Cierre de Elektra: ¿qué pasará con las deudas de sus clientes?

La tienda de electrodomésticos anunció el cierre de todas sus tiendas, luego de 24 años de operar en el mercado peruano.

La entidad financiera entró al mercado peruano en 2008. Foto: El Universal
La entidad financiera entró al mercado peruano en 2008. Foto: El Universal
Economía LR

La cadena de electrodomésticos Elektra anunció este martes 6 de julio, el cierre de todas sus tiendas a nivel nacional, tras 24 años de operar en el país.

A través de su cuenta de Facebook, la compañía emitió un comunicado de despedida de sus clientes, sin dar mayores detalles respecto a su salida del mercado peruano.

“Les informamos que Elektra cerró toda sus tiendas a nivel nacional. Agradecemos tu preferencia durante todos estos años”, señalaron en el comunicado.

Cabe precisar que desde fines del año pasado la empresa anunció su intención de salir del mercado y comenzó con el cierre progresivo de algunas tiendas.

Deudas pendientes

Tras el anuncio, surgieron dudas de parte de los clientes respecto a las deudas pactadas para la compra de los electrodomésticos en la tienda.

Al respecto, el especialista en Finanzas, Jorge Carrillo Acosta, explicó que Elektra se encargaba de vender los productos pero los créditos se dan con Banco Azteca. Es así que las deudas se mantienen en los plazos y condiciones pactados.

“Elektra per sé no daba financiamiento, quien canalizaba los créditos era Banco Azteca. Y ellos cambiaron de dueño pero siguen circulando”, precisó el docente de Pacífico Bussines School.

Asimismo, explicó que la mayoría de estas tiendas tienen una entidad que financia las compras. Tal es el caso de EFE y Curacao que trabajan con la financiera Efectiva, en el caso de Carsa se financiaba con Banco Pichincha.

Carrillo Acosta precisó que, en caso Banco Azteca también decida salir del mercado peruano, las deudas también se mantendrían, ya que se trasladarían a otra entidad financiera.

“Cuando un banco quiebra o cierra lo que se hace es un proceso d liquidación. Empiezan a vender inmuebles, equipos, vehículos, entre otras cosas, y también venden los créditos a otras entidades”, apuntó.