Vivienda informal llega a costarle 100.000 soles a las familias y al Estado

Economía LR

La mayor venta viviendas, por traficantes de terrenos, estaría en Tacna, Ica, Chiclayo, Trujillo, Piura, Huancayo y Cusco. Foto: difusión
La mayor venta viviendas, por traficantes de terrenos, estaría en Tacna, Ica, Chiclayo, Trujillo, Piura, Huancayo y Cusco. Foto: difusión

Unas 85.000 familias acceden a una vivienda precaria o a un terreno en zonas periféricas de la ciudad, por el doble del precio real, según GRADE.

Publicidad

El Estado gasta alrededor de 1 millón 700 mil soles para remediar los problemas que genera el crecimiento informal, y por otro lado gasta 1 millón 400 mil soles para generar viviendas nuevas adecuadas. De acuerdo con el Grupo de Análisis para el Desarrollo (GRADE), por un inmueble informal, sin servicios básicos y en zonas de riesgo, cada año entre las familias y el Estado se gasta 100.000 soles.

“Con esos 100.000 soles por cada vivienda, que debe esperar 15 años para tener agua o para que pongan pista a su calle, se podría comprar una vivienda formal con todos los servicios en una zona bien ubicada. Hoy, estamos gastando la misma cantidad de dinero, pero con resultados terribles”, señaló a La República Álvaro Espinoza, investigador adjunto de GRADE.

Según datos del CENSO, cada año se forman 140.000 nuevos hogares en el país; mientras que solo se producen 40.000 viviendas formales, generándose un déficit de 100.000 viviendas, ¿qué pasa con las familias que no logran acceder a un inmueble?.

Espinoza explicó que de las 100.000 familias que buscan una vivienda formal, 85.000 compran una casa precaria o un pequeño terreno en las zonas periféricas de la ciudad por el doble del precio real a traficantes de terrenos.

“Estos terrenos [por el doble de precio] se ofrecen en zonas de expansión. En Lima, hacia el norte tenemos a Carabayllo y Ancón, en Comas y en Independencia ya solo quedan espacios en el cerro y son muy pocos. En Lima Este tenemos a Ate, Chosica; mientras que, hacia el sur de la ciudad, tenemos crecimiento en Villa María del Triunfo, Lurín y algo en Villa el Salvador”, indicó a este medio.

Asimismo, dijo que según la medición de GRADE, en los últimos años se ha observado que la mayor venta viviendas, por traficantes de terrenos, está en Tacna, Ica, Chiclayo, Trujillo, Piura, Huancayo y Cusco.

“En Arequipa la venta de terrenos por traficantes es muy fuerte, pero otra ciudad que también está creciendo de manera espectacular, aunque todo informal, es Pucallpa (…) El 70% del área de las ciudades se han hecho de manera informal, mal planificadas; eso quita productividad a los hogares y eficiencia a las ciudades, afectando a la economía”, comentó.

“El Estado está tratando de remediar los problemas, pero no soluciona el problema, porque si invirtiera más generando viviendas adecuadas no tendría que estar remediando”, agregó el investigador de GRADE.

En esa línea, propone facilitar el acceso a crédito para que las familias puedan comprar una vivienda, para ello se requieren más entidades financieras que se dediquen a colocar créditos hipotecarios con las familias de bajos recursos.

“Y una de las formas más directas para hacerla es que el Estado garantice a los hogares, que sea como un aval; entonces las entidades colocarían los créditos con menos riesgo. Las familias pueden pagar una cuota mensual, lo que no pueden es ahorrar todo para pagarla”, refirió.

Por otro lado, GRADE sugiere la implementación de instrumentos financieros que permitan a las entidades financieras pequeñas poder colocar más créditos. “Ahora no pueden porque como son pequeñas tienen muchas restricciones en la cantidad de fondos que pueden colocar, pero son ellas las que trabajan con los hogares de ingresos informales”, resaltó.

Vivienda formal en planes de gobierno

GRADE revisó los planes los planes de gobierno de los candidatos presidenciales y ningún plan de gobierno de los candidatos a la presidencia de la República contempla detalladamente cómo solucionar el problema del acceso a la vivienda formal en el Perú.

“Muchos planes, alrededor de 10, mencionan la necesidad de producir vivienda social y que es importante que haya programas que lo produzcan, pero no hay un plan específico. El plan que tienen es poner agua a los que necesitan, pero cuando un político ofrece este servicio está asumiendo que la gente ya ocupó el terreno idealmente y ya vivió en precariedad, están remediando y no están yendo al origen del problema”, explicó.

Finalmente, Espinoza anunció que participará el martes 30 junto con la ministra de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Solangel Fernández; y el presidente de ADI Perú, Marco del Río, en el webinar organizado por GRADE “Vivienda formal para las familias peruanas: Consensos para una agenda público – privada.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.