Latinoamérica crecería en promedio un 5,2% este 2021

El índice económico fue determinado por previsiones realizadas por el Banco Mundial.

Las estimaciones del Banco Mundial avizoran un crecimiento promisorio en los próximos meses. Foto: AFP
Las estimaciones del Banco Mundial avizoran un crecimiento promisorio en los próximos meses. Foto: AFP
Agencia EFE

La economía de América Latina avanzará un 5,2% este año, por encima del 3,2% previsto en enero, aunque su crecimiento dependerá del “moderado progreso en la vacunación, la relajación de las medidas de restricción y un aumento de los precios de las materias primas”, señaló este martes el Banco Mundial (BM).

La organización multilateral, con sede en Washington, pronosticó, sin embargo, que el producto interior bruto (PIB) de la región latinoamericana disminuirá un 2,9% en 2022. “La región continúa severamente afectada por la pandemia de la COVID-19, y los casos han aumentado de forma abrupta tras haberse ralentizado a principios de 2021”, indicó en informe semestral de perspectivas económicas el BM.

Además, el organismo subrayó que, en la primera mitad del 2021, las restricciones a la circulación se endurecieron en países como Argentina, Barbados, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay, lo que, según el banco, “perjudicó la actividad económica”.

Pese a estas circunstancias, las dos grandes economías regionales mostrarán sólidas expansiones: Brasil crecerá un 4,5% este año, gracias a una nueva ronda de pagos directos; mientras que México lo hará un 5%, impulsado por el esperado auge en la demanda de Estados Unidos (EE.UU.) en el sector manufacturero y de servicios.

A su vez, el crecimiento en Argentina se estima que repuntará un 6,4% en 2021, mientras que se anticipa que la economía de Colombia se expandirá un 5,9% este año.

Por su parte, Chile crecerá un 6,1% y Perú lo hará en un 10,3% este año, convirtiéndose en el país de la región con un mayor ritmo de crecimiento. Por otro lado, se espera que el desarrollo en América Central alcance un 4,8 % en 2021, gracias a un ritmo firme de las remesas y aumentos en los precios de los productos básicos.

Respecto al Caribe, donde la carga de casos de la COVID-19 ha sido relativamente baja, se prevé una expansión del 4,7%, aunque las perspectivas para la mayoría de las economías que dependen del turismo se han revisado a la baja desde enero dado que la recuperación de ese sector aún es lenta.

La economía mundial crecerá un 5,6% este año, por encima del 4% previsto en enero, aunque lo hará de manera desigual con un fuerte rebote en EE. UU. y China en plena recuperación tras la crisis desatada por la pandemia frente a una débil expansión en los mercados emergentes.