Canasta básica familiar: se necesita el doble de dinero para cubrirla

Por las nubes. INEI da cuenta que el incremento de precios al consumidor golpeó más a Cusco y Puno. Arequipa mantiene una de las inflaciones más bajas del país.

Precios en los mercados van al alza de forma constante.
Precios en los mercados van al alza de forma constante.
Zaida  Tecsi

Si antes de la crisis con S/ 350 se cubría la canasta básica hoy se requiere el doble de esa cantidad de dinero intenta explicar la jefa de la Oficina Departamental del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Silvia Pacheco, para ejemplificar el impacto de la inflación en los más pobres.

El encarecimiento de productos y servicios básicos es un fenómeno económico llamado inflación, palabra odiada por los peruanos mayores de 50 años que la sufrieron en el primer gobierno de Alan García.

Según INEI, la variación nacional de precios de agosto asciende a 1.06%. Pero en varias ciudades del sur ese promedio fue superado largamente.

En Puno asciende a 1.26%. En la región imperial, 1.23%. De 355 productos que componen la canasta familiar, 168 variaron de valor. Entre ellos los tomates, pollo, pescado, frutas como la palta, mango y papaya, están por las nubes en los mercados. El combustible juega un papel impulsador. Con el galón de gasolina a S/15 en Cusco los fletes del transporte se incrementaron, eso provoca que todos los productos de primera necesidad varíen.

Sin embargo, lo más impactante en las economías familiares ha sido el precio del gas propano.

Según la página web de INEI, en junio, el gas propano bordeaba los S/ 42.50, pero para agosto se incrementó en más de S/ 10. Incluso algunas distribuidoras vendieron entre S/ 55 y S/ 57 el balón de GLP de 10 kg.

Juan Cansio, presidente de la Federación Departamental de Trabajadores (FDTC), recordó que en julio ya realizaron un paro de 48 horas por el alza del costo de vida. Se espera que el gobierno de Pedro Castillo, estabilice los precios. No se descarta nuevas medidas de fuerza. “Nuestros bolsillos no resisten más. Es insostenible”, enfatizó.

Arequipa no tiene una inflación tan alta como Puno y Cusco. En agosto esta se incrementó en 0.69%.

La cifra está relacionada, en primer lugar, al aumento en el precio de combustibles, electricidad y alquileres, cuyos costos se elevaron en 3,24%, el más alto de agosto. Pacheco revela que en este rubro tuvo directa influencia el incremento en el costo del balón de gas.

Los alimentos de la canasta familiar también encarecieron. Se dispararon aceite vegetal, los pescados y mariscos, especialmente el bonito y la carne de pollo. Por el alza en el combustible todo lo relacionado a transportes varió, también el pago de pensiones en colegios particulares y actividades de recreación con un incremento de 0.24%.

La especialista explica que, en relación a otras regiones como Piura, con una inflación de 2,20%, Arequipa mantiene cifras más optimistas. El número actual coloca a la región mistiana en el puesto 24 de 26 regiones, con una inflación acumulada desde diciembre del año pasado de 4.23%, por debajo del promedio nacional que es 4.95%.

Pese a ello, el impacto se siente, sobre todo en las familias más pobres, en las que no se cubriría de forma óptima ni la alimentación, menos los servicios básicos. Setiembre empezó con una nueva alza. La Corporación Andina del Gas del Perú SAC comunicó a los distribuidores de GLP (Gas Licuado de Petróleo) un nuevo incremento de S/ 2.50. Es decir, en regiones como Cusco, el balón de gas podría llegar a S/ 60.

Protestas por el gas y el combustible

Estanislao Alegre, presidente de la Asociación de Transportistas del Cusco, dijo que no descartan protestas o incremento del pasaje de transporte urbano, en caso no baje el precio del combustible.

El presidente de la Asociación de Distribuidores del Gas, Modesto Cajigas, lamentó que el nuevo gobierno no frene el alza del GLP.

La Sociedad Peruana de Gas Licuado (SPGL) alertó sobre el fuerte incremento registrado, en las últimas horas, por parte de los productores e importadores de GLP que elevaron en más del 7% el valor por tonelada del recurso, lo que tendría un impacto en el precio del balón de gas doméstico.