LO ÚLTIMO - Viruela del mono: Minsa confirma dos nuevos casos en Perú

Arequipa: mina de cobre plantea usar agua de las filtraciones en irrigación Majes

Inversión. Pese al clima de inestabilidad política y social que golpea al país, la compañía Zafranal presenta hoy su estudio de impacto ambiental, paso decisivo para explotar dos tajos de cobre en Arequipa. Inversión asciende a $ 1 450 millones.

Proyecto Zanafral de Arequipa
Proyecto Zanafral de Arequipa
Juan Carlos Soto

Después de varias idas y vueltas, la compañía minera Zafranal inició los trámites para explotar dos depósitos de cobre localizados en la provincia arequipeña de Castilla-Arequipa. En esa línea, hoy presentará su estudio de impacto ambiental (EIA) en una audiencia virtual que será transmitida por redes sociales de la compañía, emisoras locales de los distritos impactados con la operación extractiva.

Zafranal tiene dos inversionistas: la canadiense Teck Resources Limited con 80% de participación y Mitsubishi Materials Corporation (20%). El socio mayoritario había expresado su deseo de vender su participación, sin embargo el activo minero se revalorizó con el precio del cobre en alza . Con ese impulso los inversionistas dieron otro paso, pese la inestabilidad política que atraviesa el país.

El estudio de impacto ambiental (EIA) es requisito fundamental para poner en marcha una operación minera. Este instrumento lo aprueba el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace) del Ministerio del Ambiente. El visto bueno depende de varios procedimientos, uno de ellos es la presentación ante las poblaciones impactadas. En este caso, Majes, Huancarqui, Pedregal, Corire, Lluta, etc. El estudio ya está colgado en la página web de la compañía en la versión completa, resumida y una amigable.

PUEDES VER: Transportistas se dividen y no hay consenso para iniciar paro este lunes

Lo más sustancial es el manejo de agua y control de polvo, temas que la enfrentaron a un conflicto social en 2018. Poblaciones denunciaron temor a una presunta contaminación.

De dónde saldrá el agua

Para sus operaciones, Zafranal demanda 285 litros por segundo (l/s). El recurso será extraído de una inmensa laguna subterránea de la irrigación Majes. El acuífero dispone de tres mil a cuatro mil millones de metros cúbicos de agua originados por el riego ineficiente en las pampas. Esas filtraciones ya han tenido su impacto: los terrenos saturados de humedad comenzaron a derrumbarse. Los aludes no solo desaparecieron el valle de Siguas, ahora amenazan devorar la Panamericana Sur, la planta de Leche Gloria y se prevé que en los próximos años habrá afloramientos en el área agrícola.

Pese al daño que provoca el acuífero de Majes, en la anterior campaña electoral, hubo candidatos que defendieron su intangibilidad. Sin embargo, funcionarios de la compañía Zafranal revelaron a este medio que esta agua subterránea tiene alto contenido de sal, no se puede utilizar, previo tratamiento. Además, la operación minera solo dispondrá del 10% de la reserva. Hay una cantidad de recurso acumulado en los últimos años, los estudios de la minera determinaron que se recarga con 410 l/s y ellos solo tomarán 285 l/s se precisa en el EIA.

El control del polvo

El proyecto explotará dos tajos de sulfuros de cobre: Zafranal y Victoria. El área urbana y agrícola más cercana a la operación dista a 25 kilómetros. Los funcionarios de la compañía aseguran que las voladuras de rocas generarán nubes de polvo, pero estas se disiparán en un radio de cuatro kilómetros. El material particulado no llegará a Huancarqui.

PUEDES VER: Aspirante a colaborador eficaz le tomó el pelo a Fiscalía en caso Malditos de Chumbivilcas

La separación del mineral de la roca estéril se efectuará mediante el chancado y una operación llamada flotación: la molienda ingresa a unas piscinas de agua inyectadas con alcoholes y soluciones que hacen flotar al mineral. Descartaron el uso de cianuro o ácido sulfúrico. Los relaves irán a un depósito que almacenará 436 toneladas métricas. Zafranal tiene un periodo de vida de 30 años.

Se estima una inversión de 1473 millones de dólares. En la etapa de construcción generará una demanda de empleo de 3, 518 personas, de las cuales el 80% no es mano de obra calificada. En los 30 años de operación, Arequipa podría recibir hasta 520 millones de dólares por canon minero, señala el estudio.

Después de la audiencia le corresponde a Senace revisar el EIA. Podrían tomarse hasta un año en este proceso. De aprobarse vienen más trámites y luego la ansiada licencia de construcción.