Conflictos socioambientales se reducirían con evaluación de integridad de activos

Estos estudios también permitirían mejorar la productividad, vida útil y rendimiento de las operaciones de las empresas.

En julio de este año se registraron 127 conflictos socioambientales. Foto: difusión.
En julio de este año se registraron 127 conflictos socioambientales. Foto: difusión.
Economía LR

El sector minero es clave en la economía peruana, ya que es responsable del 10% del PBI nacional, del 60% de las exportaciones, del 16% de la inversión privada y del 19% de los tributos pagados por empresas privadas. Además, de acuerdo a información del Ministerio de Energía y Minas (Minem), este 2021 hay 60 proyectos mineros en etapa de exploración.

Con una cartera importante de inversiones para los próximos años, la industria minera afronta una serie de retos para rentabilizar el negocio, garantizar la productividad de los procesos en sus operaciones, extender la vida útil de sus activos y proteger la salud y seguridad de sus trabajadores tanto como el entorno ambiental. Por ello, la implementación de estudios de asset integrity (integridad de activos) cobra especial relevancia en el mercado peruano.

El asset integrity se define como la gestión de un activo con el fin de cumplir sus expectativas de productividad, protegiendo a su vez la salud y seguridad de los operadores, planta y comunidad. Su metodología de aplicación ha sido desarrollada ampliamente en Australia, con experiencias exitosas a nivel global.

“La actividad industrial, tanto minera como de oil & gas o portuaria, posee activos físicos que requieren significativas inversiones de capital. En caso de una falla o detención no programada, pueden causar una paralización en la producción. Dichos activos están sujetos a un proceso de deterioro constante, debido a su uso y las condiciones que supone el entorno, por lo que existe una necesidad de mantener estas instalaciones en condiciones óptimas”, explica Julián Aránguiz Burgos, gerente general de MacroSteel.

Entre los principales activos de una compañía minera pueden considerarse los equipos y estructuras asociados al manejo de materiales, como lo son las fajas transportadoras, spreaders, rotopalas, tripper, etc.; así como también los edificios de almacenamiento y operación, tales como stockpiles, edificios de chancado, harnero, electrowinning, molienda, etc. También son activos críticos los estanques, tolvas, celdas de flotación, espesadores y calderería en general, sin dejar de lado las instalaciones portuarias, que involucran muelles, shiploader, etc., y muchas veces, plantas desaladoras y de impulsión hacia la operación minera.

Disminución de conflictos

En el sector minero peruano, además, la aplicación de asset integrity permitiría aminorar conflictos socioambientales y proteger a la propia empresa ante eventuales fiscalizaciones (y sanciones) de organismos reguladores, gracias a la oportuna evaluación, verificación e implementación de prácticas que garanticen el funcionamiento óptimo de los activos involucrados en la actividad minero-industrial y portuaria.

Se debe considerar que, según el reporte de julio de 2021 de la Defensoría del Pueblo, en ese mes se registraron 195 conflictos a nivel nacional. Los conflictos socioambientales representan el 65,1% (127 casos) del total. Y de estos 127 conflictos socioambientales activos y latentes, el 63,8% (81 casos) corresponden a la actividad minera.