LO ÚLTIMO - Argentina confirma su primer caso de viruela del mono CON MELGAR CLASIFICADO - Sigue el sorteo Copa Libertadores y la Copa Sudamericana 2022

Cusco y Puno son las regiones que tienen más obras paradas

Radiografía. La región imperial tiene 534 obras paralizadas, mientras que en Puno 305. Arbitrajes, problemas en los expedientes, corrupción etc. son causas de que concluyan trabajos.

Gasoducto del sur. Es uno de los proyectos abandonados en Perú. Odebrecht no pudo continuarlo debido a las acusaciones de corrupción. Foto: La República
Gasoducto del sur. Es uno de los proyectos abandonados en Perú. Odebrecht no pudo continuarlo debido a las acusaciones de corrupción. Foto: La República
Zaida  Tecsi

Cusco y Puno son las regiones con más obras abandonadas en el país. Según el Sistema Nacional de Información de Obras Públicas -Infobras, tienen 534 y 305 proyectos truncos, respectivamente. Expedientes mal hechos, arbitrajes y denuncias por corrupción son las causas comunes del abandono de esas obras fantasma.

El caso más emblemático en Cusco lo representa el hospital Antonio Lorena. Su construcción empezó hace una década y hasta hoy no ve la luz. El nosocomio, en 2012, le fue encargado a la brasilera OAS, inmersa en el caso Lava Jato. Le rescindieron el contrato en 2015 por retrasos.

Según Infobras, el proyecto aún no fue destrabado, aunque la actual gestión regional hizo algunos avances para su conclusión. El nosocomio debía costar S/300 millones, pero su valor referencial supera los S/700 millones.

PUEDES VER: Cusco: trasladaron a 889 turistas que quedaron varados, tras huaico, en Machu Picchu Pueblo

Para el presidente de la Federación Médica, Rodolfo Larota, la causa de este retraso es la corrupción que se investiga en varias carpetas fiscales. El ex presidente regional Acurio y la ex primera dama, Nadine Heredia, son investigados por recibir presuntos sobornos de la firma brasilera por este nosocomio.

Aparecen como paralizadas también el mejoramiento del puente peatonal Petro Perú, el mantenimiento de infraestructura del mercado mayorista de Vinocanchon, la construcción del Instituto Superior Tecnológico Túpac Amaru y el mejoramiento del centro de salud Santa Rosa, nivel I-3 de San Sebastián. Otros proyectos abandonados se ubican en las provincias de La Convención (104), Calca (68) y Chumbivilcas (54). Son obras por administración directa a cargo de diferentes niveles de gobiernos, incluso el nacional. El 30% de estas obras están relacionadas a transportes y el 22% a educación. Es decir, carreteras, caminos vecinales, trochas carrozables, puentes, construcción y mejoramiento de instituciones educativas.

Hospitales en Puno

Los principales proyectos hospitalarios de esta región están paralizados y su culminación demandará tiempo.

La Gerencia de Infraestructura del Gobierno Regional de Puno, informó que los tres hospitales más importantes están detenidos en su ejecución por problemas técnicos y administrativos generados en la gestión del exgobernador Agustín Luque.

El hospital Manuel Núñez de Puno está en veremos. La administración de Germán Alejo, anuló el contrato por informes de la Contraloría que advertía mala calificación al consorcio hospitalario Manuel Núñez, integrado por empresas chinas. La inversión alcanza casi 330 millones. El avance físico es de 1.56 %, pero se gastó más de S/. 100 millones. Su reanudación tardará meses y para ello se requerirá reformular el expediente técnico con deficiencias.

El hospital de apoyo de Ilave es otra de las obras detenidas. Adjudicado al Consorcio Altiplano, por un monto de 125 millones, y pese a que ese dinero se gastó la obra sólo presenta un avance del 52%. El contrato se anuló y hay un arbitraje para que no se ejecute la carta fianza. El gobernador Germán Alejo, indicó que la obra se culminaría por administración directa y se haría un nuevo expediente de culminación obra. El hospital materno infantil de Juliaca, es otro de los proyectos que aún no ve la luz. Se ejecuta por administración directa desde la gestión del exgobernador Juan Luque. Se destinó 136 millones y sólo se tiene una ejecución del 28.90 %. La demora se debe básicamente a la tardía adquisición de bienes y servicios por parte de la oficina de abastecimientos.

La justificación para explicar el retraso

El gobernador regional del Cusco, Jean Paul Benavente, aclaró que muchas obras truncas corresponden a gobiernos locales y nacional. Señaló que la corrupción de las gestiones anteriores, la falta de saneamiento de los sitios donde se debían ejecutar los proyectos, las limitaciones técnicas en los gobiernos locales, podrían explicar la paralización de las obras.

En Puno, la incertidumbre en la gestión regional fue un factor que retrasó las obras. En los últimos tres años se tuvo tres gobernadores. Germán Alejo Apaza es el jefe regional. Estuvieron antes Agustín Luque Chayña y Walter Aduviri, ambos defenestrados por procesos con la justicia.