EE. UU. registra inflación de 0,6% en marzo y se sitúa en el 2,6% interanual

El aumento en la subida de los precios al consumo se debe por los paquetes de estímulo aprobados por el Congreso desde marzo de 2020.

Los economistas esperan que la tasa de inflación se modere en el resto del año, pero bien podría acercarse al 3%. Foto: difusión
Los economistas esperan que la tasa de inflación se modere en el resto del año, pero bien podría acercarse al 3%. Foto: difusión
Economía LR

La inflación interanual en Estados Unidos saltó del 1,7% en febrero al 2,6% en marzo, el nivel más alto en dos años y medio, tras los enormes estímulos económicos para paliar el impacto de la pandemia; según informó esta martes 13 de abril la Oficina de Estadísticas Laborales.

Los precios al consumo subieron un 0,6% en marzo y, si se excluyen los de alimentos y combustibles que son los más volátiles, la inflación subyacente el mes pasado fue del 0,3%.

El aumento en la subida de los precios al consumo se debe en buena medida a los paquetes de estímulo aprobados por el Congreso desde marzo de 2020 y promulgados por los presidentes Donald Trump y Joe Biden para paliar el impacto de la pandemia.

De acuerdo con agencias internacionales, el primer conjunto de estímulos iniciado en marzo de 2020 sumó 1,2 billones de dólares, y el firmado por Biden añadió 1,9 billones de dólares, que por una parte han ido directamente al bolsillo de los consumidores. Otra parte de ellos a préstamos y subsidios para las empresas.

Los economistas esperan que la tasa de inflación se modere en el resto del año, pero bien podría acercarse al 3%, un nivel alcanzado por última vez hace una década, poniendo presión sobre la Reserva Federal para un incremento de las tasas de interés.

Los datos mensuales de marzo confirman que el empuje mayor para el aumento de precios proviene del sector de la energía, y especialmente las gasolinas, cuyo costo se elevó un 9,1% en marzo comparado con febrero.

En un año, los precios de la energía han subido un 13,2%, y los precios de la gasolina han subido un 22,5%.

Los mercados temen un empuje inflacionario, pero la Reserva Federal, el FMI y la Casa Blanca consideran que este aumento de precios será temporal.

Con información de EFE y AFP.