Promueven mejor competitivad cafetalera mediante agricultura climáticamente inteligente

Plataforma_glr
10 Mar 2016 | 7:09 h

Con esta iniciativa se espera incrementar las exportaciones de grano aromático y estar cerca de los 5 millones de quintales en el 2021.

El proyecto “Café y Clima” promueve agricultura climáticamente inteligente adaptando el manejo del cultivo de café al cambio climático, desde una perspectiva de la cadena de valor. Esta iniciativa  es desarrollada por la Cámara Peruana de Café y Cacao y cuenta con la participación de SCAN Internacional y Solidaridad. Además, se ha presentado el proyecto “SIC-CAFÉ”, que impulsa la Junta Nacional del Café y apuesta por un sistema integral de gestión de calidad de las cooperativas cafetaleras en cinco regiones de producción, contando con la participación del Ministerio de la Producción.
 
 
Luis Navarro Váscones, presidente de la Cámara Peruana de Café y Cacao, resaltó la necesidad de adaptarse al cambio climático. “Para el mercado internacional es importante lograr consistencia, no basta con tener un buen café, sino mantenerlo. Esto es un reto en un contexto de problemas como la roya, cambios de temperatura, lluvias fuera de temporada…”.
 
El proyecto “Café y Clima” articulará a más de 50 mil familias de  pequeños productores a través de las principales empresas exportadoras y aliados, a fin de elevar la productividad y mantener la calidad del grano. Además creará mejores condiciones en gobiernos locales para la inversión en la cadena de valor de café  para hacer de la caficultora en el Perú un motor del desarrollo en la selva alta peruana.
 
Por su parte, el presidente de la Junta Nacional del Café, Tomás Córdova Marchena, explicó que SIC-CAFÉ se aplicará a 15 cooperativas de Amazonas, Cajamarca, Cusco, Junín y San Martín, donde 39 mil familias cafetaleras están organizadas en cooperativas. Detalló que el objetivo es trabajar con ellas para hacerlas más eficientes, tanto en el campo productivo, como financiero y comercial. “En la primera etapa están participando 15 cooperativas cafetaleras, que contarán con un software para modernizar y uniformizar sus operaciones. Y esta experiencia la queremos aplicar luego a otras organizaciones de productores”, indicó.
 
El objetivo de ambos proyectos es llegar al bicentenario fortaleciendo las bases para una caficultura sostenible, cuyos primeros índices se reflejen al 2021 con un crecimiento de al menos el 30% de las exportaciones en comparación de 2015, lo que significa bordear los 5 millones de quintales.

Video Recomendado