Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe
BONO 350 YANAPAY - Consulta si eres beneficiario del subsidio

Daniel Urresti: partido Podemos Perú y casos judiciales afectan su candidatura

Tendencia. Especialistas coinciden en que la situación legal del congresista de Podemos y los dirigentes de ese partido, además de las decisiones de esa bancada, podrían influir negativamente en sus aspiraciones presidenciales.

La esencia de la candidatura de Urresti es el populismo, según Juan De la Puente. Foto: La República.
La esencia de la candidatura de Urresti es el populismo, según Juan De la Puente. Foto: La República.
Alonso Collantes

Daniel Urresti Elera alista su campaña electoral con Podemos Perú en medio de cuestionamientos judiciales y fiscales. Acorde con el último sondeo elaborado por el Instituto de Estudios Peruanos (IEP), el congresista, con 6,3% de intención de voto a nivel nacional, se disputa el tercer puesto con Keiko Fujimori (7,7%).

En comparación con la encuesta previa de octubre, Urresti tenía un punto más en la aprobación ciudadana de cara a los comicios de abril del 2021. ¿Qué explica esta tendencia a la baja? “Se verá perjudicado por el desempeño de su partido (Podemos Perú) a raíz de toda esta serie de aprobación de normas con claro carácter inconstitucional y que al final van a terminar por influir en los electores”, manifestó Marisol Cuéllar, politóloga de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Para Juan de la Puente, politólogo y profesor de derecho constitucional, la aceptación del legislador experimenta desde hace meses un descenso. “Él ya es un candidato con dificultades no solo para mantenerse, sino para crecer. No diría que es alguien que se mantiene, sino que va lentamente a la baja”.

Podemos, un lastre

Ambos especialistas resaltaron, además, las indagaciones que se realizan contra el partido, así como su presunta inscripción irregular ante la ONPE en el año 2017, en el marco del caso Los Cuellos Blancos del Puerto. Otro factor que determinaría una baja en las encuestas sería el juicio oral en curso contra el candidato por el asesinato del periodista Hugo Bustíos en 1983.

“Podemos es un partido muy cuestionado y es objeto de una controversia judicial por la forma en la que aparentemente se ha inscrito de forma fraudulenta. Es una candidatura populista, no le veo otras potencialidades”, puntualizó De la Puente.

Cuéllar agregó que el partido tiene muchas cosas en contra: su inscripción, su gestión parlamentaria, así como el juicio contra él.

“Todo ello afecta la imagen –explicó–. A Urresti no se le ha relacionado mucho con el partido, pero en estos meses se incidirá en ello porque es necesario para la cédula de votación la foto del candidato y el símbolo del partido”.

Limitación y popularidad

La esencia de la candidatura de Urresti es el populismo, según De la Puente, pues tiene una clara postura confrontacional en temas de coyuntura. “Esta candidatura hace lo que cualquier lógica populista plantea: enfrentar a la élite con el pueblo, al poder con los ciudadanos sin formular reformas profundas y de fondo. Ese es el sentido de la candidatura populista de Urresti. Es su principal atributo y también su principal limitación porque no se plantea un horizonte más allá de determinadas medidas”, indicó.

Con el mismo tenor, Cuéllar apuntó que es muy probable que Urresti no quede fuera de la carrera electoral con esos pasivos, pero le pasará factura; el presidente del partido, José Luna Gálvez, tampoco suma. “Urresti es como la figura de una persona popular pero con todos estos factores en contra que influirán muchísimo en la percepción de la población”, dijo.

La aprobación de Urresti, según el sondeo del IEP realizado entre el 1 y 8 de diciembre, evidencia que el congresista tiene más aceptación en Lima y el centro del país. Pero es preciso apuntar que más grande aún es la indecisión o la no elección de candidatos de los ya existentes por parte de la ciudadanía.

Sobre este punto, De la Puente destacó que lo que más llama la atención no es el porcentaje de los candidatos, sino por qué estos no crecen. “Esto tiene que ver con la enorme desconfianza de la gente”, precisó.

Un proceso que empieza

El lunes 21, por el juicio que se dirige contra Daniel Urresti por asesinato en calidad de autor mediato contra el periodista Hugo Bustíos en 1983, incorporaron a 16 testigos ofrecidos por el Ministerio Público.

En la tercera sesión del proceso, a la que también asistió Urresti en compañía de su abogada, los jueces María Apaza Panuera, Juan Santillán Tuesta y Francisco Celis anunciaron la próxima fecha de audiencia, programada para el 7 de enero.

En la primera audiencia, una de las acciones que emprendió el Ministerio Público fue la de reiterar el pedido de 25 años de prisión para el legislador, quien afronta un proceso penal por la presunta comisión de los delitos contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de asesinato contra Hugo Bustíos Saavedra y Eduardo Rojas Arce.

En esa sesión se enfatizó en que Daniel Urresti deba pagar S/ 500.000 como reparación civil a favor de los agraviados o sus herederos legales. Es evidente que todo lo que se diga en ese proceso afecta su candidatura.

“Urresti: el costo de las malas juntas”

Carlos Fernández Fontenoy, coordinador de la maestría de Ciencia Política de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya

Pese a las graves acusaciones vertidas en sus juicios aún vigentes, Daniel Urresti pintaba bien en las encuestas, debido a su indudable capacidad de comunicación y a su ofrecimiento de volver a Lima una ciudad más segura. Desgraciadamente para él, solo pudo conseguir como partido vientre de alquiler a Podemos, cuyo presidente, José Luna Gálvez, ya estaba en la mira de la justicia. No fue una buena elección, pero quizá su única alternativa. El reciente encarcelamiento del presidente de su partido, José Luna, por pertenecer presuntamente a la banda “Los Gángsters de la Política”, constituyó un fuerte golpe en su carrera presidencial.

Si a todo lo antedicho le sumamos la activa participación de su partido Podemos en el golpe de Estado contra Vizcarra, es posible explicarse no solo la baja en la última encuesta del IEP, del 7,3% al 6,3%, sino además la tendencia descendente que posiblemente seguirá de aquí a las elecciones. Juega en su contra también la pública ausencia de un equipo de peso que proporcione cierta confianza a un electorado cada vez más informado y suspicaz. En este contexto, será muy difícil para Urresti poder superar a los principales candidatos con los cuales disputará sus votos: George Forsyth y Keiko Fujimori.

Intención de voto del candidato de PP, Daniel Urresti.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.