EN VIVO - Emelec vs. Barcelona: sigue el minuto a minuto del clásico ecuatoriano

Remesas hacia Latinoamérica subieron en 6,5% durante el 2020

El Banco Mundial prevé un aumento de 2,6% en 2021 a 553.000 millones y un incremento de 2,2% en 2022 hasta alcanzar los 565.000 millones.

El Banco Mundial aclaró que sin estas ayudas los niveles de pobreza habrían sido aún peores. Foto: archivo
El Banco Mundial aclaró que sin estas ayudas los niveles de pobreza habrían sido aún peores. Foto: archivo
Economía LR

Durante el 2020, el flujo de remesas hacia América Latina mostró un alza de 6,5% a 103.000 millones de dólares con respecto al año anterior, según un informe del Banco Mundial (BM).

“Los flujos de remesas han mantenido más resiliencia en Latinoamérica en comparación a otras regiones del mundo y con relación a muchos otros tipos de flujos de recursos como la inversión extranjera directa”, indicó a la AFP, Dilip Ratha, principal economista del BM experto en Migración y Remesas.

Ratha señaló que sin estas ayudas los niveles de pobreza habrían sido aún peores, al igual que la inseguridad alimentaria en países como Honduras o Nicaragua. Además, destacó que esto permitió financiar gasto en salud de las familias, algo fundamental en medio de una crisis como la pandemia.

Para 2021 y 2022 las perspectivas para Latinoamérica son positivas y se espera un alza de 4,9% y 4%, respectivamente, de los envíos de dinero.

Envío de remesas a nivel global

El BM mencionó que el tráfico de remesas mostró “resiliencia” en 2020, pese a la dura crisis de la COVID-19, por lo que la caída mostrada fue de 1,6% a nivel global.

“El flujo de remesas mantuvo una resiliencia en 2020, registrando una caída más leve a lo proyectado inicialmente. Las remesas registradas oficialmente hacia los países de ingresos bajos y medios sumaron 540.000 millones en 2020, solo un 1,6% por debajo del total de 548.000 millones de 2019”, indicó la entidad.

En el mundo, el país que recibe más remesas es India, seguido de China, México, Filipinas y Egipto.

La disminución de 2020 fue menor que la que se produjo durante la crisis financiera mundial de 2009 (un 4,8 %). También fue bastante inferior a la caída de los flujos de inversión extranjera directa (IED) a este grupo de países, que sin incluir los flujos provenientes de China, disminuyeron más de un 30 % en 2020.

Como resultado, durante 2020, los flujos de remesas a los países de ingreso bajo y mediano superaron los volúmenes de IED ($ 259 000 millones) y de asistencia externa para el desarrollo ($ 179 000 millones).

En tanto, se prevé un aumento de 2,6% en 2021 a 553.000 millones y un incremento de 2,2% en 2022 hasta alcanzar los 565.000 millones.

Con información de AFP y Banco Mundial.