversar con los candidatos de Somos Perú y que, seguramente, en un buen número serán electos congresistas.

Gracias a su arrastre, posiblemente. Sin usted, SP la tendría mucho más complicada. Con su aporte la situación es diferente y podría permitir el ingreso de varios candidatos. ¿Garantiza su idoneidad?

Garantizo que como bancada vamos a tener una agenda muy clara en función del desarrollo del Perú, de la necesidad del ciudadano. Yo no puedo asegurar la idoneidad individual de cada uno de ellos. Sí puedo asegurar la idoneidad del grupo de SP que estará en el Congreso. Estamos definiendo lineamientos, objetivos. He estado en San Martín, en Cajamarca y he conversado con los candidatos y les he dicho que el reto no es ganar las elecciones, si no hacer una gestión eficiente.

Lazy loaded component

Usted repite de manera constante que no postula al Congreso para refugiarse en la inmunidad parlamentaria. También es cierto que nadie admitiría que quiere llegar al Congreso para blindarse. Sin embargo, si usted llega obtendrá privilegios que le permitirán enfrentar las investigaciones en su contra desde una mejor posición. ¿No es verdad?

Mire. Este es uno de los principales objetivos del grupo de SP, porque usted lo ha dicho bien: los congresistas tienen privilegios, y no solo el de la inmunidad. Tienen otros. Todo ciudadano tiene que romperse el lomo trabajando, algunos con suerte tienen un mes de vacaciones. ¿Cuánto trabaja un congresista? Dos legislaturas de 120 días cada una. Es decir, trabaja 8 meses al año y descansa cuatro.

Martín Vizcarra indicó que propondrá que los congresistas trabajen 11 meses "como todo ciudadano". Foto: Congreso

¿Va a proponer que trabajan once meses al año?

Como todo ciudadano.

Aunque yo me refería a que si usted es electo podrá tener a la mano diversas opciones para ejercer, por ejemplo, influencia política en un contexto en el que está siendo investigado.

No he ejercido la capacidad de influencia siendo presidente de la República, mucho menos haré ejercicio de una influencia siendo congresista. Una autoridad elegida democráticamente tiene la responsabilidad de mantener la humildad durante el ejercicio del cargo. Yo no me he sentido más que nadie durante los dos años y ocho meses que fui presidente. Eso también queremos hacerlo en el Congreso. No sé por qué circunstancia, una vez que son electos, los congresistas se creen ciudadanos con privilegios, de otra categoría, y los insensibiliza.

¿No es verdad que si es electo tendrá mejores herramientas a la mano para enfrentar las investigaciones?

Ahora soy un ciudadano y estoy afrontando las investigaciones. En menos de un mes he tenido cinco citaciones y fui a las cinco. Siendo congresista seguiré yendo a todas las que la Fiscalía solicite.

Mejor protegido.

¿Por qué? Si vamos a eliminar la inmunidad parlamentaria. Los actuales congresistas han dicho que la han eliminado, pero si lee el texto no es así.

Vizcarra aseguró que, de llegar al Congreso, no se escudará en la inmunidad parlamentaria y que buscará su eliminación. Foto: La República

Para cualquier cambio se necesita un respaldo en votos. ¿Cómo sabe si su propuesta tendrá acogida en los futuros congresistas?

Para empezar, es una propuesta de toda la bancada de SP, ya no es individual. La bancada que sea electa…

Una sola bancada tampoco alcanza.

No, no, no. También hay líderes de otros partidos que han manifestado lo mismo. Va a ser nuestra primera propuesta, y haremos el esfuerzo de coordinación y concertación con otras fuerzas para que sea así.

Daniel Salaverry, candidato presidencial de SP, exigió su renuncia a la vicepresidencia en el 2017. En el contexto del caso Chinchero y de su renuncia al MTC, dijo: “Una persona que no puede manejar un ministerio, una persona que está involucrada en este tipo de irregularidades en megaobras, no puede estar a cargo de un país. Cuando el señor Kuczynski sale del país ¿a quién deja a cargo del despacho presidencial? Yo creo que no basta con la renuncia al Ministerio de Transportes, creo que debería exigirle su renuncia a la vicepresidencia”. Es ahora su compañero de partido.

Sí. Él ha explicado que, en esa oportunidad, su manifestación fue en representación de la bancada de Fuerza Popular, porque era el vocero. Podía estar en desacuerdo con esa posición, pero tenía que manifestar la posición de su grupo.

¿Y no cree que una declaración así lo pone en evidencia como alguien que no es capaz de asumir posiciones propias si no, más bien, que acepta imposiciones?

Mire, estoy seguro de que en algún momento lo va a entrevistar a Daniel Salaverry y le puede explicar. Lo que le puedo manifestar es que siendo yo ministro y él congresista hemos tenido una muy buena coordinación.

Martín Vizcarra deslizó que no existe ningún inconveniente con Daniel Salaverry por lo dicho sobre él cuando era ministro de Transportes. Foto: Twitter

Pero le pidió que se vaya.

¡Me sorprendió, al igual que todos! Yo incluso después de eso me comuniqué y me dijo: “vicepresidente, es la posición de la bancada que yo he tenido que decirla como vocero”. Luego, yo como jefe de Estado y él del Congreso hemos tenido una muy buena relación, cada cual manteniendo la independencia. Eso me genera confianza en que podemos establecer una muy buena relación en el futuro si es que, como esperamos, él es electo presidente de la República.

¿No cree que le volverá a pedir la renuncia?

No, en absoluto. Esa fue la coyuntura política de la posición de FP que usted y todos conocemos, una posición obstruccionista que él, como vocero, tuvo que expresar.

Vayamos a la pandemia. Usted es muy criticado por los resultados que demuestra el Perú. Tenemos el mayor ratio de muertes por millón de habitantes, de acuerdo a un artículo reciente del Financial Times. Michael Reid, el editor de The Economist, ha pedido, incluso, que usted sea investigado por el mal manejo de la pandemia. ¿Cómo evalúa la conducción que hizo usted en la lucha contra el coronavirus? ¿Se aprueba o se desaprueba?

Apruebo no tanto la actuación individual ni del gobierno si no de la población. Esta crisis sanitaria que es la peor que hemos vivido en el Perú y a nivel de toda la humanidad hemos debido enfrentarla con tremendas falencias, con un sistema de salud precario. Ahora mismo, nuestro país tiene indicadores de afectación de la pandemia similares a muchos otros países en el mundo.

En cuanto a la COVID-19, Martín Vizcarra dijo que aprueba la actuación de la población. Foto: Jorge Cerdán/La República

¿Qué siente cuando ve al Perú en los puestos de arriba por exceso de muertos por millón de habitantes?

No, es que una pandemia se evalúa cuando concluye. No se puede evaluar un partido de fútbol a mitad del primer tiempo. Tiene que ver todo y cuando concluya ahí va a ver los ratios. Nuestros ratios como país han sido, al inicio, bastante elevados porque no teníamos un sistema de salud que pudiera enfrentar (la emergencia). Inmediatamente comenzamos a trabajar en la contención del contagio y en la respuesta hospitalaria. Eso nos tomó cuatro a cinco meses y se estabilizó el incremento tanto del contagio como de las muertes.

Sé que hay problemas estructurales que usted heredó. Eso es cierto. También hay cosas por reconocerle, como el incremento de las camas UCI, aunque no se llegó a las dos mil prometidas…

Llegamos muy cerca de las dos mil. Quedamos en que llegaríamos a fin de año y el 9 de noviembre ya todos saben lo que ocurrió. Empezamos con un enorme déficit de posibilidades de atención, pero multiplicamos por 10 las camas hospitalarias. Hubo un esfuerzo muy grande que hay que continuar. Y eso es algo que preocupa, porque los dos últimos meses podemos apreciar que hay un relajamiento en las medidas de prevención que son las más importantes en cualquier pandemia.

¿Critica al presidente Francisco Sagasti por eso?

En general al gobierno. El gobierno tiene que generar las medidas de prevención para que la población no se relaje.

¿Asume alguna responsabilidad política por la gran cantidad de decesos?

Asumo la responsabilidad que corresponde de tener un sistema administrativo-burocrático en el que nos toma seis meses aumentar las camas hospitalarias y UCI cuando deberíamos hacerlo en tres meses. Hay un sistema en el cual tenemos que desempeñarnos…

¿Asume la responsabilidad política?

Por eso, en el tema de demorar más tiempo del que era el estrictamente necesario, obviamente la asumo. Pero nunca dejamos de poner todo nuestro esfuerzo.

¿Asume alguna responsabilidad política por la demora en la adquisición de las vacunas? Usted ha dicho que el Congreso se demoró en el registro sanitario y que lo vacaron cuando estaban a punto de cerrar el contrato con los laboratorios. No niego que el Parlamento haya actuado de manera irresponsable, aunque cuesta creer que el jefe de Estado, la máxima autoridad, no tenga ninguna responsabilidad en este asunto. ¿Qué le puede decir a la gente que suene algo más autorreflexivo?

Es que no hablo solo de este proyecto de ley, que iba atender uno de los requisitos, el registro sanitario. No se puede suministrar la vacuna sin él. Este proyecto era para un registro temporal de un año, exclusivo, y eso demoró más de 80 días. Pero es solo uno de los factores. Uno tiene que adquirir la vacuna cuando existe, antes no se puede.

Chile adquirió la vacuna.

¿Cuándo la adquirió? El 27 de noviembre. Recientemente. Ahí recién la vacuna de Pfizer había sido aprobada.

Hubo todo un periodo previo de negociaciones.

El periodo de negociaciones que siguió Chile, Colombia y Perú. Todos seguimos el mismo periodo.

Perú no firmó.

Tampoco firmó Chile, tampoco firmó Colombia, nadie firmó nada. La vacuna la compras cuando ya hay. Chile firmó la compra el 27 de noviembre. Perú tenía compromisos de adquisición, pero tú no la puedes comprar (la vacuna) hasta que no exista. Hasta noviembre no existía el precio.

¿Asume responsabilidad en el tema de las vacunas?

Hemos trabajado exactamente como corresponde en la etapa que corresponde. El mes clave para la adquisición de las vacunas ha sido noviembre, en Chile, Australia, Canadá, Japón, Estados Unidos. Y mientras todos los gobiernos estaban cerrando contratos en la última semana de noviembre, en ese mes, aquí, tuvimos tres presidentes. Mientras acá cambiábamos presidentes, en otros países se estaban cerrando los contratos de las vacunas. Hemos tenido las mismas negociaciones preliminares con los laboratorios que los demás interesados en el mundo, pero el cierre fue en la cuarta semana de noviembre y yo, obviamente, ya no era presidente.

¿Asume o no responsabilidad?

No, no, en absoluto, en absoluto, porque es responsabilidad de la inestabilidad política que se generó por la vacancia inconstitucional que se dio el 9 de noviembre. Tengo la absoluta seguridad de que si hubiésemos continuado con todos los trámites, estaríamos también con los contratos cerrados. Estoy seguro de que lo que el gobierno está haciendo es recuperar el desfase para que se pueda contar la vacuna en el primer trimestre de 2021. Lo que sí cerramos fue lo que podía concretarse, el COVAX Facility.

Martín Vizcarra dijo no asumir responsabilidad por demora en adquisición de vacunas contra COVID-19. Foto: EFE

¿Le afectó lo que ocurrió el 9 de noviembre?

Sí, claro, por supuesto, ¿cómo no va a afectar? Si afectó a la gran mayoría de ciudadanos del Perú que salieron a reclamar en calles, plazas, en sus ventanas, en sus balcones, ¿cómo no me iba a afectar a mí? Por supuesto que me afectó.

De ser congresista, ¿promovería una acusación constitucional contra Merino de Lama?

Sí, corresponde. Esta aventura autoritaria le ha costado mucho al país. No puede ser que en un año tan duro y complejo para los ciudadanos, nos prestemos a esta aventura que paralizó al país, no solo una semana si no el mes completo. Se paralizó el país por intereses particulares, de los grupos políticos con intereses económicos representados en el actual Congreso. Tomaron la decisión y tienen que asumir las consecuencias.

¿Ha vuelto a tener contacto o a conversar con el exministro José Hernández? ¿Sigue siendo su amigo?

No. En este año conversé hace ya varios meses. Es un antiguo conocido, nunca ha sido mi amigo. Lo conozco de hace mucho tiempo en función del ejercicio profesional. No está entre mis amigos, es un antiguo conocido.

La fiscal de la Nación lo está investigando desde noviembre por el caso Richard Swing. ¿Lo ha citado a su despacho para declarar?

No, aún no.

El fiscal Reynaldo Abia también dirige un caso contra Mirian Morales por las presuntas contrataciones irregulares de sus familiares, ¿ lo han citado a usted también?

No. En ambos casos me he apersonado con mi abogado y les he dicho: “cuando quieran, donde quieran”. Lo propio hice con el fiscal Juárez Atoche, que me citó cinco veces. Di mi manifestación por más de 15 horas.

Vizcarra aseguró que de llegar al Congreso interpondría una acusación constitucional contra Merino. Foto: La República

¿Confía en la actuación del fiscal Juárez Atoche?

Yo confío en la Fiscalía como institución.

¿Y en el fiscal?

Tengo dudas respecto del manejo de la información reservada. Siempre me he enterado de los procedimientos y la actuación de esta investigación por la prensa, desde el inicio. Incluso, ese fue el argumento del segundo pedido de vacancia. Me enteré por un reportaje periodístico del diario El Comercio del 11 de octubre, cuando recién el 16 se abría la carpeta fiscal. Nadie la tenía, solo estaba en manos del fiscal a cargo, e igual se filtró la información. Eso lo tomaron los grupos del Congreso y eso generó la vacancia. Una investigación que debe mantenerse en reserva ha sido el insumo político para la vacancia.

¿Dice que el fiscal estaba interesado en su vacancia?

No. Lo que digo es que, de manera objetiva, la investigación fue filtrada a un medio antes de que se arme la carpeta fiscal. ¿Qué uso le dan los medios periodísticos o las fuerzas políticas? Ese es otro tema.

Bueno, los medios informan.

No solamente informan. Más de un medio, además de informar, sentencia. No solo informan, si no que, aparentemente, tienen un rol fiscal y judicial.

¿Aceptaría una presión preventiva?

Mire, yo acepto la decisión que tome las instancias de la administración de justicia pero, obviamente, no hay ningún sustento para que esto ocurra, ningún sustento. Estoy acá. Le he dado todas las cuentas a la Fiscalía, mi declaración de bienes, he entregado mi pasaporte. Soy el primer interesado en que se concluya la investigación para determinar mi absoluta inocencia.

¿Cuántas cuentas bancarias tiene?

Dos, en Interbank y en el Banco de Crédito.

¿Por qué montos?

No voy a decir los montos. Pero son fruto, principalmente, de mis 20 años de actividad privada, desde 1990 hasta el 2010, en que trabajé como ingeniero en construcción.

¿Y cuántas propiedades tiene?

Básicamente mi patrimonio más importante está en Moquegua, todo adquirido antes del año 2010. Son cuatro propiedades.

¿Casas?

Un edificio de departamentos, una casa, un terreno y un local heredado por mis padres. Y en Lima tengo un departamento en San Isidro, que compré cuando ya vine a radicar acá. Es un crédito hipotecario.

Finalmente, aparte de lo de la inmunidad y de elevar los meses de trabajo de los congresistas, ¿qué más quisiera hacer de llegar al Parlamento?

Hace un tiempo leí a un analista, opinólogo, que se preguntaba cómo no todo funciona en el Perú como el Banco Central de Reserva.

¿Alberto Vergara?

Vergara. Yo creo que así como podemos ver una institución que sí funciona bien, en el otro extremo está el Congreso. Y las dos son importantes. No puede ser que el Legislativo esté tan desprestigiado por el trabajo de sus integrantes. Para empezar, hay que quitar los privilegios a los congresistas, porque desde que se los damos hay un endiosamiento de estos que se creen seres de otro nivel. Yo he ido al Congreso y te miran hacia abajo, despóticamente. Ya le dije: el congresista no puede tener inmunidad y tiene que trabajar como cualquier ciudadano. Pero, además, vaya o no vaya a trabajar, gana lo mismo. Si no va a trabajar, se le debe descontar el día. Si no está presente en la discusión o votación, que se le descuente el día. ¿Por qué el legislador tiene otro estatus especial? Y también es fundamental trabajar una nueva Constitución.

¿Completamente nueva, a través de una Asamblea Constituyente?

Una nueva Constitución, con una Asamblea Constituyente. Nosotros vamos a plantear un nuevo artículo en la actual Constitución donde se establezca el mecanismo para una nueva carta. Los miembros de esta Asamblea Constituyente serían elegidos en los comicios de las autoridades regionales y municipales del año 2022, en octubre. Y en un periodo de un año se podría elaborar la nueva Constitución, validada en un referéndum por no menos del 70% de la población. Hablo de una Constitución que recoja las necesidades y desafíos del bicentenario, que busque la unión y mantenga los lineamientos para un desarrollo inclusivo. La Constitución que nos rige nació impuesta bajo un régimen autoritario. La Constitución del bicentenario debe ser absolutamente democrática, que salga del consenso.

Lazy loaded component

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.