Recuperación económica de Arequipa se percibiría en 2023

Largo plazo. A un año del inicio de la pandemia, los indicadores económicos muestran cierta recuperación para algunos sectores. Para fines de 2021, se proyecta un crecimiento económico de 8% en la región Arequipa.

Recuperación. La minería será clave para el inicio de la reactivación de la economía regional, según especialista.
Recuperación. La minería será clave para el inicio de la reactivación de la economía regional, según especialista.
LR Arequipa

Elizabeth Huanca

La pandemia por la COVID-19 golpeó sin piedad la economía regional. De acuerdo al investigador del Centro de Estudios de Economía y Empresa de la Universidad Católica San Pablo, Ronal Arela en 2020, esta se contrajo en 11%.

Los sectores más afectados fueron, alojamiento y restaurantes (-22%), manufactura (-17.3%), comercio (-16%), construcción (-13.9%) y minería metálica (-13.5%). El primero, asociado básicamente al sector turismo, recibió el impacto más brutal y cuya recuperación probablemente no perciba este año más. El golpe se traduce en desempleo. La Gerencia Regional de Turismo, advierte de al menos 80 mil puestos de trabajo se perdieron durante el año pasado. En contraparte, el sector agricultura fue el menos afectado.

Recuperación

A un año de la pandemia, el panorama es relativamente mejor. Arela señala que el crecimiento económico de Arequipa este año, sería de 8%. A nivel nacional, según el Banco Central de Reserva, se crecerá 10%.

Arela es cauto, remarca que estas proyecciones, estarían sujetas, en cierto modo, a la coyuntura política y resultados de la segunda vuelta electoral, que pone en la lid a Pedro Castillo y Keiko Fujimori. Aunque, a su criterio, este solo podría hacer variar en algunos puntos los pronósticos de crecimiento anual. “El impacto real de las elecciones recién se percibirá en 2022”, advierte.

Para 2021, a decir del especialista, los sectores más golpeados en el primer año de pandemia, como minería y comercio, serían los que “deberían crecer”, no obstante, aclara que ello se daría “por efecto rebote”, o “arrastre estadístico”, es decir, por la simple reactivación de la actividad.

En el caso de la minería, por ejemplo, la actividad tiende a recuperarse porque depende del mercado externo, mientras que en el caso del turismo el panorama no sería positivo pues este depende de la economía interna. El especialista, en ese sentido, recuerda, que la región debe encaminar proyectos claves como Majes II y la autopista Arequipa-La Joya para compensar el lento avance económico. Recuerda que en este primer trimestre de 2021, la inversión pública, ha dinamizado de alguna manera el avance económico, y es que se percibe una paralización del sector privado, por factores electorales.

Al 2023

Arela es claro, señala que pese a estas cifras positivas, los niveles de crecimiento real no serán iguales a los años de pre pandemia. En todo caso, podrían asemejarse en cierto modo al escenario económico de 2019, año que significó el crecimiento más bajo de la última década.

Frente a este escenario, se estima que la economía regional en conjunto, podría recuperar vuelo a finales de 2022 o primer trimestre de 2023. Las políticas frente a la pandemia y el avance de la vacunación contra la COVID- 19, también influirán en el comportamiento económico.