Economía

Midagri rechaza proyectos de Perú Libre y APP que vulneran el equilibrio forestal

Amenaza a la seguridad alimentaria. El ministerio advirtió que el dictamen conjunto genera un grave conflicto de uso de las tierras y pone en grave peligro de sobreexplotación a los servicios ecosistémicos.

Midagri insistió en la necesidad de promover el uso sostenible de los recursos naturales, conforme lo establece la propia Constitución. Foto: La República
Midagri insistió en la necesidad de promover el uso sostenible de los recursos naturales, conforme lo establece la propia Constitución. Foto: La República
Economía LR

El Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) rechazó la presentación en el Congreso de sendos proyectos de ley que “provocarían el incumplimiento de las normas sobre el cambio de uso de las tierras de uso mayor para cultivo en limpio o cultivos permanentes”.

Se trata del dictamen en unanimidad recaído en los proyectos de ley 649/2021, de la congresista Elizabeth Medina Hermosilla, de Perú Libre, y el 894/2021, de la congresista Lady Camones, de la Alianza para el Progreso (APP), que se encuentran en comisión.

Ambos proponen modificar la Ley 29763, ley forestal y de fauna silvestre, con el objetivo de “promover la zonificación forestal”, así como la “actualización de los límites del bosque de producción permanente”.

En opinión de Midagri, dichas propuestas “desconocen que el suelo es un recurso no renovable” en la escala de tiempo humano, y que es dinámico y propenso a una rápida degradación con el uso indebido de la tierra (usos del suelo sin tener en cuenta su aptitud o vocación natural)

“Lo que genera conflictos de uso de las tierras y pone en grave peligro los servicios ecosistémicos, que el suelo brinda, comprometiendo así, la seguridad alimentaria y el medio ambiente (...) manifestamos nuestra oposición a los proyectos de ley antes indicados”, dijo en un pronunciamiento este miércoles.

El ministerio regentado por el economista Andrés Alencastre refirió que estos proyectos “suspenden toda metodología y técnica para la conservación, el manejo y aprovechamiento sostenible del recurso suelo y de los recursos naturales conexos a este”.

Ello, debido a que en la Disposición Complementaria Final la Clasificación de Tierras por su Capacidad de Uso Mayor (CTCUM) “deja de ser una herramienta técnica imprescindible” para determinar si en un área geográfica se está realizando uso adecuado del suelo en función de su aptitud y/o vocación (según sus potencialidades y limitaciones), o si en dichas áreas ha producido un conflicto de uso de suelo debido al inadecuado uso y manejo del suelo.

Midagri: amenaza a la seguridad alimentaria

Midagri precisó que la iniciativa conjunta de Perú Libre y APP vulnera la gestión sostenible del suelo al otorgar la seguridad jurídica sobre predios rústicos, y al asignar la CTCUM sin contar con un sustento técnico que permita determinar si estos predios pueden o no soportar las actividades agropecuarias que se pretenden regular.

“Promoviendo serios riesgos ambientales como la degradación del suelo y puesta en peligro de los servicios ecosistémicos, así como, la amenaza a la seguridad alimentaria de la población presente y de las generaciones futuras”, indicó.

Cabe precisar que Midagri, a través de la Dirección General de Asuntos Ambientales Agrarios (DGAAA), es la única entidad del estado a nivel nacional que tiene a su cargo la Clasificación de Tierras por su Capacidad de Uso Mayor, conforme a la Ley N° 31075 y la Resolución Ministerial Nº 0080-2021-MIDAGRI.

“No se puede pretender desafectar funciones y competencias que ya se encuentran normadas. En este sentido, las referidas propuestas legislativas debilitarían la autoridad y la gestión eficiente de las tierras con aptitud agraria”, continúa el comunicado.

Midagri: Congreso contraviene a la ONU

Finalmente, Midagri adviertió que las propuestas normativas traerían consigo “Conflictos de Uso” debido a la aprobación directa del uso indebido de estas tierras, sin contar con previa información técnica del recurso a disponer, acelerando la degradación del recurso suelo y los demás recursos naturales conexos.

Además, anotó que las iniciativas contravienen al Objetivo 2 de Desarrollo Sostenible aprobado por las Naciones Unidas que “promueve una agricultura sostenible” y al artículo 67° de la Constitución Política del Perú que “promueve el uso sostenible de los recursos naturales”.