LO ÚLTIMO - EE. UU. autoriza tercera dosis de Pfizer para personas mayores y de alto riesgo

Prendas importadas saturan el mercado y entran a precios bajos

Estragos. Hasta 2020 se dejaron de crear 135.000 puestos de trabajo directos con la caída de la producción local y entraron 198 millones de prendas extranjeras.

Durante los primeros cinco meses de este año se ha registrado un ingreso de 198 millones de prendas importadas. Foto: difusión
Durante los primeros cinco meses de este año se ha registrado un ingreso de 198 millones de prendas importadas. Foto: difusión
Fernando Cuadros

Desde 2015 hasta el año pasado, como producto de la caída de la producción del sector textil y confecciones nacional, se dejaron de crear 135.000 puestos de trabajo directos, según el gerente del Instituto de Estudios Económicos (IEES) de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Antonio Castillo.

El especialista advierte que, por otro lado, se ha podido observar el ingreso masivo de productos textiles de origen asiático, el cual ha continuado ingresando pese a la paralización de nuestra industria por varios meses ante el Covid-19 (ver infografía).

Infografía - La República

Impacto

Vale precisar que las prendas chinas solían ingresar a US$ 12,88 por kilo en 2019 y, hasta 2020, bajaron a US$ 7,08 por kilo, según estimaciones de la SNI, y en testimonio de emprendedores como Magno Chávez (Shennys Jeans), la elaboración de una prenda les cuesta hasta poco más de S/ 30, mientras que las importadas entran a menos de US$ 2 por unidad.

Asimismo, Castillo explica que la producción de prendas se encuentra muy por debajo del nivel previo a la pandemia: hay un crecimiento de 27,9% entre enero y mayo del 2021 respecto al mismo periodo del 2020, pero se ve una caída de -28,5% si se lo compara con dicho lapso del 2019.

Solo en 2020, el sector textil y confecciones nacional generó 321.000 puestos de trabajo directos, cifra más baja por la crisis sanitaria, aunque entre 2015 y 2019 el empleo fue contrayéndose a una tasa anual de 2,8%.

En los últimos cuatro años previos a la pandemia, prosigue Castillo, el volumen importado de confecciones acumuló un crecimiento de 52%, al pasar de más de 202 millones de unidades en 2016 a 308 millones de unidades en 2019.

La cifra se tornó más dramática en 2020, en el que se registró un incremento de 41% en lo importado, la tasa de crecimiento anual más alta en el periodo de análisis.

Durante los primeros cinco meses de este año se ha registrado un ingreso de 198 millones de prendas importadas, lo que representa una subida de 100,4% respecto al mismo periodo del 2020. A ello se le suma una reducción de precios cercano al 15%.

“Esta realidad reduce aún más la participación de las industrias nacionales en el mercado, significando una seria amenaza de daño irreparable a la rama industrial”, acota.

Esta situación pudo aliviarse desde el Ejecutivo, sin embargo, la Comisión Multisectorial, encabezada por los titulares de los ministerios de Economía, Producción y Comercio Exterior y Turismo, le dio la espalda a la mano de obra local pese a que Indecopi registró graves indicios de amenaza a la rama local y que el estudio fue impulsado por la gestión de José Salardi como viceministro —y posterior ministro— del Produce.

De no aplicarse las salvaguardias, pese a estar normada por la Organización Mundial de Comercio (OMC), Castillo estima que se dañará irreparablemente a casi 95.000 empresas, que congregan al 98% de las mypes.

Vale precisar que la cadena textil y confecciones peruana da trabajo a poco más de un millón de personas a nivel nacional.

El dato

Búsqueda. Susana Saldaña, presidenta de la Asociación de Empresarios de Gamarra, recalcó que el emporio comercial está dispuesto a tender puentes de diálogo con la gestión de Castillo, y espera que apliquen las salvaguardas a prendas chinas.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía de La República y recibe todas las semanas las notas de nuestro suplemento dominical en tu correo electrónico.