Evergrande adopta medidas para atenuar la crisis financiera

Panorama. Una distribución más equitativa de la renta del sector desencadenó una severa crisis del gigante chino inmobiliario cuya quiebra, afirman, podría ser inminente.

Mercado atípico. En China, el 90% de los ciudadanos son propietarios de sus casas, una de las tasas más altas del mundo. Foto: AFP
Mercado atípico. En China, el 90% de los ciudadanos son propietarios de sus casas, una de las tasas más altas del mundo. Foto: AFP
Economía LR

Agencias

El gigante inmobiliario chino Evergrande atraviesa momentos difíciles que lo sitúan al borde de la quiebra. La compañía arrastra una enorme deuda que asciende a unos US$ 300.000 millones y lleva varias semanas bregando para intentar cumplir con sus pagos de intereses y la entrega de aproximadamente 1,5 millones de casas que aún no están construidas; el ingreso por el pago adelantado de unidades inmobiliarias representa el 54% del total de la financiación de los pequeños y medianos constructores, según datos de Bloomberg y Reuters.

La crisis no inició en septiembre del 2021, sino en agosto del año pasado cuando el Gobierno empezó a controlar de manera más activa la deuda del sector inmobiliario, ya que la distribución de la renta va a ser un gran problema en la era post-COVID porque se ha acelerado la transformación tecnológica y hay quien se va a quedar fuera del sistema.

Todo ello ha ocasionado que la empresa haya caído un 80% en lo que va del año. Solo en agosto, las ventas se hundieron un 26% interanual.

PUEDES VER: El nuevo reactor de China podría cambiar el rumbo de la energía nuclear

Para atenuar esta situación, el grupo anunció este miércoles la venta de su participación de unos US$ 1.500 millones en un banco regional para poder rescatar capital, que necesita urgentemente. Se trata de 1.700 millones de acciones del Shengjing Bank, cuya sede está en la provincia nororiental de Liaoning, al Shenyang Shengjing Finance Investment Group, propiedad de las autoridades locales, indicó Evergrande en un comunicado en la Bolsa de Hong Kong.

Economía, China.

Lecciones al sector inmobiliario peruano

Edmundo Lizarzaburu, profesor de ESAN, resaltó aspectos de cara a posibles consecuencias de Evergrande en el sector inmobiliario peruano.

El académico sugirió mantener óptimas estructuras de capital; es decir, cada proyecto debe ser autoliquidable, ya que tener proyectos con alto endeudamiento genera que los márgenes sean bajos, lo que, frente a una contingencia, genera que la liquidez se impacte.

PUEDES VER: China desarrolla un arma hipersónica capaz de freír sistemas de telecomunicaciones en “10 segundos”

Asimismo, recomendó analizar los diversos riesgos que se presentan en el proceso de construcción, desde el punto de vista no solo financiero, sino operacional, de seguridad y salud ocupacional, entre otros. Mientras que, al mediano plazo, los temas de saneamiento e impacto vial serán aspectos a tener más en cuenta.

Evitar la quiebra

Alicia García-Herrero, economista en jefe de Natixis en Hong Kong para la región Asia- Pacífico, considera que Evergrande será reestructurada. Pero “con la deuda de las familias ya han anunciado que van a ser los gobiernos locales, con las constructoras estatales, los que se van a hacer cargo”.