PARO DE TRANSPORTISTAS DEL 4 DE JULIO - ¿quiénes se suman a la protesta y cuáles son sus exigencias? DESLIZAMIENTO EN CHAVÍN DE HUÁNTAR - Gobierno entregaría bono mensual de S/ 500 a los afectados

Exministro de Agricultura: Majes II no era para agricultura pequeña sino empresarial

Milton Von Hesse sostiene que consejeros regionales están desinformados con respecto a la Adenda 13. Este viernes se desarrollará una sesión de consejo extraordinaria.

Reinicio de Majes Siguas II es incierto. Foto: La República
Reinicio de Majes Siguas II es incierto. Foto: La República
Deysi Pari

El largo camino que se ha recorrido con respecto a la suscripción de la Adenda 13 para reactivar el proyecto Majes Siguas II está a punto de llegar a su tramo final. Este viernes 25 de febrero, se debe llevar a cabo la sesión de consejo extraordinaria en la que los consejeros regionales de Arequipa decidirán si se firma o no este cambio en el contrato de concesión y así destrabar el megaproyecto.

El exministro de Agricultura, Milton Von Hesse, cuestionó a los consejeros que se oponen a la suscripción de la adenda y que consideran que el proyecto debería tener otras características como una menor dimensión de los módulos de terrenos. Von Hesse señala que hay desinformación de parte de los legisladores regionales. Les recordó que el Ministerio de Economía y Finanzas lo aprobó como un proyecto dirigido a la agroexportación, pues siempre se tuvo en claro que, al ser un proyecto caro, donde el agua y la tierra iban a ser caras, se necesitaba “una agricultura empresarial”. “Se determinó que este proyecto no era para agricultura pequeña, pues para ello había otras opciones”, indicó en entrevista con La República.

Para Von Hesse, la única forma de viabilizar el megaproyecto es suscribir la adenda. De lo contrario, Arequipa le dirá adiós a su proyecto más emblemático.

PUEDES VER: Arequipa: los dos dictámenes que definirán el futuro de Majes Siguas II

La Contraloría General de la República advirtió cuatro riesgos respecto a la adenda, uno de ellos es que no se incluye una sanción por si se resuelve el contrato por actos de corrupción, también se refieren a los pagos por el cambio tecnológico de 104 millones de dólares. Von Hesse señaló que la Contraloría ya emitió opinión que es que el proyecto sí se puede ejecutar y que los informes de la entidad siempre señalan todos los riesgos. Consideró que estos son pequeños.

El exministro señaló que, si no se hace el cambio tecnológico de pasar de canales abiertos a tuberías cerradas, allí si habría un riesgo, pues no cumpliría las metas de irrigar las 38 mil 500 hectáreas proyectadas. “Porque el balance hídrico actualizado mostró que, si no se hacían esas transformaciones, el agua no iba alcanzar para esa cantidad sino para 27 500 y el proyecto podría fracasar”, manifestó.

Von Hesse volvió a cuestionar a los consejeros y señaló que no pueden saber más que los técnicos especializados que evaluaron el cambio tecnológico y dieron su opinión favorable. Señaló que las mencionadas autoridades tienen objetivos desde ideológicos hasta poco transparentes como “repartir la tierra a familiares y amigos”. Esto último en alusión al caso Los Hijos del Cóndor.

Para él ahora es inviable que los módulos se reduzcan, pero lo que sí es factible es que los agricultores se asocien.

El último miércoles, los congresistas de Arequipa se reunieron con los consejeros para dialogar sobre la adenda. En la cita, el legislador Jaime Quito dijo que seguir con el proyecto bajo este modelo sería regresar al latifundio.

Von Hesse, en su opinión, cree que por eso la discusión en torno al proyecto ha pasado de ser técnica a una plagada de ideologías y fantasmas.