Economía

“Un país es mucho más que las dificultades que pueda presentar en el corto plazo”

Entrevista a Héctor Aguilar, director de infraestructura del Grupo Marthnos y a Orlando Olmedo, especialista en desarrollo de proyectos de Asociaciones Público Privadas (APP). El grupo mexicano Marthnos, se adjudicó el proyecto por S/ 228 millones para diseñar, financiar, construir, operar y mantener la infraestructura de 3 colegios de alto rendimiento en el Cusco, Pasco y Huancavelica (COAR Centro).

La Republica
Orlando Olmedo y Héctor Aguilar, del Grupo méxicano Marthnos. Foto: Captura.
Rumi Cevallos

A la fecha, el Perú cuenta con una cartera de inversiones por más de US$ 8 mil 500 millones. Entre ellos, hay 46 proyectos de Asociales Público Privadas (APP) según ProInversión. Los primeros días de marzo esta entidad otorgó la adjudicación, vía APP, a la empresa del grupo mexicano Marhnos, del diseño, construcción, operación y mantenimiento de la infraestructura de 3 colegios de alto rendimiento en el Cusco, Cerro de Pasco y Huancavelica. En la entrevista hablan del país, del modelo de inversión a través de APPs y de lo sólida de la economía peruana que invita a los inversores a apostar por el Perú. (La entrevista se emitió en el programa LR+ Economía, de La República, el pasado 16 de marzo del 2022)

¿En principio, Orlando Olmedo, qué son y porqué son importantes las Asociaciones Público Privadas?

—Las Asociaciones Público Privadas o APPs son importantes porque, de alguna manera, se hace una unión entre las dos bondades de dos grupos importantes. Uno es el público y el otro es el privado. Esta unión se lleva a cabo con el objetivo fundamental de brindar un servicio a la sociedad, que habitualmente es conferido al Estado. Anteriormente, se venía desarrollando bajo construcción directa por licitaciones públicas. Hace ya alrededor de 25 o 30 años que iniciamos con las Asociaciones Público Privadas, primero en Inglaterra y luego fueron migrando a otros países que tenían necesidades de infraestructura y no tenían el capital suficiente para desarrollarla toda o aumentar la generación de proyectos y disminuir su brecha de infraestructura social, por la falta de recursos económicos o personales para desarrollarlos.

—¿Orlando, entonces, una ventaja importante para el país es propiciar inversión e infraestructura, de la buena, para entregar los mejores servicios a los educandos en el país?

—Claro, Latinoamérica en sí tiene un problema en el desarrollo de infraestructura educativa. Perú tiene un gran programa a través de ProInversión, a través del cual quiere reducir esa brecha de infraestructura educativa. Nos hemos dado cuenta en los últimos días que, hoy más que nunca, en el regreso a clases se requiere de la inversión del Estado. Si el Estado quisiera atenderlo solo, no podría lograrlo. Este tipo de esquema permite que entre el público y privado se desarrolle infraestructura pero que, además, no solamente es construirla o hacerla, es mantenerla por un periodo de tiempo de vida útil, que además se proporcione el servicio de calidad al usuario final, que en este caso, serían los educandos.

Héctor. ¿La empresa Marhnos, en México, confía en el desarrollo de la economía peruana? pero ¿no les da temor, la situación política, tan complicada del país?

—No, de ninguna manera. De hecho, desde que empezamos a evaluar este tipo de proyectos, dentro de la región en el plan de expansión de la empresa, Perú siempre fue un mercado atractivo, un mercado rico en recursos, con estabilidad económica, a pesar de cualquier reto que pueda enfrentarse. Nosotros pensamos que un país es mucho más que las dificultades que pueda presentar en el corto plazo. A diferencia de otro tipo de proyectos, en los que las empresas llegan, hacen un proyecto de 2, 3 o 4 años y luego se retiran, nosotros estamos llegando a largo plazo. Las Asociaciones Público Privadas o APPs tienen la modalidad de que tú operas y mantienes la infraestructura por más de 10 años. Hay proyectos de 20, 25 años o hasta de 30 en donde el que llega y opera esta infraestructura, se queda ahí. Nosotros le estamos apostando al Perú al largo plazo, queremos llegar para quedarnos. Es un país, que además de tener mucha afinidad con México, creemos que es un país con oportunidades y queremos ser parte del desarrollo social del país. Es algo que nos da emoción.

Como un país elegible por ustedes para sus inversiones y su presencia en el Perú, ¿cómo ven la evolución de la economía peruana?

—Mira, nosotros venimos evaluando con detalle desde hace más de 7 años al país. Como en todo, hay altibajos, en los últimos meses, con elecciones y los temas de cuántos presidentes han tenido o no, para los que no conocen y están afuera, podría parecer una situación muy volátil. Sin embargo, tienen muchos recursos naturales, la minería sigue, todo lo que Perú le aporta al mundo continua, por lo que la economía no ha parado, no puede parar. Como insisto, tendrá algunos retos. Nosotros vemos un crecimiento de la economía, tal vez no al ritmo que se quisiera. La pandemia no ha jugado a favor, al contrario. Pero venimos viendo la recuperación. Entonces pensamos que, a pesar de las dificultades y los retos, va a venir creciendo.

Orlando, de qué se trata el proyecto que hace poco han ganado. ProInversión anunció que ustedes tienen la posibilidad de construir 3 colegios de alto rendimiento ¿De qué se trata esto?

—Es una iniciativa privada, cofinanciada que se desarrolló de la mano con ProInversión y el Ministerio de Educación. El objetivo fundamental es diseñar, financiar, construir, operar y mantener la infraestructura de 3 colegios de alto rendimiento, que están en las regiones de Cusco, Cerro de Pasco y Huancavelica. Fundamentalmente son desarrolladas para recibir a 300 alumnos, cada uno de los colegios de alto rendimiento. Se les va a dar habitación, servicios educativos, servicios recreativos, vigilancia, seguridad, limpieza, lavandería y alimentación. El objetivo fundamental del proyecto es que la infraestructura, desde el día uno, es propiedad del Estado y continúa siéndolo durante los 20 años del contrato del proyecto.

Héctor. Ustedes han estado en Oropeza en Cusco. Cuéntanos un poco de este momento.

—Nosotros hemos ido a las locaciones donde se van a construir los colegios. En este caso, regresamos a Cusco y coincidentemente se dio la noticia de la consignación. La comunidad estaba muy contenta, porque sabían del proyecto por varios años. Se les notificó de que ya se había hecho la adjudicación. Al nosotros ir a visitar y tocar base con ellos, nos dimos con la sorpresa que nos han recibido con las tradiciones de la comunidad. Nos dieron una bienvenida, la verdad, para recordarla toda la vida. Nos han atendido de maravilla y es tan bien consecuencia del compromiso que hemos mostrado y el compromiso que tiene la comunidad en cuanto a la consecución de este proyecto. Para ellos es un proyecto insignia. Lo conocen. Las autoridades han colaborado en todo momento, la comunidad ha colaborado y están muy contentos con lo que esto representa para ellos. Habrá derrame económico. De alguna manera, tendrán un COAR que sea insignia en el tema educativo del lugar. Entonces fue un recibimiento y la celebración de la asignación de este proyecto.

Orlando. ¿A cuánto asciende la inversión de estos proyectos, y cuántas personas van a tener trabajo durante las obras en la construcción de estos 3 colegios?

—Estamos hablando, en términos generales de construcción, estamos hablando de área techada de unos 15 mil metros cuadrados por predio. Además de eso, hay áreas jardinadas y recreativas. Eso más o menos asciende a una inversión de US$ 70 millones para los 3 COAR que representarían unos 240 y tantos millones de soles.

Héctor. ¿Cuál es el tiempo que han estimado para la concesión de esta infraestructura social en Cerro de Pasco, Cusco y Huancavelica?

—El paso siguiente es firmar el contrato. Hay que hacer algunos preparativos, algunos documentos, etc. Tenemos tres meses desde la notificación. Posteriormente tendríamos un año para lo que es el cierre financiero, que es otro proceso. De ahí, tendríamos dos años para lo que es la construcción. A nosotros nos gustaría tenerlo dentro de menos tiempo, obviamente, pero prefiero hablar de estos plazos. A pesar que desde que se firman los contratos, los terrenos se ponen a disposición de quien se adjudicó el proyecto, que en este caso somos nosotros. Ya se empiezan a hacer algunos estudios y trabajar muy fuerte. Pero más o menos esos son los plazos.

Es decir, es posible que en junio, o mediados del mes de junio ya se esté suscribiendo para la construcción de estos 3 colegios emblemáticos de alto rendimiento?

—Para nosotros es un hecho. Eso tiene que suceder. Las autoridades han sido muy serias. Se pospuso un poco la comunicación para asignar el proyecto por cambios en el Ministerio de Educación, elecciones, etc. Pero una vez que se hace la asignación, se firma el contrato, normalmente el proyecto, ya fluye de manera muy regular. Es importante decir que los antecedentes han demostrado esto y la seriedad del país para este tipo de proyectos una vez que se asignan.

Orlando, estamos hablando de la primera concesión que se han adjudicado en el sector educación en el país ¿Qué otros proyectos tienen en la mira de infraestructura social como en salud o carreteras?

—El mandado de nosotros, fundamentalmente, es la infraestructura social, y la cartera de Pro Inversión tiene varios proyectos. Nosotros hemos venido desarrollando varias iniciativas privadas de la mano con Pro Inversión, varias en el sector de educación, que hoy se encuentran en su cartera de la promoción de la inversión. Estamos también, mirando los proyectos de hospitales de Piura y Chimbote. Nuestra experiencia como empresa, nos permite ser un importante participante de estos proyectos en el Perú y creemos poderle ofrecer al Perú las mejores condiciones y el mejor servicio dentro de lo que nosotros hagamos.

Héctor, uno de los problemas en el país y muchos de Latinoamérica es la corrupción. Lamentablemente en el país está el “Club de la construcción”, el tema de Odebrecht que ha salpicado de corrupción al país y a muchas esferas gubernamentales ¿Cuál es la mirada de ustedes, como empresarios, en su visión del país, y qué hacer para poder afrontar este tipo de corrupción en el Perú y países latinoamericanos?

—Yo creo que para que se den este tipo de actos hay dos partes. Cuando uno tiene los principios sólidos, los valores organizacionales y personales sólidos la misma gente lo percibe. Inclusive, ni quiera es capaz de poder accesar a ese tipo de conversaciones. Nuestra empresa tiene muy claros esos principios. Tenemos 70 años de experiencia en el mercado. Con una trayectoria admirable, limpia. Para nosotros, esto no es una opción. Nosotros tenemos proyectos en países en los que nos dimos cuenta que no hay forma de llevar a cabo un proyecto y decidimos no ir. Hemos dejado proyectos en medio del proceso de licitación porque vemos que pueden estar direccionados o tener algo que no nos gusta y paramos. En el Perú, lo que hemos hecho ha sido de manera correcta. Tenemos que reconocer eso de la parte de ProInversión, que sus procesos, a pesar de que ha habido retrasos por sucesos ajenos a ellos, ha sido un proceso muy correcto. Nosotros no nos hemos enfrentado a este tipo de situaciones en el Perú. Es por ello que estamos ahí y queremos quedarnos. Creo que es un tema de valores. Si tú muestras quién eres y cómo operas, de alguna manera, estás blindado un poco. Que se te cierran muchas puertas, sí. Pero son puertas que no queremos tocar.

Orlando, ¿en qué otros países tienen presencia el Grupo mexicano Marhnos?

—Tenemos presencia en México, Guatemala, Perú, Colombia y Estados Unidos.

En el Perú, es muy rico lo que se puede hacer en cuanto a reconstrucción del norte, en obras viales ¿Han previsto la construcción de este tipo de obras en el país?

—Claro. Dentro de las 5 unidades de negocio de la empresa tenemos el área de autopistas que fundamentalmente está enfocado al desarrollo de proyectos, bajo el sistema de Asociaciones Público Privadas, concesión de vías terrestres. (Héctor) Si me permites, quería complementar un poquito lo que comenta Orlando de nuestros negocios. Algo en lo que nosotros creemos es en nuestros principios y nuestra propuesta de valor. Nuestro principio es generar bienestar y nuestra propuesta de valor es aportar en donde sabemos hacerlo. En el caso de educación sabemos que podemos operar y llevar toda nuestra experiencia en educación, en hospitales, en carreteras. En carreteras, lo evaluamos, sabemos cómo, en Guatemala tenemos carreteras depende del país y la situación. El foco para poder hacerlo lo mejor posible es uno de nuestros principios estratégicos también.

Héctor, quería preguntarte lo siguiente. Orlando mencionaba que el proyecto no solo incluye la construcción, sino también la operación ¿Cuánto tiempo de operación van a tener ustedes en los colegios de alto rendimiento adjudicados?

—El contrato es por 20 años. De los cuales se descuentan los 3 que pueden ser de preparación y construcción. Quedarían más o menos 17 años de operación. Es decir, si lo terminamos antes, los empezamos a operar antes.

Y sobre la estructuración financiera ¿Cómo es que ustedes van a financiar lo que se requiere para la construcción de estos 3 colegios de alto rendimiento?

—Bueno como en la mayor parte de los proyectos de infraestructura, hay una parte de capital y otra parte de deuda. Nuevamente, las proporciones son 70 – 30. La empresa junto con algunos socios pondrá el capital que requiere el proyecto. Que de hecho, por mandato se tiene que justificar un mínimo y lo demás en deuda. Además, hay mucho interés del financiamiento local, a partir de que se notificó la adjudicación. Había poca credibilidad de que se podría dar. En el momento en el que se da hemos encontrado una apertura y apetito interesante de la banca local como internacional. Eso también habla y valida lo que decíamos del Perú. Al principio estaban escépticos porque era el primer proyecto educativo, pero una vez que se confirmó hemos tenido unas conversaciones que no pudimos tener en años, se han dado en semanas. Creo que va a estar bien sustentado.

Yo les agradezco muchísimo. ¿Algo que deseen añadir a lo conversado?

—Orlando – Gracias por la invitación. Prácticamente decirle a la iniciativa privada que confíen en las Asociaciones Público Privadas en el Perú. El Perú es un país que requiere mucha infraestructura, que tiene una cartera muy atractiva y esta opción de Asociaciones Público Privadas pueden ayudar a reducir la brecha de infraestructura dentro del país.

—Héctor – Agradecerte por la oportunidad de poder conversar de estos temas. Decirles que Marhnos llega a Perú para quedarse. Creemos en el largo plazo, nos gusta el país, nos gusta la gente, nos gusta lo que vemos. Yo he gastado mucho tiempo en Perú y seguiré yendo para el Perú. Estoy contento de haber podido consolidar este proyecto que venimos persiguiendo por tanto tiempo.