Aeropuerto Jorge Chávez: nueva torre de control tiene un avance del 50%

Sobre el futuro aeropuerto de Chinchero, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones tinformó que, a la fecha, se han removido 172.000 metros cúbicos de tierra.

La segunda pista de aterrizaje y la nueva torre de control entrarían en operación en el primer trimestre del 2023, tras el equipamiento de la nueva torre de control por parte de Corpac. Foto: MTC
La segunda pista de aterrizaje y la nueva torre de control entrarían en operación en el primer trimestre del 2023, tras el equipamiento de la nueva torre de control por parte de Corpac. Foto: MTC
Economía LR

Hasta la última semana del mes de junio, la construcción de la nueva torre de control del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez (AIJCh) acumuló un avance de casi 50% en obras físicas, según indicó el viceministro de Transportes, Paul Caiguaray, quien realizó una inspección a los trabajos que se realizan como parte del proyecto de ampliación.

Cabe recordar que la torre, que operará dos pistas en simultáneo, posee una altura 65.39 metros. En la parte de abajo, el concesionario Lima Airport Partners (LAP) construye las oficinas administrativas para los servidores de Corpac, el edificio de seguridad de los bomberos, el control de luces y la subestación eléctrica.

Con la nueva infraestructura, se llegará a una capacidad de 80 vuelos por hora. Actualmente es de 35 vuelos por hora. Se proyecta que la segunda pista de aterrizaje y la nueva torre de control entren en operación en el primer trimestre del 2023, tras el equipamiento de la nueva torre de control por parte de Corpac. Asimismo, para el tercer trimestre de este año, Lima Airport Partners, prevé adjudicar las obras del Lado Tierra, que comprenden el nuevo terminal de pasajeros y la infraestructura complementaria.

Aeropuerto de Chinchero

Durante su última visita al Cusco, el titular del MTC, Eduardo González, supervisó los primeros trabajos que se realizan como parte de la ejecución integral del Aeropuerto Internacional de Chinchero, que viene siendo desarrollado en la provincia de Urubamba como obra pública, bajo la modalidad de contrato de Estado a Estado.

Actualmente, el proyecto está próximo a realizar la licitación de las obras principales, que forma parte de la Fase 2, y también viene realizando intervenciones de la Fase 3, que incluye los primeros trabajos para el movimiento de tierras, a cargo del Consorcio Chinchero (empresas Hyundai Engineering & Construction, y HV Contratistas), y la conformación de la plataforma para las áreas del campamento. A la fecha, se ha efectuado una excavación masiva de aproximadamente 172.000 metros cúbicos de tierras, contando con más de 90 equipos de línea amarilla en la zona de trabajo.

”El aeropuerto está avanzando y estamos seguros que en el 2025 se pondrá en servicio para que vuelos nacionales e internacionales lleguen aquí trayendo cientos de miles de turistas que se trasladarán no solo a Machu Picchu sino también a otras localidades que son parte del patrimonio cultural del Cusco. En las próximas semanas estaremos convocando el acceso hacia Chinchero que también es una obra clave. Lo vamos a dejar convocado”, indicó González.

La capacidad de este nuevo terminal aéreo será 60% mayor a la del actual aeropuerto de la ciudad de Cusco y podrá recibir entre 4.5 y 5.7 millones de pasajeros anualmente, con vuelos provenientes de Miami, México, Ciudad de Panamá, Santiago de Chile, Buenos Aires, Sao Paulo, Bogotá, La Paz y Quito.