En el 1º de mayo piden un código único de trabajo e inspección laboral

Día del trabajador. Ante la variedad de regímenes especiales es necesario tener un solo documento. Proponen al próximo gobierno poner énfasis en la seguridad y salud en el trabajo.

Un total de 706.900 personas perdieron sus puestos de trabajo en el primer trimestre del 2021. Foto: difusión
Un total de 706.900 personas perdieron sus puestos de trabajo en el primer trimestre del 2021. Foto: difusión
Christian Alcalá

Con 706.900 puestos de trabajos perdidos solo en Lima metropolitana durante el primer trimestre de este año, hoy se conmemora el Día Internacional del Trabajo, fecha en la cual es importante analizar la situación actual del mercado laboral y cómo se puede salir del impacto que viene dejando el Covid-19.

Según la última data disponible del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el mayor impacto se dio en el empleo adecuado; es decir, aquellos puestos de trabajo que cuentan con todos sus beneficios labores, donde se registraron 942.200 empleos menos.

Por otro lado se observa que el subempleo visible (por insuficiencia de horas) e invisible (por ingresos), aquellos que no forman parte de la planilla de la empresa, se incrementó en 235.200 personas.

No obstante, durante la pandemia también hubo 302.184 trabajadores involucrados en suspensión perfecta de labores, lo que significa que no recibieron un salario.

Ante este escenario, los expertos consultados señalan que el próximo gobierno que asuma el liderazgo del país deberá aplicar políticas que fomenten la creación del empleo adecuado, así como también mecanismos que puedan proteger al trabajador.

Propuestas

Para el laboralista Javier Mujica es crucial que primero se mantengan los empleos y los ingresos de los trabajadores, así como crear programas de empleo temporal a través de la inversión pública.

Otro punto que aborda el experto es que se deben revisar los protocolos de bioseguridad de las actividades extractivas para que así se eviten contagios de los trabajadores de estos rubros, así como reforzar los mecanismos de protección de seguridad y salud en el trabajo.

En esto último también coincide la abogada laboralista Sara Campos, quien considera que es clave que el Estado asigne una partida presupuestal específica para la seguridad y salud en el trabajo.

Acompañado de ello, Campos indica que se debe de potenciar a la Sunafil para que se pueda contratar a más inspectores y especialistas en seguridad.

Respecto a las normas en materia laboral que rigen desde hace tres décadas, Mujica expresó que se debe de revisar la totalidad de las leyes para que estas revaloren el mercado interno y los ingresos de los trabajadores, así como fomentar la negociación colectiva en el sector público y privado.

“Se debe abandonar un modelo que ha considerado los derechos de los trabajadores como un obstáculo para la formalización de la economía y la recuperación del empleo”, sostuvo Mujica.

El experto plantea que el nuevo Ejecutivo debería implementar una Política Nacional de Trabajo Decente, siguiendo las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); además, señala que se debe revisar la Política y el Plan Nacional de Competitividad y Productividad, los cuales no fueron consultados por los trabajadores.

Por su parte, Campos recomienda que se flexibilicen las contrataciones y que no se les pongan tantas trabas a las empresas a la hora de la desvinculación de los trabajadores.

“La norma que debería ser revisada y mejorada es la referida a las formas de contratación laboral, que está vigente desde 1992 y no se ajusta a la realidad que estamos viviendo, no existen las modalidades que se están dando ahora, como la de necesidad de mercado”, acotó la especialista en derecho laboral.

“Los regímenes laborales especiales están dispersos”

Tanto Mujica como Campos coinciden en que urge que el Perú tenga un código único o una ley general de trabajo. Ello ante la cantidad de regímenes especiales laborales que hay actualmente.

“Los regímenes laborales especiales están dispersos, las normas de beneficios sociales también, se habló en algún momento de tener un código único de trabajo que ayudaría mucho tanto a la empresa como al trabajador”, explicó Campos.

La experta precisó que un código único es clave, ya que ante una consulta o una inquietud se pueda recurrir a un único documento y así no tener que interpretar cada una de las normas.

En tanto, Mujica detalló que varios países de América Latina ya cuentan con una ley general de trabajo, por lo cual es necesario que el Perú también siga ese camino.

Reacciones

Javier Mujica, laboralista

“Existe una multiplicidad de regímenes especiales en el sector público y privado, estos se pensaron con menores derechos para los trabajadores, por eso se debe tener una ley general de trabajo”.

Sara Campos, laboralista

“Se debe priorizar la realización del trabajo remoto en las actividades que esto sea posible, pero en otras que no lo fuera es importante que se refuercen los mecanismos de protección y seguridad en el trabajo”.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.