Trabajadoras del hogar necesitan ser vacunadas para seguir atendiendo en hogares infectados

Más de 200.000 trabajadoras del hogar han sido despedidas durante la pandemia y muchas no tienen a dónde ir porque son migrantes. Si se contagian, no hay ley efectiva que vea por ellas.

Fentrahogarp y Sintrahogarp demandan el cumplimiento de la Ley 31047, ley de las Trabajadoras del Hogar, congelado desde septiembre del 2020. Foto: difusión
Fentrahogarp y Sintrahogarp demandan el cumplimiento de la Ley 31047, ley de las Trabajadoras del Hogar, congelado desde septiembre del 2020. Foto: difusión
Economía LR

Tras reportar más de 200.000 puestos de trabajo perdidos durante la pandemia, la Federación Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar Remunerados del Perú (Fentrahogarp) y el Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar del Perú (Sintrahogarp) solicitaron al Ejecutivo ser incluidas como personal vulnerable para la campaña de vacunación contra la COVID-19.

A través de un comunicado, el gremio recalcó que muchas de sus integrantes han sido despedidas sin mayores miramientos por parte de sus empleadores, pese a que, en su mayoría, no cuentan con viviendas en la capital debido a su condición de migrantes.

“Hacemos un llamado de urgencia al presidente del Perú, Francisco Sagasti, al ministro de Economía, Waldo Mendoza, a la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Silvana Varga, y al ministro de trabajo, Ángel Custodio, para que valoren el trabajo que realizamos las trabajadoras del hogar ya que durante la pandemia hemos permanecido cuidando y atendiendo a las familias peruanas, exponiendo nuestras propias vidas. Mientras que la mayoría de trabajadoras del hogar fueron despedidas sin el pago de sus sueldos y beneficios, y quedando en el desamparo”, señala el documento.

En este sentido, Fentrahogarp y Sintrahogarp demandaron el cumplimiento de la ley 31047, Ley de las Trabajadoras del Hogar, y la puesta en marcha de su reglamentación, para que sean aplicadas en los plazos más breves posibles, a fin de rectificar los convenios de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) sobre violencia y acoso en el mundo laboral.

“La emergencia nos ha obligado también a trabajar en situación de confinamiento total, sin ver a nuestras familias por semanas o meses bajo amenazas de ser despedidas si salíamos a ver a nuestros seres queridos. Asimismo, otro grupo viene trabajando sin los equipos de protección adecuados, es decir, guantes y mascarillas para proteger nuestra salud. Pedimos al Ministerio de Trabajo y la Sunafil impulsar una campaña informativa y a fiscalizar para que se cumplan nuestros derechos y beneficios laborales”, sentencia el gremio.

Cabe precisar que la situación de las trabajadoras del hogar en nuestro país es de permanente vulnerabilidad debido a que la mayoría son migrantes, madres solteras, personas mayores sin jubilación, o forman parte del gran grupo con enfermedades derivadas del trabajo duro que han realizado por años. Son más de 400.000 las trabajadoras del hogar y, de acuerdo con el comunicado, más de la mitad han sido despedidas sin recibir ningún bono por parte del Gobierno.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.