OIT pide regular el empleo de los aplicativos digitales

Economía LR

El estudio de la OIT reveló, en lo que respecta a las empresas, que estas plataformas plantean problemas de competencia desleal. Foto: archivo La República
El estudio de la OIT reveló, en lo que respecta a las empresas, que estas plataformas plantean problemas de competencia desleal. Foto: archivo La República

El estudio de la OIT no brindó cifras sobre cuántos trabajadores en el mundo dependen de estas plataformas. Sin embargo, señaló que el 70% de las ganancias se acumula en solo dos países: China y EE. UU.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó este martes 23 de febrero que buscará regularizar a las plataformas digitales de trabajo que se han quintuplicado de 142 en 2010 a más de 777 en 2020.

En un nuevo informe, la OIT señaló que este creciente sector plantea aún numerosos problemas, como horarios de trabajo “prolongados e imprevisibles” y bajos salarios, dado que la mitad de estos empleados cobran menos de dos dólares por hora.

No obstante, el estudio no brindó cifras sobre cuántos trabajadores en el mundo dependen de estas plataformas. Esto, según el ente multilateral, es algo difícil de cuantificar, en parte porque muchos de estos negocios no comparten esta información, pero también por la diversidad de circunstancias de los empleados.

El organismo también denunció “la imposibilidad de gozar de los derechos a la protección social, la libertad de asociación y de negociación colectiva” para muchos trabajadores de este tipo.

“Los desafíos a los que deben enfrentarse los trabajadores conciernen sobre todo a las condiciones laborales, el acceso a la cobertura social, la regularidad del empleo y los ingresos, además de la falta de acceso a derechos fundamentales en el ámbito del trabajo, en particular a la libertad sindical y a las negociaciones colectivas”, señaló en rueda de prensa Guy Ryder, director general de la OIT.

El estudio además reveló, en lo que respecta a las empresas, que estas plataformas plantean problemas de competencia desleal, falta de transparencia en datos y fijación de precios, así como comisiones costosas.

Por otro lado, trascendió que cada vez es más común que las tareas de evaluación y supervisión de los trabajadores en estas plataformas “dependan de algoritmos, y no de seres humanos”.

A pesar de ello, Ryder sostuvo que “las plataformas digitales de trabajo están abriendo oportunidades que antes no existían, en particular para las mujeres, los jóvenes, las personas con discapacidad y los colectivos marginados en todo el mundo”.

El estudio también evidencia una distribución aún desigual del sector en el mundo, ya que el 96% de las inversiones en estas plataformas se concentra en Asia, Norteamérica y Europa, y el 70% de las ganancias se acumula en solo dos países, China y Estados Unidos.

Cabe precisar que la mayoría de los trabajadores de estas plataformas es menor de 35 años con un alto nivel de estudios, en particular en los países en desarrollo, y trabaja en ellas unas 23 horas semanales, aunque a menudo complementadas con otro tipo de empleos.

Las largas jornadas son frecuentes en conductores y repartidores de estas plataformas, que trabajan en torno a unas 60 horas semanales.

Una elevada proporción de estos conductores y repartidores, superior al 70%, dice sufrir algún grado de estrés asociado al trabajo “por la congestión del tráfico, la escasa remuneración, la falta de pedidos o clientes, la excesiva duración de la jornada, el riesgo de sufrir lesiones laborales o la presión para conducir rápido”.

Con información de EFE y AFP.