Gobierno anuncia nuevo proyecto de masificación de gas que empezará en Ayacucho y Ucayali

Asimismo, el Minem anunció que se llegará a los más de 2 millones 580 mil conexiones domiciliarias de gas natural al 2025.

Conexión domiciliaria de gas natural. Foto: Referencial
Conexión domiciliaria de gas natural. Foto: Referencial
Ani Lu Torres

El Gobierno dejará atrás el proyecto Siete Regiones para la masificación del gas natural en las regiones del sur. Ahora ejecutará dicha masificación bajo la modalidad de ‘encargos especiales’ y con recursos del Fondo de Inclusión Social Energético (FISE) con el objetivo de llegar a 400.000 familias para el 2025.

“Ahora estamos hablando de instalaciones domiciliarias, con los que vamos a pasar de 113.000 familias a 400.000 familias beneficiarias en cinco años”, indicó el viceministro de Hidrocarburos, Enrique Bisetti, ante la Comisión de Energía y Minas del Congreso de la República.

Según la presentación, el proyecto estará dividido en tres etapas: comenzará en las regiones de Ayacucho y Ucayali este año. Luego, seguirá con Cusco y Huancavelica, y terminará con Junín, Apurímac y Puno.

Todo ello se enmarcará en la política del Ejecutivo de impulsar proyectos de hidrocarburos con rentabilidad social, según anotó el titular del Ministerio de Energía y Minas (Minem), Iván Merino. El titular de la cartera también anunció que para el 2025 se proyecta que se llegue a 2 millones 585 mil 095 conexiones domiciliarias de gas natural. A julio de este año se cuenta con 1 millón 398 mil.

Así, en Lima se pasará de 1 millón 173 mil conexiones a julio de este año, a más de 1 millón 940 mil para el 2025. Ica pasará de 66.500 conexiones a 102.700; la concesión del norte de 144.400 a casi 415.000; la concesión sur oeste de 12.846 a 105.333; concesión de Piura de 1.240 a 16.000; y en Tumbes llegaría a los 4.144 conexiones.

Otros proyectos

El viceministro de Hidrocarburos, Enrique Bisetti, también señaló que para el cuarto trimestre de este año se proyecta avanzar con proyectos de rentabilidad social. Así, en la industria petroquímica -dijo- “daremos valor agregado al gas para convertirlo en productos de la petroquímica como urea, alcohol isopropílico, entre otros, por lo que probablemente el sur del país se va a constituir como un foco de desarrollo”.

Sobre el gas natural, señaló que hay una compensación tarifaria a nivel nacional por construcción de redes de gas en áreas no concesionadas, así como la construcción de un establecimiento de almacenamiento de gas licuado para la costa.

En tanto, sobre lo relacionado a la producción y exploración de hidrocarburos, y ante la reducción constante de petróleo -se pasó de 200.000 barriles al día hace más de 10 años a solo 40.000 este año-, “es importante un proyecto nuevo de reglamento de clasificación de interesados en la exploración y explotación. También un proyecto de ley que regula el canon en el sector hidrocarburos y un proyecto de actualización de la ley orgánica de hidrocarburos”.

“La meta es ambiciosa para este fin de año, pero ponemos todo nuestro esfuerzo para llegar a ello”, indicó.