Telefónica lanza Smart Digits para prevenir el fraude financiero

Plataforma_glr
9 Nov. 2016 | 14:54h

Telefónica, compañía operadora de telecomunicaciones en el Perú señala, con cifras de Asbanc, que las pérdidas económicas por fraudes en el sistema bancario superaron los US$ 5 millones en el 2015.

Telefónica Grandes Empresas (TGE) lanzó Smart Digits, una solución de Big Data que está dirigida al sector financiero y que ayuda en la prevención de fraudes con el uso de tarjetas de crédito. 
 
 
En el Perú, según la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), en el 2015 las pérdidas económicas por fraudes en el sistema bancario, superaron los US$ 5 millones.
 
“El reto para las instituciones financieras está en evitar estafas y fraudes en el uso de tarjetas de crédito, tanto en el mundo físico como en el virtual. El objetivo es entregar al cliente una experiencia segura, fluida e integrada”, señaló Ethel Bazán, gerente de Big Data de Telefónica Grandes Empresas.

¿En qué consiste?

La solución lanzada por Telefónica permite prevenir el fraude e identificar riesgos y oportunidades, en las transacciones financieras que realizan los clientes, basados en el conocimiento de los servicios de comunicaciones móviles.
 
Las entidades financieras podrán ser alertadas en tiempo real de la ubicación del teléfono móvil de su cliente cuando se encuentra en el extranjero, por lo que no será necesario que este realice una llamada previa al banco. 
 
Además, podrá conocer si se realizó un cambio de equipo del teléfono móvil de su cliente, recibir notificaciones si el SIM fue cambiado y saber si el desvío de llamadas fue activado.
 
Smart Digits fue implementado en cuatro de los cincos bancos más importantes del Reino Unido y en dos importantes bancos del Perú, donde gracias a su avanzada tecnología las entidades financieras pudieron identificar inmediatamente posibles fraudes.
 
Nuestro compromiso es construir soluciones que se adapten a las necesidades de nuestros clientes. En la actualidad, dentro del sector financiero es importante crear nuevos modelos de control para hacer frente a las nuevas modalidades de fraude que puedan presentarse”, concluyó Bazán.