Confinamiento: levantar castillos con las piedras en el camino

Fórmulas. Además de reinventarse ante la incertidumbre de la pandemia, muchos empresarios han hallado en la familia una oportunidad para sortear las nuevas restricciones. Cuatro mujeres, madres e hijas al mismo tiempo, así lo demuestran.

Familia. El mercado de cursos online se ha disparado gracias a la pandemia. Foto: LKP - Escuela de eventos
Familia. El mercado de cursos online se ha disparado gracias a la pandemia. Foto: LKP - Escuela de eventos
Esteban Salazar

Emprender con éxito es convertir el talento propio en el principal insumo para prosperar.

La virtud de emprender

La aventura de La Tofi inicia en el regazo de una madre. Un proyecto concebido en el 2016 para ornar el cabello de su hija se convirtió con el tiempo en la oportunidad perfecta para desligarse del trabajo en oficina y, sin saberlo, la mejor apuesta al inicio de la pandemia.

En un buen mes, el negocio podía colocar más de 100 prendas a nivel nacional. Las ventas en el periodo abril-julio se dispararon entre un 60% y 80% a través de medios digitales y con delivery. Cada accesorio de fieltro, preparado con la milimétrica precisión del ojo maternal, puede costar entre S/ 18 y S/ 20. Los clientes solicitan tres o más por encomienda. Ninguna feria.

Convicción. Fiorella Manini y su pequeña Sofía han encontrado la simbiosis perfecta para superar toda situación adversa. Foto: La República

“Siento que fue por el bono. La gente quiso gastar cuando recibió un ingreso extra en sus cuentas. Por eso, terminé el año pasado muy bien”, refiere.

Desde que empezó la emergencia, Fiorella Manini no ha ido más que una vez a Gamarra para abastecerse de insumos. Ello contrasta con lo dicho por los empresarios textiles, quienes vieron quebrar al 40% de sus negocios ante la falta de clientes y la imposibilidad de acceder a programas como Reactiva Perú.

La urdimbre del mercado no fue lo único que aprendieron en el camino. Al igual que muchos otros negocios florecidos en el 2020, el dúo basó su crecimiento en el empleo de redes.

Borla. Cada accesorio puede prepararse en múltiples formas y colores a pedido. Foto: La Tofi

“Instagram se ha vuelto una herramienta muy amigable para los emprendedores. Para ello, debes estar dispuesta a invertir bastante tiempo”, indica.

Este año, sin embargo, Fiorella confiesa que no le ha ido tan bien como esperaba. Solo en el primer trimestre, La Tofi registró pérdidas cercanas al 80%, situación que en el negocio endilgan a la incertidumbre. De cualquier forma, Fiorella y Sofía, ahora también proveedoras, aseguran estar preparadas para enfrentar todo vaivén.

“El negocio seguirá creciendo, tengo muchos proyectos aquí. Siempre he sido una persona creativa con mis manos; si quiero algo, lo haré”, confiesa.

Fieltro. Los accesorios de La Tofi tienen la versatilidad para acomodarse a cualquier cabello. Foto: La Tofi

La vida, un eterno taller

Desde su apertura hace cuatro años, Little Kids Perú (LKP)–Escuela de eventos ha recibido a más de mil emprendedoras que llegan a su puerta con el corazón lleno de esperanza y una firme promesa de superación.

Solo el año pasado y pese a ceder su local por la pandemia, el proyecto de Anggie Oliva Bitencourt atendió a 500 mujeres en sus múltiples talleres de decoración de globos, pastelería, packaging, caritas pintadas, y todo lo relacionado con la organización de eventos infantiles a pequeña y gran escala.

Resiliencia. Anggie y su madre Yolanda forjan empresarias de éxito en tiempos difíciles. Foto: LKP - Escuela de eventos

Y es que la emergencia, que obligó al cierre de al menos dos de cada diez empresas hasta agosto del 2020, según INEI, también impulsó los procesos de transformación digital que, a la postre, redujeron la brecha entre clientes y marcas con experiencia e-commerce.

La nueva normalidad, una creciente demanda en el sector, e incluso la búsqueda de oportunidades de empleo a distancia por la suspensión perfecta, fueron factores clave para que la empresa cerrara el segundo trimestre en verde, con un inesperado 10% más de ganancias anuales que en el 2019.

“Gracias a Dios, los primeros meses se levantó muchísimo el negocio pues, en general, hubo bastante acogida por los servicios que ofrecemos”, recuerda.

Con precios de entre S/ 50 y S/ 300 por taller, según la destreza que demande, los cursos de Little Kids Perú pasaron en el 2020 a dictarse de manera online y desde la sede nuclear de todo buen emprendimiento: su hogar. Esto no significó un decremento en lo más mínimo de la calidad de su servicio.

Soñar. Las posibilidades para ambientar una celebración son infinitas. Foto: LKP - Escuela de eventos

El equipo de maestras aprovecha también el boom de clases a distancia para especializarse virtualmente. Es algo en lo que Anggie y su madre, Yolanda, coinciden muy bien con las alumnas que reciben.

“Nos capacitamos de manera internacional, tratamos de mostrar que nuestros cursos tienen un valor verdadero”, relata.

El proyecto pretende recuperar en los plazos más breves posibles al íntegro de su equipo de profesoras y ofrecer en adelante talleres pormenorizados en grupos no mayores a tres o cuatro clientas por sesión. De momento, y mientras se alivian las restricciones, vacuna mediante, atienden de forma presencial pedidos de globos y de venta y alquiler de accesorios en su nuevo local de Surco.

“Hemos creado diferentes plataformas para que el cliente pueda informarse a detalle de nuestros cursos. Tenemos expectativas muy altas aquí”, se descubre Anggie, invencible.

Decoración. Los talleres de LKP son integrales y de permanente seguimiento al alumno o alumna. Foto: LKP - Escuela de eventos

Un panorama cargado de restricciones

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática, en el trimestre noviembre-diciembre-enero, la PEA femenina disminuyó en 8,0% y la masculina en 2,7%, lo que equivale en cifras absolutas a 199.200 mujeres y 76.600 hombres menos en la PEA. El 54,8% (2.795.600) de la PEA metropolitana lo conforman los hombres y el 45,2% (2.306.900) las mujeres.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que los ingresos per cápita en América Latina y el Caribe no recuperarán su nivel previo a la pandemia hasta el 2024.

Esta ralentización generará pérdidas acumuladas del 30% con respecto a la tendencia previa a la emergencia sanitaria. En este sentido, se supo que Latinoamérica sufrió una contracción del 7% en el año 2020, la más pronunciada del mundo y muy por encima de la media global (-3,3%).

El Ministerio de Economía y Finanzas anunció que el Gobierno apoyará temporalmente a las cajas municipales y las microfinancieras, cuyo portafolio de créditos esté orientado al menos en un 50% a las mypes, a través de la compra de acciones preferentes y bonos subordinados.

Claves

Retorno. La Asociación Pyme Perú aseguró que alrededor de 500.000 pequeñas y medianas empresas no reabrirán sus negocios tras la pandemia.

Contagios. Provincias en riesgo extremo pasan de 19 a 41 desde este lunes 19 de abril. Entre ellas, Lima metropolitana y el Callao.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.