Economía

Congreso busca derogar modificación a la Ley del Vaso de Leche que beneficia a la industria láctea

La ley permite que se adquiera para este programa mezclas lácteas y no solo leche fresca. La medida tuvo el rechazo de la Asociación Nacional de Mujeres Organizadas del Vaso de Leche y otros gremios del sector. Midagri había observado la propuesta desde su origen.

Aunque los gremios estuvieron en contra de la medida desde su origen, el Congreso promulgó la norma. Ahora, buscarían resarcir su error. Foto: La República
Aunque los gremios estuvieron en contra de la medida desde su origen, el Congreso promulgó la norma. Ahora, buscarían resarcir su error. Foto: La República
Jackeline Cárdenas

Mediante el Proyecto de Ley n.° 3102/2022-CR, la congresista Martha Moyano Delgado, de la bancada de Fuerza Popular, ha propuesto derogar la Ley 31554, la misma que modifica la Ley 27470 que establece normas complementarias para la ejecución del programa de Vaso de Leche.

Como se recuerda, la Ley 31554 fue publicada en agosto a pesar del abierto rechazo que mostraron la Asociación Nacional de Mujeres Organizadas del Vaso de Leche y la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (Agalep). Asimismo, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) había presentado ante la PCM un informe desfavorable sobre la propuesta. Pese a todo, se promulgó el 11 de agosto.

El problema radica en que se modifica un artículo que, en la práctica, permite a la industria láctea seguir vendiendo mezclas lácteas a través de este programa, en desmedro de la nutrición de sus beneficiarios.

“El artículo 4.1 deja una ventana abierta y ambigua donde dice que en los lugares vulnerables, donde no hubiera acceso, ahí se puede usar mezclas lácteas y otros componentes. Es suficiente poner eso para que la industria siga vendiendo mezcla láctea; entonces, de qué nutrición estamos hablando”, había explicado Nivia Vargas, presidenta de Agalep, a La República cuando se promulgó la norma.

El Colectivo Nacional de Nutricionistas Peruanos había manifestado su preocupación ante la entrada en vigencia de esta norma e indicaron que existe un gran porcentaje de niños y niñas con anemia y desnutrición en el país; pese a ello, no podrán tomar leche fresca.

“Queda claro que los lobbies de los monopolios de la industria de lácteos no descansa, que más importante son los negocios y las ganancias, privilegiando de esta forma los negocios y no la calidad del producto”, había señalado en su momento el Colectivo Nacional de Nutricionistas Peruanos.

Finalmente, en la exposición de motivos, se especifica que esta modificación ha generado el rechazo de los comités y organizaciones del programa; asimismo, el cambio de otros artículos resta operatividad a la iniciativa social en cuanto a su funcionamiento y organización.