Del comercio internacional, un pelo

Negocio. Tenga en cuenta que cuando le ofrezcan comprarle pelo podrá negociar en mejores condiciones y así obtendrá del comercio internacional más que un mechón de pelo, ya que tres de ellos cuestan USD 250 en Sierra Leona.

Negocio. Tenga en cuenta que cuando le ofrezcan comprarle pelo podrá negociar en mejores condiciones y así obtendrá del comercio internacional más que un mechón de pelo, ya que tres de ellos cuestan USD 250 en Sierra Leona.

 D.A. Cheling
 
¿Cuál es el monto del comercio bilateral entre Perú y Sierra Leona? Oficialmente, seguramente cero. Sin embargo, una gigantografía en un grifo en Freetown nos revela que sí existe comercio entre ambos países: el cartel ofrece extensiones (léase: mechones) de pelo peruano a razón de 3 mechones por USD 250. El mismo cartel señala otras denominaciones de origen, pero el pelo peruano encabeza el texto. Se trata, en principio, de un producto de exportación de buen margen, renovable y, aunque seguramente es el bróker sierraleonés quien se lleva la del león, es también un producto que está dando un ingreso a alguien que lo necesita en nuestro país. De eso se trata el comercio internacional con o sin TLC, ¿no?
 
Sierra Leona alcanzó en 2015, según el FMI, un PBI de USD 4.350 millones. El Perú tiene un PBI alrededor de 50 veces superior y, sin embargo, hay gente en Sierra Leona comprando pelo peruano. Se trata de un país africano que el año pasado vio morir a casi 4.000 personas víctimas del Ébola, observó su producción anual caer en 21,5 por ciento y soportó el cierre de dos minas de hierro que representan el 77 por ciento de sus exportaciones. En realidad, aunque suene terrible, la verdad es que fue la ayuda internacional por el Ébola lo que permitió a Sierra Leona resistir la crisis económica derivada de la caída del precio internacional del hierro.
 
¿Se trata de comercio de pelo o tráfico de pelo? No me cabe duda de que muchos se inclinarán a decir que es tráfico, dado que, de primera impresión, podría parecer una actividad ilegal. Veamos. Podemos asumir que el pelo sale del Perú en maletas y entra a Sierra Leona en maletas. Las exportaciones no pagan IGV y es razonable suponer que la importación de pelo no está gravada con aranceles en Sierra Leona. La venta de pelo, que se sepa, no está prohibida en el Perú y me informan que tampoco en Sierra Leona. ¿Impuesto a la renta en el Perú? ¿El ingreso por venta de pelo está gravado? Seguramente la SUNAT dirá que si lo está. Sin embargo, tratándose de máximo dos ventas al año (el pelo crece, pero no tan rápido) y por personas seguramente subempleadas, lo más probable es que este ingreso no alcance el mínimo para tributar salvo que se trate de alguien con algún otro próspero negocio. ¿Alguna violación a códigos sanitarios? Mayormente desconozco, pero asumo que tanto el bróker como el consumidor final tienen métodos de control de calidad que impiden transacciones de producto contaminado (pues sería el final del negocio). Conclusión: si alguien deseara llamar a esto "tráfico" de pelo por ser ilegal, estaría equivocado.
 
Para descartar el término "tráfico" hagámonos algunas preguntas más. ¿Es "indigno" vender pelo? Quizás si hablásemos de un riñón, la discusión sería importante, pero siendo el pelo un recurso renovable, ¿podemos hablar de "indignidad"? No me parece. Es una bien peruana forma más de recursearse. Por último, por si alguien ya se lo pregunta: ¿Hay "explotación"? ¿Es el comercio de pelo "injusto"?
 
Conversé con el dueño del grifo que resultó ser, además, el dueño del negocio de "trading" de pelo. Me contó que él mismo viaja a Brasil y allí compra el pelo peruano. Esto implicaría un eslabón más en la cadena de intermediación. Me dijo que también ha comprado pelo en Venezuela y China. El pelo de la India se lo suministran comerciantes hindúes que llegan a Freetown de cuando en vez. El intercambio me hizo pensar que, bajo la denominación de origen "pelo peruano", el grifero-hair-broker sierraleonés podría estar vendiendo pelo de otros orígenes. La buena noticia: el pelo peruano sería Premium. La mala: estarían haciendo uso indebido de la Marca Perú (¿será que algún chileno inescrupuloso anda vendiendo pelo chileno como si fuese peruano?).
 
En mi opinión, no hay explotación, pues las vendedoras de pelo en el Perú concurren libremente al mercado y pueden decidir si venden o no venden su pelo. Habría que verificar, eso sí, que no haya peluqueros o peluqueras cortando pelo a clientitas para luego hacer el negocio por su cuenta. Lo que sí se puede afirmar es que estamos ante un caso de asimetría de información. Los intermediarios saben a cuánto se puede vender el producto al consumidor final y dónde está. Su rol merece una compensación, por supuesto. No obstante, en este momento existe una situación de arbitraje en la que el intermediario está teniendo una renta extraordinaria como producto de un mejor conocimiento del mercado. ¿Cómo se corrige esta situación? ¡Con este artículo! Ahora todas las peruanas pueden saber, gracias a La República, que tres buenos mechones de pelo Marca Perú se venden a USD 250 en el mercado de Sierra Leona. La próxima vez que les ofrezcan comprarles pelo, podrán negociar en mejores condiciones y así obtendrán del comercio internacional más que un mechón de pelo.

Te puede interesar