ENCUESTA IEP - Dos de cada tres peruanos insisten con nuevas elecciones generales CIENCIANO VS. UNIVERSITARIO - Sigue el minuto a minuto del partido por la Liga 1

Gremios no dialogarán con trabajadores y el Gobierno hasta que se anule el fortalecimiento sindical

A través una carta remitida al titular del MTPE, Juan Lira, los empresarios ratificaron que se ausentarán del Consejo Nacional del Trabajo dado que esta medida, así como la que pone fin a la tercerización en actividades nucleares de una empresa, “acentuarán la rigidez de la regulación laboral”.

Gremios como Confiep, Adex, SNI y CCL exigen al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo derogar los decretos publicados hace poco en materia laboral. Foto: Gop.pe
Gremios como Confiep, Adex, SNI y CCL exigen al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo derogar los decretos publicados hace poco en materia laboral. Foto: Gop.pe
Síguenos en Google News
Economía LR

Hace una semana, diversos gremios como la Confiep, ComexPerú, Adex, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) y la Cámara de Comercio de Lima (CCL), entre otros, anunciaron que iban a suspender su participación en el Consejo Nacional de Trabajo (CNTPE) a manera de rechazo tras modificarse el Reglamento de la Ley de Relaciones Colectivas del Trabajo (DS 014-2022-TR) — la cual fortalece la actividad sindical en nuestro país — así como la regulación de la tercerización laboral en actividades nucleares de una empresa (DS 001-2022-TR).

En ese sentido, ratificaron este jueves que mientras no se derogue ambos reglamentos no participarán en los procesos de diálogo que se dan en este grupo de trabajo tripartito junto a las autoridades del Gobierno y representantes de la mano de obra nacional, alegando que “se normaron por decisiones unilaterales del Gobierno” y por lo tanto, no hubo consenso.

PUEDES VER: Feriado del 6 de agosto: ¿se aplicará para el sector privado y público?

Los gremios aseguran, por ejemplo, que el decreto que actualiza el rol de los sindicatos “no son realmente adecuaciones porque contiene muchas disposiciones que infringen, desnaturalizan o no tienen soporte en la ley e incluso, la Constitución”.

Así, concluyen que se acentuará la conocida rigidez de la regulación laboral peruana y se desvinculará, aún más, de los grandes sectores mayoritarios de trabajadores sin derechos y sumidos en la informalidad.