EN VIVO - Alianza Lima vs. Cantolao: sigue las incidencias del partido por la Liga 1

EE. UU. reporta escasez laboral debido a bajas remuneraciones y precariedad

Economía LR

Los especialistas más críticos achacan lo sucedido al Gobierno de Joe Biden. Foto: AFP
Los especialistas más críticos achacan lo sucedido al Gobierno de Joe Biden. Foto: AFP

Tan solo en abril se crearon 260.000 puestos de trabajo frente al millón que estimaban los analistas.

Publicidad

Estados Unidos presenta un fenómeno insólito en el mercado laboral luego de la crisis provocada por la COVID-19: más puestos de trabajo que demandantes de empleo.

Esta situación se ha evidenciado en muchos restaurantes y empresas como Uber y Lyft. Tan solo en abril se crearon 260.000 puestos de trabajo frente al millón que estimaban los analistas.

La Federación Nacional de Negocios Independientes, un 40% de los empresarios a los que se encuestó en febrero dijeron que no habían encontrado trabajadores para desempeñar nuevos empleos.

Heidi Shierholz, execonomista jefe del Departamento de Trabajo de EE. UU., señaló que no se trata de escasez de trabajadores, sino un reajuste entre la oferta y la demanda laboral a través de los salarios.

Shierholz, en un informe para el centro de estudios Economic Policy Institute, remarcó que “los salarios para un trabajo con más riesgos y más complicado deberían ser más altos”.

Por su parte, Saru Jayaraman, fundadora de “Un Sueldo Justo”, asegura que llevan “años advirtiendo al sector de la hostelería que los trabajadores lo abandonarían si no subían los sueldos”.

Los especialistas más críticos achacan lo sucedido al Gobierno de Joe Biden. Otros lo han interpretado como un simple reajuste del mercado laboral. “Mi expectativa es que, a medida que nuestra economía se recupere, estas empresas ofrezcan salarios justos y entornos de trabajo seguros”, manifestó Biden este lunes en un discurso sobre la situación económica del país.

Para el economista Rafael Marrero, director de una consultoría en Miami, citado por EFE, las ayudas públicas durante la pandemia han fomentado la “baja productividad” del país, una situación que calificó de “lamentable”.

Cabe resaltar que en marzo de este año, el Congreso estadounidense aprobó el tercer paquete de estímulo fiscal, por valor de 1,9 billones de dólares, que incluyó transferencias directas de efectivo de hasta 1.400 dólares a millones de ciudadanos, un fortalecimiento y una expansión de los subsidios de desempleo, así como ayudas a pequeñas y medianas empresas.

Para remediar este escenario de escasez laboral, la cadena de comida rápida Chipotle, una de las más populares del país norteamericano, anunció esta semana una subida salarial de 15 dólares para atraer a más empleados, mientras que Uber remarcó que la elevada demanda ha provocado que los ingresos por conductor aumenten y estén en niveles “históricos”.

Con información de EFE.