A último minuto Perenco desiste de operar Lote 192

Crítico. Cuando estaba casi definido que asumiría el Lote 192, Perenco abandonó las negociaciones ante la renuencia de Perupetro a mejorar condiciones. En tanto, federaciones nativas exigen medidas concretas del gobierno en Consulta Previa.

14 Ago 2015 | 3:55 h

Aunque el Ejecutivo ha manifestado que Petroperú no operará directamente el Lote 192 y que deben ser los privados quienes apuesten por el principal lote petrolero del país, ayer el último salvavidas que tenía el Estado se desinfló.
 
Y es que cuando estaba casi cerrada, o al menos encaminada, la negociación entre Perupetro y Perenco, la empresa de capitales anglofranceses desistió de continuar con las conversaciones, por lo que una nueva duda y preocupación se acaba de generar.
 
Perenco ni ninguna otra empresa ha discutido el ingreso de Petroperú, que al parecer es lo único certero en este tema, pero sí las condiciones económicas que, pese al fracaso que significó la licitación del Lote 192, el directorio de Perupetro se obstina en mantener.
 
Diversos especialistas advierten que esta intransigencia de la agencia estatal hace peligrar evidentemente la producción del mayor lote petrolero del país, pues llegada la fecha de culminación del actual contrato con Pluspetrol (el 29 de agosto próximo) sin un adjudicatario se tendría que cerrar los pozos.
 
En lo que va del 2015, el Lote 192 tiene una producción promedio de 9.965 barriles por día, menor al nivel promedio del 2014 de 12.92 barriles. Actualmente, este lote representa el 17% de la producción de petróleo del país; sin embargo, hasta hace unos años su contribución era del 25%.
 
Es cierto que Perenco era la única empresa que había mostrado interés, al menos hasta ayer en la mañana, pero se pudo conocer que Perupetro proponía un contrato temporal por dos años con las mismas condiciones.
 
Estas pasaban y pasan aún por una regalía de 35% para el crudo liviano y de 25% para el pesado, lo que hace que las cifras no le cuadren a ninguna empresa hasta el momento, más aún cuando el precio internacional del petróleo está por debajo de los US$ 50. Tampoco se habría revelado la tarifa del transporte por el Oleoducto Norperuano.
 
Una fuente del sector alertó que mantener las mismas condiciones de las bases para negociar sigue sin hacer atractivo el Lote 192, pues con esas estipulaciones está al filo del límite económico y la mayor parte de yacimientos de crudo pesado cerrarían o continuarían cerrados. Una salida sería bajar un poco más las regalías.
 
"El directorio no habría tomado al toro por las astas. La dejadez es de Perupetro, porque tuvo muchos años para preparar una transferencia de operador ordenada y sin sobresaltos, y por haber puesto la valla tan alta en las bases", alertó.

Exigen ser escuchados

El otro tema álgido que afronta el Estado en el Lote 192 son los acuerdos a los que debe llegar con las comunidades nativas en los próximos días. El mismo gobierno ha asegurado que no se firmará contrato alguno en este lote hasta no haber concluido la Consulta Previa, proceso que se hizo oficial a través de la Ley Nº 29785.
 
Si bien desde hace tres años el Ejecutivo inició las conversaciones con las comunidades indígenas que viven en la zona de influencia del Lote 192, en concreto es nada o casi nada lo que se ha firmado.
 
Por eso ayer una veintena de apus de las cuencas Corrientes y Pastaza manifestaron sus discrepancias y dudas. Estas se refieren a que se garantice el respeto y los derechos de los pueblos indígenas.
 
Asimismo, exigen que se fije con urgencia la remediación (se habla de 22 sitios impactados) y sus costos (la cifra podría ir entre US$ 100 millones y US$ 1.000 millones).
 
Otro punto que plantean es la titulación de las tierras para las cuatro cuencas, pues aunque hay acuerdos encaminados no tienen nada formal. Del mismo modo, piden un fideicomiso de US$ 1.000 millones para los 30 años del contrato, el cual se destinaría a salud, educación y desarrollo de los pueblos indígenas.
 
Se prevé que en la reunión que hoy sostendrán los apus y las federaciones nativas en la Presidencia del Consejo de Ministros no estarán presentes el premier Pedro Cateriano ni los titulares de Economía y Agricultura. Solo asistirían la titular del MEM y representantes del Ministerio de Cultura.

No quedan más contratos de 20 años

El pasado lunes 10 de agosto se firmó la modificación del contrato de licencia del Lote II, por lo que se extiende su plazo contractual de 20 a 30 años a Petrolera Monterrico.
 
Debe recordarse que se le dio derecho a Petroperú para participar en el contrato hasta con el 25%.
 
No obstante, la petrolera estatal no ejerció el derecho, al parecer porque es uno de los lotes más marginales y maduros de Talara, con producción muy reducida (350 barriles al día), aunque no se descarta la restricción que le imponen los candados de la Ley Nº 30130, como ha venido sucediendo con otros lotes del noroeste. Se debe precisar que este era el último contrato de 20 años que expiraba en el presente quinquenio (2011-2016).
 
De otro lado, el MEM aprobó el contrato de licencia en el Lote XXIX, ubicado entre las provincias de Sullana, Ayabaca, Piura y Morropón, en la región Piura, adjudicado a la empresa Ricoil S.A.

Te puede interesar