Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe
BONO 350 YANAPAY - Consulta si eres beneficiario del subsidio

Elecciones internas en partidos desnudaron escasez de opciones para sus militantes

A pesar de la buena organización de la ONPE, los partidos políticos no pudieron convocar a la mayoría de sus afiliados. Expertos coinciden en que hubo falta de competitividad lo que permitió “negociar” candidaturas.

Los partidos políticos eligieron a sus candidatos a la presidencia, Congreso y Parlamento Andino. Foto: La República
Los partidos políticos eligieron a sus candidatos a la presidencia, Congreso y Parlamento Andino. Foto: La República
Harold  Quispe

El último domingo, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) terminó de marcar un hecho histórico: organizar por primera vez las elecciones internas y definir a los candidatos a la presidencia, Congreso y Parlamento Andino de cara a las elecciones generales del 2021.

Este suceso sin precedentes, contó con la participación de 24 organizaciones políticas, de las cuales 23 presentaron su fórmula presidencial, con excepción del Frepap que optó solo por impulsar la elección de sus postulantes al Congreso y al Parlamento Andino.

No obstante, fueron pocos los militantes que asistieron a votar el pasado 29 de noviembre con el sistema de ‘un militante un voto’.

De acuerdo al 100% de actas contabilizadas por la ONPE, de los ocho partidos que usaron esta modalidad ninguno superó el 25% de participación a cuatro meses de realizarse los comicios el próximo 11 de abril.

Para José Manuel Villalobos, director del Instituto Peruano de Derecho Electoral, esta poca participación de afiliados se dio porque “no hay una real competencia”, ya que, de veinticuatro organizaciones partidarias, ocho seleccionaron a sus candidatos de manera directa y solo tres de estas presentaron más de una lista: Acción Popular, el APRA y el Partido Morado.

“Si el candidato es el único de una sola lista, no tiene sentido asistir a la votación. Ya se sabe que esa lista es la que va a salir. Hay una gran falta de competencia dentro de los partidos”, dijo a esta redacción.

Solo el 5% de afiliados votó por candidatos

De un 1 106 386 hábiles para elegir la fórmula presidencial por medio del voto directo, solo 56.727 acudieron a las urnas, reflejando así que el 5% del total de afiliados cumplieron con el cronograma de elecciones internas el pasado noviembre.

Incluso tres organizaciones no llegaron al porcentaje promedio. El Partido Nacionalista Peruano, que postula al expresidente Ollanta Humala, fue el que menos votantes trajo pues de los 223.144 militantes hábiles para ejercer su derecho al voto solo asistieron 1.404 (0.63%)

Además, se encuentra el PPC, que presentó en lista única al excongresista Alberto Beingolea, con 2.408 (0.95%) asistentes de un total de 253.907 afiliados.

Por su parte, Somos Perú, partido que impulsa la candidatura de Daniel Salaverry y que tiene de invitado al exmandatario Martín Vizcarra, contó con 2.408 (1.91%) de militantes, de los 149.776 que registró.

Los otros partidos restantes son: el Frente Amplio con 532 (5.24%) de 10.144; el APRA con 14.145 (6.74%) de 209.805 afiliados; y Juntos por el Perú con 1.048 (8.45%), de los 12.408.

También figuran Acción Popular con 30.142 (13.68%) de 220.351 inscritos y el Partido Morado, que tuvo mayor participación, con 4.181 (24.81%) de un total de 16.851 militantes registrados en la ONPE.

PartidoElectores hábilesAsistentesPorcentaje de participaciónActas procesadas
Acción Popular220.35130.14213.68%100%
Partido Nacionalista223.1441.4040.63%100%
Frente Amplio10.1445325.24%100%
Juntos por el Perú12.4081.0488.45%100%
Partido Morado16.8514.18124.81%100%
APRA209.80514.1456.74%100%
Somos Perú149.7762.8671.91%100%
PPC253.9072.4080.95%100%
Total1 106 38656.7275.1%100%

Al ser consultado por La República, Fernando Tuesta, expresidente de la Comisión de Alto Nivel Para la Reforma Política, expuso que otro de los motivos de la poca afluencia de militantes a la hora del voto son los padrones electorales.

En efecto, para el también exjefe de la ONPE los partidos políticos mienten con la cantidad de militantes registrados en el padrón electoral, por lo que considera que, en muchos casos, esos números “están inflados”.

“Muchos militantes que un día se inscribieron ahora son inactivos. Nada los obliga porque la militancia no es obligatoria. No participan, no les interesa. Han perdido el interés”, acotó.

Elección por delegados permitió negociar candidaturas

Por otro lado, de las 17 organizaciones que optaron por la modalidad de delegados, 15 usaron este mecanismo para elegir a su próximo candidato presidencial, a sus representantes al Congreso y a los miembros para el Parlamento Andino.

Según el reporte de la ONPE, estos 15 partidos políticos, que emplearon la elección indirecta, registran 495.337 afiliados ante la entidad electoral.

Los militantes eligieron a 503 delegados hábiles para votar en las elecciones internas el 6 de diciembre, sin embargo, solo 400 asistieron y en algunas agrupaciones políticas se reportaron menos de la mitad de los mismos.

Por ejemplo, en Democracia Directa solo acudieron 12 de los 25 delegados hábiles; en el partido Contigo estuvieron presentes 28 de 64; mientras que en Perú Libre solo fueron a votar 27 de 41 delegados asignados en la organización.

Otro dato que llama la atención es que hubo hasta cinco partidos que no presentaron más de 20 delegados, siendo Perú Nación y Renacimiento Andino los que menos presencia tuvieron con solo 7. Sigue Perú Patria Segura con 13, Todos por el Perú con 14, y Solidaridad Nacional (que cambió de nombre a Renovación Popular) con 15.

“Esta elección por delegados ha sido un saludo a la bandera, por tanto, considero que no son elecciones democráticas ya que se hizo con el modelo anterior. Estas elecciones se dieron para negociar las candidaturas, sobre todo en el Congreso, donde también se eligieron listas únicas”, declaró el especialista en temas electorales José Tello a La República.

Trabajo de la ONPE es lo más rescatable

Por primera vez en la historia, los organismos electorales, por medio de la ONPE, organizaron las primeras elecciones internas simultáneas de 24 partidos políticos registrados en el Jurado Nacional de Elecciones y con sus militantes identificados por el Reniec.

“La ONPE ha superado con éxito este primer hito de las elecciones del bicentenario: las elecciones internas. Estamos a la altura del deber encomendado. Logro cumplido”, finalizó su discurso el actual jefe de la institución, Piero Corvetto.

Las elecciones del 29 de noviembre y el 6 de diciembre fueron coordinadas en 19 oficinas regionales y otros 6 temporales. También contó con 2.802 mesas de sufragio en 171 provincias en todo el país.

Lazy loaded component

Fernando Tuesta aseguró que “lo único bueno” fue justamente el trabajo realizado por la ONPE, encargándose de realizar este proceso de internas “como nunca antes se hizo”.

“Los partidos nunca realizaron elecciones de la naturaleza que ahora han practicado sus militantes. Hubo buen sistema logístico, administrativo, cero cuestionamientos y eso es lo que se quería, pero esto era algo que no querían los partidos. Ellos querían hacer elecciones internas a su manera artesanal, informal y manipulada”, opinó el politólogo en este diario.

A pesar del poco tiempo, la ONPE se encargó de realizar estas elecciones con una inversión aproximada de 16 millones de soles que, a comparación de otros años para las generales y municipales, es un presupuesto menor.

Este proceso electoral tuvo protocolos de bioseguridad y prevención pues se desarrolló en medio de una pandemia de COVID-19 que tiene 975.116 casos confirmados en nuestro país, según el último reporte del Ministerio de Salud.

En general la ONPE hizo un buen trabajo, aunque siempre puede mejorar. Hay que ser justos, es la primera vez que organizan un proceso de esta naturaleza y han sacado experiencias importantes para las elecciones que se vienen del 11 de abril”, señaló José Tello.

Elecciones de abril 2021 deberá cumplir protocolos en el contexto de la pandemia. Composición: Gerson Cardoso / La República

La ONPE tiene hasta este 9 de diciembre para brindar los resultados finales de las internas. Luego, hasta el próximo 22, los partidos deberán presentar a los jurados electorales especiales las solicitudes de inscripción de sus candidatos.

De igual manera, el 10 de febrero del 2021 es la fecha máxima para la publicación de las fórmulas y listas admitidas, y dos días después será el plazo para la resolución de tachas y exclusión de candidatos por irregularidades en sus declaraciones juradas, hojas de vida, dádivas o bienes.

Especialistas discrepan sobre reforma electoral del 2022

Cabe recordar que en junio de este año el Congreso de la República dispuso que las elecciones bajo el sistema de Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) no se realicen para las elecciones del 2021 debido a la crisis por el coronavirus.

Es así que las PASO fueron pospuestas hasta los comicios municipales y regionales del 2022 dejando de lado la propuesta de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política para que se realicen en las primarias de este año con precandidaturas individuales.

El entonces presidente de la comisión, Fernando Tuesta, explicó a este diario que justamente lo que se quería evitar eran las listas cerradas y “armadas por sus dueños o jefes” de cada partido, que sucedió en estas elecciones internas.

“No existe el incentivo al militante para que vaya a votar. En las presidenciales no tiene dónde escoger, para el Parlamento tampoco. Por eso en estas internas hubo baja participación y casi nula competitividad”, criticó.

En otra postura, Villalobos sostuvo que la reforma política solo estableció las PASO para los alcaldes y gobernadores el 2022, mas no para los regidores y consejeros regionales, quienes serán seleccionados por delegados “y sin la participación de la ONPE”.

“La reforma política no fue completa. En cuanto a las primarias, solo se ha previsto para las elecciones regionales y municipales elegir al próximo alcalde y gobernador, pero regidores y consejeros seguirán siendo elegidos por los propios partidos a través de delegados. Ese es un error de la comisión que debe corregirse. Las elecciones primarias son para todos”, expresó.

Fernando Tuesta fue presidente de la Comisión de Alto Nivel Para la Reforma Política. Foto: La República

Ante esto, el extitular de la ONPE ratificó que defenderá el proyecto que fue parte de la reforma electoral impulsada por el Ejecutivo el 2018 con el objetivo de fortalecer la institucionalidad de los partidos políticos en el Perú.

“Esperemos que para el 2022 se aplique a los candidatos a gobernadores y alcaldes distritales y provinciales. No se puso a los regidores porque tendría que hacerse por lista y ya se sabe que los partidos son los que eligen sus candidatos, a no ser que sean listas cerradas. Si es cerrada, una fracción aplasta a la otra”, aclaró Tuesta.

José Tello, por su lado, afirmó que la reforma política “dará que hablar”, ya que al ser las elecciones primarias abiertas y obligatorias los ciudadanos pueden votar en blanco “sin ningún problema” castigando así con su voto “a una propuesta informal de parte de un partido que no da la garantía del caso”.

Tello, además, expuso que estos comicios son como “un adelanto de opinión” de los votantes donde hay una toma de posesión para evaluar previamente “qué partido tendrá fuerza y qué otro no”.

“Por eso es que las PASO son sumamente importantes porque, más allá de que democratiza, son una medición real del poder que tiene cada partido y su propuesta política. Con esto se verá quiénes son los que jalan y quienes son los que deben desaparecer”, añadió el abogado a este medio.

Lo cierto es que, con esta reforma, los partidos políticos que no alcancen al menos el 1.5% de los votos válidos en las elecciones primarias quedarán descartados y perderán su inscripción, según lo establecido por la Ley de Organizaciones Políticas durante los comicios del 2021.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.