Camisea: existe consenso político y empresarial para renegociar

En marcha. La mayoría de líderes políticos se ha pronunciado a favor de la renegociación de Camisea, incluyendo a Keiko Fujimori, Verónika Mendoza, PPK, César Acuña, López Aliaga, entre otros. Contratos vinculados a la operación están cercanos a vencer.

Según supo La República dos empresas del mismo Consorcio Camisea están dispuestas a sentarse a la mesa a negociar con el Estado peruano.
Carlos Bessombes,Diego Quispe,

Renegociar Camisea es una propuesta que empieza a tomar cuerpo. Sobre esa posibilidad se han manifestado a favor casi todas las tiendas políticas, por tanto existe ya un consenso desde ese frente.

El expresidente Ollanta Humala renegoció durante su Gobierno el Lote 88. En la campaña electoral del 2016, los candidatos Alfredo Barnechea, de Acción Popular; Keiko Fujimori, de Fuerza Popular; Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio; César Acuña, líder de Alianza para el Progreso; y Verónika Mendoza, entonces con el Frente Amplio, también prometieron esa renegociación.

En las recientes elecciones generales, el candidato de Renovación Popular, Rafael López Aliaga, también se sumó a ese coro. Igualmente lo hicieron Julio Guzmán del Partido Morado, Yonhy Lescano de Acción Popular y Hernando de Soto de Avanza País.

Al abierto interés de los partidos políticos se suman dos empresas del mismo Consorcio Camisea que, según supo La República, están dispuestas a sentarse a la mesa a negociar con el Estado peruano.

PUEDES VER: Camisea deja al Estado el 65% de sus ingresos, dice la SNMPE ante “amenaza” de nacionalización

Esto fue reconfirmado por el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez, a quien algunos de los consorciados le expresaron su disposición a renegociar. De esto tiene conocimiento el presidente Pedro Castillo.

Este diario también pudo conocer que se ha conformado una comisión de especialistas que se encargará de definir los lineamientos de la renegociación. Este equipo de trabajo viene reuniéndose y solo falta una resolución que oficialice su creación.

Un elemento, no menos importante, es que para cualquier renegociación se necesita la decisión unánime de Pluspetrol (operador), Sonatrach, SK, Repsol, Tecpetrol y Hunt Oil, los miembros del Consorcio Camisea. Basta que una de estas empresas diga que no y la renegociación no prosperaría.

Presente del gas natural

Actualmente, en el Perú se producen cerca de 1.500 millones de pies cúbicos diarios de gas natural. Este volumen se destina tanto para el mercado interno como para la exportación. No obstante, de la parte que corresponde al mercado interno son 300 millones de pies cúbicos los que deben reinyectarse debido a la ausencia de demanda.

PUEDES VER: Ruth Luque sobre Camisea: “Nacionalizar no es lo mismo que estatizar”

En esa medida, son diversas consideraciones las que se deben analizar para tener claro qué se busca renegociar.

De acuerdo con Luis Espinoza, profesor de la maestría en Gestión de la Energía de ESAN, ese volumen de gas que hoy se reinyecta es suficiente para masificar en el territorio por muchos años, por tanto, en su opinión no es un problema de más gas.

“Por ejemplo, para hacer un millón de casas (con gas natural) se requiere 20 millones de pies cúbicos y para hacer 5 millones de hogares se necesita 100 millones y sigue sobrando gas. No es un problema de volumen, como tampoco del precio del gas”, anotó el experto.

Respecto al precio de venta, Espinoza precisa que para la provincia Pluspetrol lo da a US$ 1 el millón de BTU, que termina siendo 10% del precio de venta del gas natural.

PUEDES VER: Castillo sobre gas de Camisea: “Cualquier renegociación se dará respetando el Estado de derecho”

Hasta esta etapa es lo que corresponde a la parte del productor (Pluspetrol), que además de gas natural también explota líquidos de gas natural, de donde sale el GLP. Este energético tiene una producción declinante y que, por tanto, necesitará ser suplido con importaciones o un mayor consumo de gas natural.

Situación contractual

En 2028 culmina el contrato de Perú LNG, operador de la planta Pampa Melchorita. Este hecho pondría fin a la exportación porque, “a partir de allí ya no hay gas para ellos”, precisa Espinoza.

Lo que también es cierto es que Perú LNG, a través de Hunt Oil, tiene participación en los lotes 88 y 56.

Otro contrato próximo a vencer, en 2033, es el de Transportadora de Gas del Perú (TGP). Culminada esa concesión, la operación del transporte del gas natural y de los líquidos de gas natural que salen desde Cusco hasta la costa regresa gratis al Estado.

PUEDES VER: Ministro Merino sobre renegociación de Camisea: “Se logrará con diálogo y transparencia”

“Teniendo tan cerca la caducidad de esos contratos yo no sé qué habría que renegociar allí. Lo que nosotros como país no hemos hecho es más ductos o ramales, así como tampoco un plan más agresivo de masificación. En el Perú son 5 millones de hogares con GLP, a eso se debe llegar con gas natural”, enfatizó.

¿Qué renegociar?

Aun sin tener certeza de lo que buscará renegociar el Estado con el Consorcio, algunas pistas se desprenden del ideario de Perú Libre. En este documento se menciona que el verdadero impuesto anual -entre canon, regalías e impuesto a la renta- que debe pagar el operador sería de US$ 23.000 millones, empero hoy paga US$ 1.135 millones.

Según los especialistas consultados para este informe, la proyección de ingresos toma marcadores internacionales máximos de un momento coyuntural, por tanto el cálculo de Perú Libre es con base en una cuenta mal hecha.

En opinión de Gonzalo Tamayo, socio de Macroconsult, lo primero que debe tenerse claro es la política energética de este Gobierno, de tal manera “se saldrá de una discusión política, para ir a una discusión técnica”, con el objetivo de masificar el gas y de “consumir menos GLP, y encontrar una solución al tema del transporte y llevar más gas al interior del país”.

PUEDES VER: Renegociación de Camisea se hará de acuerdo a ley

Asimismo, el también exministro de Energía y Minas precisó que el Gobierno deberá decidir si la infraestructura necesaria para avanzar con la masificación será encargada a privados, lo cual ve difícil por el nivel tan pequeño del mercado, o se avanza a través de APP o iniciativas públicas.

“Esto es un tema económico y dependerá de cómo se paguen los costos y que el consumidor tenga una tarifa, que se conecte y bote el balón de GLP; para ello la única forma es que cambie el gas natural y se quede con dinero en el bolsillo, que económicamente se beneficie”, subrayó.

Para Germán Alarco, profesor investigador de la Universidad del Pacífico, la prioridad absoluta, en el marco de un posible renegociación, es la atención al consumo interno del gas natural y en segundo lugar la extensión de la mejora en los precios para el mercado doméstico.

“La intensificación del uso del gas natural no solo reduciría las importaciones de derivados del petróleo, sino que reduciría los costos energéticos para familias y empresas entre 1% y 2% del PBI”, estimó.

PUEDES VER: Avanzan propuestas para acelerar la masificación del gas

Según Alarco, además del proceso de renegociación se puede ir avanzando al mismo en otras actividades. Citó, entre ellas, al gasoducto del sur peruano; diseñar y desarrollar otros gasoductos; ampliar las redes de distribución urbana; establecer redes de distribución en otras ciudades de la sierra sur; y obligar el uso del gas natural vehicular en todo el transporte público urbano e interurbano a nivel nacional. “Esto último debe caminar con programas de financiamiento vía el precios del GNV, como se hizo anteriormente”.

Infografía - La República

Infografía - La República

Infografía - La República

Infografía - La República

Infografía - La República

Congreso también apoya

El Parlamento es otro frente en el que la posibilidad de renegociar Camisea también genera unidad. “Los contratos no están escritos sobre piedra. Están sujetos a negociación. El objetivo es que el precio del gas sea accesible a la población”, manifestó Carlos Anderson, de Podemos Perú.

En Renovación Popular, el portavoz alterno Alejandro Muñante, señaló que todo contrato puede ser renegociado, pero dentro del marco del Estado de derecho, nada fuera de él.

Wilmer Elera, vocero alterno de Somos Perú, opinó en la misma línea. “Para negociar los contratos tenemos que fijarnos sobre el tema constitucional. Si se hace dentro del respeto irrestricto, evidentemente que sí se puede. Me gustaría que tengamos la oportunidad, sobre todo en la zona del sur. En este caso, tenemos la oportunidad de hacer la renegociación dentro del marco constitucional y las leyes peruanas. Yo pediría renegociar para que no se venda el gas a S/ 100″, dijo.

PUEDES VER: Katy Ugarte: “Como bancada y como maestros siempre vamos a darle el respaldo al presidente”

Claves

Mercado. Unos 600 millones de pies cúbicos diarios de gas natural se destina al mercado nacional.

Tareas. El Congreso tiene las siguientes funciones en esta encrucijada: fiscalizar que el Ejecutivo no vulnere el Estado de derecho y no cometa infracciones a la Constitución en la renegociación. En caso el Gobierno opte por la expropiación, necesitará una ley, que debe pasar antes por manos del Parlamento.

PCM plantea renegociar desde el 6 de octubre

Ayer, el presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, dejó en las oficinas de Pluspetrol un oficio (que no habría pasado por Consejo de Ministros) manifestándoles “el propósito del Gobierno peruano de establecer un nuevo pacto, que implique la renegociación de contratos, en beneficio del Estado peruano y en función a los intereses del conjunto de la población del Perú”.

Asimismo, el documento consigna una invitación a participar en una primera sesión de trabajo en las instalaciones de la PCM el día miércoles 6 de octubre.

PUEDES VER: Guido Bellido pide a Pluspetrol iniciar renegociación de Camisea este 6 de octubre

El oficio suscrito por el premier Bellido llevó copia al Ministerio de Energía y Minas (Minem), y si bien lleva el sello de recibido de Pluspetrol, señala claramente “sin estar necesariamente de acuerdo con el contenido”.

Oficio remitido a Pluspetrol por el primer ministro Guido Bellido. Foto: difusión

Reacciones

César Acuña, APP

“Es un abuso. Nosotros somos productores de gas, y la verdad es que no debería importarse porque no hay acuerdos que beneficien al país. Tenemos que hacer un estudio y reajustar todo”.

Keiko Fujimori, Fuerza Popular

“(Queremos) poder investigar y renegociar los contratos del gas de Camisea. Sabemos hoy que las regalías que recibe el Perú son mínimas. Queremos saber qué contrato firmó Pedro Pablo Kuczynski”.

Hernando de Soto, Avanza País

“Se puede cambiar cualquier aspecto monopólico que no le permite al Estado modificar la situación del gas. El problema con Camisea es que no hay con qué compararlo, eso ya no debe ocurrir”.

Alfredo Barnechea, Acción Popular

“Yo no planteo expropiar nada, yo no planteo desconocer los contratos, sino renegociarlos para que nosotros podamos supervisar los precios de referencia. Voy a negociar los contratos”.