Alcachofa y espárrago, de los campos de Chavimochic a las mesas de Europa y Asia

Plataforma_glr
8 03 2015 | 20:44h

Maricarmen Chinchay

Chavimochic, uno de los proyectos agroindustriales más importantes del país, cumple 30 años de haber empezado formalmente a producir. Desde entonces, mucho esfuerzo y voluntad demandó dotar de agua a las pampas áridas del norte del departamento de La Libertad.

PUEDES VER: En Cusco se procesarán 200 toneladas de alcachofa al día

Con la construcción de la bocatoma Palo Redondo que capta las aguas del río Santa y un sistema de canales de riego que transporta el recurso natural desde 1985, los campos de Chao, Virú, Moche y Chicama, que juntos forman el complejo Chavimochic, comenzaron a cambiar totalmente su rostro. Ahora son tierras altamente productivas.

"Esta región sin este proyecto definitivamente no sería la misma", comenta un funcionario del gobierno regional de La Libertad que acompaña a los reporteros de La República en su recorrido por los campos del proyecto.

"En 1994 hubo una especie de tendencia. Mientras Ica exportaba principalmente espárrago fresco, nosotros nos volvimos exportadores de espárrago en conserva. Muchas empresas asumimos el reto de ampliar nuestra producción y así lo hicimos, crecimos. Chavimochic hoy es el referente en exportación del espárrago", dice Rosario Bazán, gerente general de DANPER Trujillo, la primera empresa exportadora de espárrago blanco del país.

TIERRAS PRODUCTIVAS

Desde el distrito de Chao al sur de La Libertad, hasta el de Chicama por el norte, Chavimochic cuenta con un área total de 157 mil hectáreas y 280 kilómetros de longitud. 

De las 50 mil hectáreas en producción cerca de 20 mil hectáreas son trabajadas por las empresas agroindustriales, responsables de exportar al mundo los productos que en estas tierras se siembran bajo los más estrictos controles de calidad. 

El 2014 las quince empresas agroindustriales ubicadas en el ámbito del proyecto efectuaron exportaciones por US$ 549 millones, lo que representó un aumento superior a los US$ 100 millones en comparación con los US$ 452 millones alcanzados el 2013, según la Asociación de Exportadores (ADEX). Estas cifras muestran el desarrollo alcanzado si lo comparamos a 1995, el primer año de exportación y que solo llegó a 18 millones de dólares.

En estos días el espárrago verde y blanco, pimiento piquillo y morrón, alcachofa, palta, mango, uva, papaya andina y criolla, granos andinos y hasta arándanos se producen y exportan en Chavimochic. Además se siembra caña de azúcar para el consumo interno y se desarrolla la ganadería.

Los principales cultivos de La Libertad se ofrecen en los mercados de países como Canadá, Estados Unidos, México, Suecia, Dinamarca, Reino Unido, Francia, España, Alemania, Líbano, Japón, Filipinas, Australia, Sudáfrica, Uruguay, Brasil, Colombia y Chile, entre otros. 

Lo producido en Chavimochic se encuentra presente en los cinco continentes y las empresas buscan constantemente ampliar los mercados y ser más competitivos. Cada hectárea de tierra nueva emplea tres personas. Si son 20 mil las hectáreas en uso para la industria, se contabilizan 60 mil puestos de trabajo permanente.

PRODUCTOS EMBLEMA

"Nosotros hacemos dos cosechas al año, pero cada campaña es un ciclo individual de cultivo donde la planta nuevamente brota, se ramifica, crece, apertura, le damos una etapa de maduración, nuevamente cortamos el espárrago y volvemos a cosechar", explica el ingeniero Quique Zavaleta, de Muchik de DANPER Trujillo, fundo que en tiempos de cosecha produce 30 toneladas por día de espárrago blanco y 25 de espárrago verde en promedio.

El ingeniero Quique Zavaleta es el responsable de determinar qué tipo de espárrago irá destinado a las plantas de procesamiento de productos para conserva, congelado y fresco de DANPER que serán luego exportados.

"Hemos logrado un desarrollo importante en el campo de cadenas productivas. Iniciamos con cien trabajadores, ahora tenemos 6 mil 500. Producíamos 2 millones de kilogramos de materia prima, ahora procesamos 75 millones anuales. Enviábamos cien contenedores de exportación, ahora tenemos 2 mil 200 contenedores de envío", cuenta Rosario Bazán, gerente general de DANPER.

Esta empresa ha crecido en producción gracias a la inversión en tecnología, como lo demuestran sus plantas de procesamiento, en lograr eficiencia a través de su visión de sostenibilidad, lo que le permitió alcanzar las más exigentes certificaciones con las cuales hoy puede llegar a los supermercados más prestigiosos de Estados Unidos y Europa con su espárrago y sus demás productos.
"El espárrago para nosotros sigue siendo el producto estrella. Los campos de Chavimochic tienen la temperatura ideal que este producto necesita para desarrollarse. Crecemos como empresa en la medida que nuestros colaboradores crecen con empleo digno", señala la gerente.

PALTA HASS SE EXPANDE

Al espárrago le sigue otro producto que logra conquistar los mercados del mundo. Del total de la producción exportable de palta fresca del Perú, el 27,98% proviene de los campos de Chavimochic.

En cuanto a la palta Hass, de amplia aceptación en el mercado mundial, es Camposol la empresa que más exporta. De acuerdo a las cifras de ADEX, Camposol logró el año pasado US$ 65 millones en exportaciones, siendo su principal mercado los Estados Unidos. Además de Camposol las empresas Avo Perú, Hass Perú, TALSA, Agrícola Alpamayo, Green Perú, entre otras, también exportan la palta Hass.

DESARROLLANDO GENÉTICA

En Virú una línea productiva paralela a la agrícola es la ganadera, que ha logrado aprovechar todos los subproductos que derivan de la agricultura como son el follaje, productos de descarte de la fruta y hortalizas, melaza, entre otros, que sirven a su vez de alimentación para las cabezas de ganado generando un círculo virtuoso en el que todo es aprovechado.

Así Láctea se convirtió en la mayor empresa productora de leche fresca fluida en el país contando  con 5 mil cabezas de ganado. Pero no solo ha buscado mejorar día a día su producción lechera, sino también las condiciones genéticas de los animales.
"Somos capaces de generar a la medida, la vaca ideal que el productor necesita", comenta convencido Iván Mesía Lizaraso, ingeniero zootecnista y gerente general de Láctea.

Las condiciones genéticas solo podían mejorarse con la puesta en marcha de un laboratorio especializado que permita producir embriones de ganado vacuno y ovino de las razas más cotizadas en el mundo. Es así que Láctea decidió invertir en Sembryo.

"Un productor trae su mejor vaca para que tenga crías igual a ella. Lo que hacemos en Sembryo es extraer los ovocitos de esa vaca mediante la técnica de Colección de Ovocitos por Aspiración Folicular (OPU). Los llevamos al laboratorio y allí controlamos la maduración, fertilización y desarrollo embrionario. Una vez que los embriones están listos, los colocamos en diferentes vacas receptoras. El productor logra tener varias terneras de la misma madre o incluso llega a escoger el sexo", explica Mesía.

Razas Brown Swiss, Holstein, Jersey, Fleickvieh y Gyr lechero son algunas de las que este laboratorio multiplica en favor de la ganadería peruana.

Los 30 años de Chavimochic coinciden con su interés por ampliar su frontera agrícola, algo que podrá alcanzar cuando la tercera etapa del proyecto esté culminada. Las obras de embalse y conducción de agua ya están en desarrollo y estarán listas en cuatro años.

CLAVES

COMPOSICIÓN. En las dos primeras etapas de Chavimochic se construyó el sistema de canales de riego revestidos que permitió llevar agua a los valles de Chao, Virú y Moche.

Tercera Etapa. Se trata de lograr que el valle de Chicama al norte cuente con agua. Para ello es necesario construir una presa de 400 millones de metros cúbicos de almacenamiento, que garantice el abastecimiento del recurso para toda el área del proyecto. Se construirá también el tramo de tubería que falta hasta este valle.

Video Recomendado