Economía

Qatar reduce a US$ 17.000 millones el impacto económico del mundial de fútbol en el país

Se estimaba que el estado del Golfo percibiría US$ 20.000 millones. Recorte en previsiones obedece a las políticas internas del país con respecto a derechos humanos y relaciones diplomáticas.

Qatar también ofrece alojamiento insuficiente para los fanáticos, según Bloomberg. Foto: Efe.
Qatar también ofrece alojamiento insuficiente para los fanáticos, según Bloomberg. Foto: Efe.
Economía LR

El próximo mundial de fútbol sumará US$ 17.000 millones a la economía del Qatar, menos que la estimación previa del anfitrión de US$ 20.000 millones.

De acuerdo con el director ejecutivo de la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022, Nasser Al Khater, el estado del Golfo atraerá a 1.2 millones de visitantes, habiendo anticipado un rango de entre un millón y 1.5 millones.

Según la agencia de noticias Bloomberg, la estimación reducida del impacto económico de la Copa del Mundo “se produce cuando persisten los temores sobre la idoneidad de Qatar como anfitrión. Los abusos contra los derechos humanos y las preocupaciones diplomáticas se han dirigido contra el país y la FIFA, mientras que el alojamiento insuficiente para los fanáticos también ha sido otra área que causa preocupación”.

El citado portal de noticias señala que Qatar quiere usar el torneo para mostrar su rápida expansión de un pequeño enclave de perlas a una metrópolis del Golfo, potencia exportadora de energía y centro de tránsito. “Aun así, el torneo ha estado plagado de controversias, incluso sobre el trato a los trabajadores inmigrantes, muchos de los cuales provienen de países más pobres”, menciona.

Al respecto, Al Khater indicó durante una entrevista con Bloomberg que los críticos pasaron por alto el progreso que había logrado Qatar y señaló una legislación que incluye salarios mínimos para los trabajadores y el establecimiento de sus horas de trabajo.

Otro factor que ha repercutido en la disminución de las expectativas económicas es el alojamiento insuficiente para los fanáticos. Para satisfacer la demanda esperada, Qatar fletó dos cruceros de lujo, alentó a los propietarios a alquilar sus propiedades a los visitantes y estableció un sistema de vuelos de conexión para que los fanáticos puedan permanecer en otros países cercanos.

Con información de Bloomberg.