LO ÚLTIMO - Gremios de transportistas anuncian que paro del próximo lunes 4 de julio será total e indefinido EN VIVO - Derrumbe en Chavín de Huántar: últimas noticias sobre daños materiales, muertes y desaparecidos tras el deslizamiento

Derrame de petróleo: SNI insta a que se dé subsidio tanto a pescadores como a quienes viven del turismo

Gremio exhortó a que las indemnizaciones respondan a las expectativas de ingresos de los afectados tras desastre ecológico causado por Repsol.

Pescadores de Ventanilla reclaman a Repsol por el daño causado por derrame de crudo. Foto: Deysi Portuguez / URPI-LR
Pescadores de Ventanilla reclaman a Repsol por el daño causado por derrame de crudo. Foto: Deysi Portuguez / URPI-LR
Economía LR

Este jueves, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) manifestó su apoyo a los pescadores artesanales de Ventanilla afectados por el derrame de petróleo provocado por Repsol.

Según Alfonso Miranda, presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la SNI, la agrupación rechaza el daño a “la base y sustento principal” de la cadena productiva del sector, y condena que desde hace tres semanas no se haya remediado la catástrofe ecológica “más grande de nuestro mar en toda su historia”.

“Venimos a decir que a los pescadores artesanales, a sus familias y a la población afectada, no se les puede dar una propina. Se les tiene que indemnizar justamente con todo aquello que era su expectativa de vida e ingresos. Nada menos que eso les corresponde. Venimos a dar nuestra solidaridad, y nuestro apoyo técnico y legal si fuera el caso”, dijo a La República.

Por otro lado, Miranda estimó que el total de afectados en la zona del derrame no baja de 3.500 pescadores artesanales - monto superior a los 2.600 empadronados hasta el momento por el Gobierno para la entrega de un eventual bono -, pero habría que añadirle al universo de beneficiarios a los que viven del turismo y tiene sus negocios durante el verano y la temporada de playa.

“El Estado debe hacer una cuantificación del daño causado y de lo que se deja de producir. Un resarcimiento que esté de acuerdo a las expectativas de la población y no un bono caprichoso y siempre insuficiente”, subrayó.

Finalmente, sostuvo que si se hubieran tomado las acciones inmediatas para limpiar el derrame de crudo, en seis meses se hubiera podido subsanar el ecosistema.

A su turno, Roberto Espinoza, presidente de la Asociación Nacional Bahía Blanca de Defensa, recalcó que es deber de Repsol revertir el daño causado al malograr la ecosistema de Ventanilla, y exhortó a que se pronuncien para aclarar cómo será el proceso de indemnización ante la paralización de sus actividades laborales y afrontar los gastos de sus hogares. “El Gobierno va a dar un bono pero esto no va a solucionar lo que ha pasado. Que Repsol se pronuncie de una vez y cumpla”, manifestó.