George Forsyth: los cambios que debe hacer para no bajar en sondeos

Diego Quispe

DiegoQuispeSanc

19 Dic 2020 | 2:59 h
Victoria Nacional tiene en su plancha a la lingüista Patricia Arévalo y al economista Jorge Chávez, para la primera y segunda vicepresidencia respectivamente. Foto: composición de Gerson Cardoso/La República
Victoria Nacional tiene en su plancha a la lingüista Patricia Arévalo y al economista Jorge Chávez, para la primera y segunda vicepresidencia respectivamente. Foto: composición de Gerson Cardoso/La República

Elecciones 2021. Al interior de Victoria Nacional justifican su caída señalando que la crisis política golpeó a todos los postulantes. Analistas consideran que él no es claro en sus posturas ante temas controversiales.

Tres analistas políticos y un experto en comunicación política consultados por La República coinciden en que el descenso del candidato presidencial de Victoria Nacional, George Forsyth, en las encuestas de intención de voto se debe a lo siguiente: la ausencia de una postura contundente frente a la crisis política que vivió el país ante el golpe de Estado del Congreso en noviembre.

“Hasta hace poco era alcalde de La Victoria, pero cuando deja el cargo, la crisis política y las demandas de la población ya tienen otro perfil, y naturalmente se siente el golpe. En la campaña de Forsyth hay intención de despolitizar sin entrar en asuntos sustanciales, pero eso se precipitó con la convulsión de noviembre: los candidatos estaban obligados a hablar y ahí no tuvo consistencia”, explicó el director del Grupo Fides Perú, Jeffrey Radzinsky.

“Lo ha golpeado mucho no tener una posición clara en los eventos de noviembre y no pudo posicionarse en ese sector de jóvenes. No tuvo un mensaje claro. Entonces, cuando tienes un candidato así, lo más probable es que baje y ahí sí tenemos un problema con él, porque Forsyth es un candidato sin contenido”, consideró el analista político y profesor de la PUCP, José Alejandro Godoy.

“Es que en el último periodo él ha tenido más exposición sobre temas políticos de fondo, algo que venía evitando en los últimos meses. Antes, su exposición fue en programas que no eran políticos y no aceptaba entrevistas políticas. Sin embargo, la coyuntura reciente lo obligó a manifestarse respecto a temas políticos y pareciera que eso le está costando”, sostuvo el experto en comunicación política Ricardo Sifuentes.

Los analistas, por ende, consideran que estos puntos citados deben ajustarse. Caso contrario, habrá piedras en el camino a la presidencia.

Los resultados de la encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), realizada entre el 1 y 8 de diciembre a nivel nacional, evidencian que, a diferencia del sondeo de octubre donde tenía 23% de aceptación, el exalcalde de La Victoria descendió a 14.7%. Aunque mantiene un respaldo significativo en Lima, la zona norte, centro y oriente del país, para los expertos señala que Forsyth debe ser más claro en sus posturas.

Urge pulir discurso

Históricamente, en las contiendas electorales, el aspirante presidencial que comienza primero en las encuestas de intención de voto no siempre resulta electo o no pasa a la segunda vuelta. Para Godoy, es inminente que si el aspirante de Victoria Nacional no mejora su discurso y aprovecha más su popularidad, la segunda vuelta será lejana.

“Él es un candidato que aparece primero en las encuestas porque es recordado: fue alcalde de La Victoria y jugador de un equipo popular de fútbol. Y eso genera que pueda ser atractivo. Él podría optar por no dar entrevistas, pero puede ser confrontado por un reportero que lo deje mal parado”, advirtió.

Radzinsky comentó que el gran reto de Forsyth para conservar su primer lugar es generar confianza a partir de diferenciarse de la clase política tradicional. “Lo que él está tratando es tener un espectro amplio: tiene a gente económicamente ortodoxa y a progresistas”, dijo.

Godoy respondió que, por el momento, es prematuro saber si en los próximos meses el exarquero de Alianza Lima mantendrá el liderazgo en los sondeos. No obstante, acotó, si la caída en la intención de voto es sostenida hasta el primer trimestre, ameritará preocuparse. “Si para enero comienzas a desinflarte, para marzo llegas muerto”, alertó.

Confianza al interior

Los expertos abordados consideran, además, que si bien las campañas electorales en nuestro país son personalistas, falta que el equipo de Forsyth asuma un rol más público.

Victoria Nacional tiene en su plancha a la lingüista Patricia Arévalo y al economista Jorge Chávez, para la primera y segunda vicepresidencia respectivamente, y de cabeza de lista al Congreso, al exministro de Defensa Jorge Nieto, quien al cierre de esta nota no respondió nuestras preguntas.

También lo acompaña en su equipo el congresista y exintegrante de Somos Perú Rennán Espinoza, quien alegó, en diálogo con este diario, que el descenso de la intención de voto no solo fue para Forsyth. “Creo que la convulsión política que hay en nuestro país le ha pasado factura a todos los candidatos. Y por eso la mayoría sigue estando en un nivel bajo”, refutó.

Se le preguntó sobre cuál será la propuesta bandera de Victoria Nacional para esta contienda electoral, que los diferencie de las demás organizaciones políticas. “Van a ser anunciadas posterior a la presentación de nuestro plan de gobierno. Entonces, mal haría yo en adelantar. Nuestro candidato ha dicho que la corrupción hay que atacarla desde una reforma judicial con los juzgados ciudadanos”, recalcó.

La población espera que el candidato hable

Enfoque por: Eduardo Ballón, analista político

La población espera que George Forsyth hable, pero ha hablado poco y contradictoriamente. Por ejemplo, estuvo de acuerdo con la movilización agraria, pero su posición frente al tema del cambio de Constitución, que comienza a aparecer, no es a favor ni en contra.

En la medida que la gente empieza a esperar posicionamientos de los candidatos, él tiene problemas.

Mientras en el sector rural no ha subido su intención de voto, en el urbano ha bajado. Su tendencia es a la baja.

Y adicionalmente, si miramos por estratos socioeconómicos, su mejor performance es en los estratos A, B y C, pero en los D y E no.

Tiene, además, una plancha presidencial que no es visible y la marca de su partido político (Victoria Nacional) no es conocida.

Y esa es la ventaja que da él cuando no hay un peso fuerte de la marca o de la agrupación.

Entonces, ¿qué le falta? Le falta posicionamiento y hacer público quiénes son las figuras que lo acompañan, más allá de la plancha presidencial y de que Jorge Nieto sea su candidato al Congreso, debe asociar su cara con el nombre de su partido político.

Jorge Nieto es el más visible en su equipo, pero no basta. No hay ningún político de carrera.

En las encuestas sobre el Parlamento, Forsyth no tendría congresistas electos.

Porcentaje de intención de voto segmentado a nivel nacional.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.