Brindar por un país mejor: emprender a pesar de la pandemia

ResIliencia. Dennis Uribe y Jorge Cantuarias son jóvenes emprendedores que apostaron por invertir en su país y entrecruzan sus proyectos en un mercado que se reabre al confinamiento.

Apus. El proceso de horneado recoge las más antiguas tradiciones del Perú. Nuna. Reposa durante tres meses antes de su deleite. Foto: composición LR
Apus. El proceso de horneado recoge las más antiguas tradiciones del Perú. Nuna. Reposa durante tres meses antes de su deleite. Foto: composición LR
Esteban Salazar

La pandemia ha impulsado el consumo, siempre moderado, de bebidas en el calor del hogar.

El bocado del inca

“A través de Apus podemos demostrar toda nuestra cosmovisión, el legado de ingredientes como los granos andinos que son fuente de energía, alimento y goce”, reflexiona Dennis Uribe, CEO de Shaman Lab Foods.

Apus es un snack extruido con ingredientes andinos como la quinua y la kiwicha, que fluctúan entre sabores y aromas ahumado y picante, ideales para realzar la experiencia de maridaje con bebidas alcohólicas (de preferencia cervezas, destilados y macerados). Una combinación perfecta para la coctelería, en casa o barra, que se comercializa en cajitas de 100 g y en dos variedades: kiwicha picante y quinua tocino.

El proyecto, fraguado durante dos años de ardua búsqueda por la fórmula ideal, utiliza aceite de girasol para su horneado y se ajusta a los más altos estándares de calidad, como el reglamento de octógonos. Su primer paso ha sido llegar a tiendas especializadas y de e-commerce, mediante la modalidad de delivery. Con ello, están en más de 50 puntos de venta y acompañan la paulatina reactivación de bares con protocolos.

Sin embargo, el proyecto, al igual que muchos emprendimientos peruanos, pudo verse frustrado debido a la coyuntura. La cohesión del equipo de Shaman Lab Foods y su apuesta por lo autóctono en un nicho poco explorado lo impidieron.

“El Covid-19 aceleró cambios en torno a cómo el público compra, se alimenta y se reúne para comer y beber. Dentro de esas variantes que marcaron este 2021 destaca la preferencia por alimentos saludables de baja saturación de grasas y sodio. Apus inaugura la subcategoría ‘Snacks & Drinks’ por sus características organolépticas, pues es el único snack creado exclusivamente para compartir con bebidas alcohólicas”, dice.

"Es el único snack creado exclusivamente para compartir con bebidas alcohólicas", mencionan sus creadores. Foto: difusión

Hoy, el proyecto apunta a sextuplicar las ventas de Apus a medida que las restricciones se alivian, así como lanzar dos nuevas categorías hacia el 2022, entre ellas su esperado ingreso al mercado de golosinas. El desarrollo del producto, que llevó más de dos años, alista también su incursión en el canal moderno con destinos tan exigentes como Rusia y Estados Unidos.

“Los peruanos estamos orgullosos de exportar materia prima como palta, arándanos o quinua, pero olvidamos que también somos capaces de dar productos con valor agregado. Apus no es una marca nacida en pandemia, es una marca que se lanzó a pesar de la pandemia y encontró una oportunidad dentro de la crisis”, acierta Dennis.

Espíritu de nuestra tierra

Tres talentos peruanos han creado un producto único que apunta a posicionarse en el mercado local e internacional. Se trata de Nuna, doble destilado premium artesanal de caña de azúcar y botánicos selectos.

Nuna, proyecto gestado en el 2018 y que superó los avatares de la pandemia, vio la luz en abril del 2021 a partir del jugo natural de caña de azúcar cultivada a más de 2.500 m s.n.m. en Cutervo, Cajamarca, en el corazón de los trapiches de sus productores artesanales.

“Nuestro destilado acoge insumos de todos los rincones del Perú. Caña de Cajamarca, jengibre de Junín, naranja de Chachapoyas, mandarina de Ica y limón criollo del norte. Por eso decimos que Nuna representa el espíritu de nuestra tierra”, refiere el ingeniero Jorge Cantuarias, uno de sus creadores.

Este jugo de caña es fermentado naturalmente y luego destilado en alambiques artesanales para posteriormente llegar a su planta en Lima, donde pasa por un proceso de maceración. Aún en su mocedad, Nuna recibió el galardón de plata en la categoría de ‘Specialty Spirits’ de la American Distilling Institute (ADI), mérito que la coloca en el pedestal de los mejores destilados artesanales del mundo.

“En 2019, cuando la receta ya estaba encaminada, constituimos la empresa. El primer paso era traer el alambique, que debía llegar en abril del 2020 desde fuera, pero en marzo comenzó la pandemia. Felizmente, el proveedor nos esperó y para junio del 2020 decidimos ir para adelante. En octubre llegó el equipo y comenzamos con nuestro primer lote”, cuenta.

Nuna es un destilado de 42° de alcohol, versátil y digestivo. Se puede tomar puro y en cocteles con agua tónica, ginger ale, o en sours y creaciones propias. Precisamente, este mes, por la celebración de su medalla, ofrecen un cupón de descuento.

“Nuestro objetivo es que Nuna sea el nuevo destilado del Perú, junto al pisco. Amamos el pisco y por eso traemos esta propuesta. Estamos abiertos a que otros emprendedores lo produzcan si todo sale bien. Incluso podríamos asesorarlos para mantener el nivel de calidad que nos represente”, asegura Cantuarias. Salud con el Perú.

El dato

Licencia. Más de 100 mil bares y restaurantes del país cerraron debido a las restricciones, reveló la asociación Ahora Perú.

Factoring. Este semana, el MEF publicó el reglamento del DU 013-2020, que promueve el financiamiento de micro, pequeñas y medianas empresas, emprendimientos y startups.

Cata. Como parte de la reactivación del sector, Destiladores Unidos del Perú lanzó hace poco Derribando mitos, campaña que fomenta el consumo consciente de alcohol.

Las cifras

95% de las empresas en el Perú son mypes, según un informe de ComexPerú.

8% del PBI representó la actividad de mypes en 2020.

Video recomendado

Lazy loaded component