No se aplicarán salvaguardas al ingreso de prendas asiáticas

Rechazo. Comisión Multisectorial del Ejecutivo les da la espalda a cerca de 100 mil mypes textiles, pese a que el Indecopi recomendó aplicarlas de manera temporal porque las prendas importadas de Asia son una amenaza para la industria peruana.

Gamarra. Impacto se siente en el emporio comercial. Foto: Jorge Cedrán/ La República
Gamarra. Impacto se siente en el emporio comercial. Foto: Jorge Cedrán/ La República
Fernando Cuadros

Dan su brazo a torcer. La Comisión Multisectorial del Ejecutivo, integrada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) y el Ministerio de la Producción (Produce), anunció que no aplicarán salvaguardas provisionales sobre las importaciones de confecciones provenientes de China y Bangladesh.

Esta decisión del Gobierno afecta a casi 100 mil mypes, las cuales no compiten en igualdad de condiciones con los productos chinos, según la Comisión de Dumping, Subsidios y Eliminación de las Barreras Comerciales No Arancelarias (CDB) del Indecopi.

Cabe recordar que esta investigación fue impulsada meses atrás por el entonces viceministro de Mype e Industria –y posteriormente titular de Produce– José Salardi.

“Enviamos un oficio a Indecopi solicitando el inicio de las investigaciones porque durante la pandemia evidenciamos en diversos conglomerados un montón de importaciones y, en contraparte, la industria nacional paralizó su producción. Es un caso que amerita estudiarse”, afirmó el exministro a fines de julio del año pasado.

Así, el organismo público recomendó que se ejecuten salvaguardas provisionales de 200 días a las confecciones importadas, con una tasa arancelaria mínima de 20% (actualmente es del 11%) tras registrar que las importaciones de confecciones se duplicaron desde el 2016 y amenazan la permanencia de las empresas locales (ver infografía).

Sin embargo, la Comisión del Ejecutivo detalló en el DS Nº 002-2021-MINCETUR que “no se permite acreditar, incluso en tiempos del COVID-19, la existencia de pruebas claras de la relación causal entre el aumento de las importaciones y el daño grave o amenaza sobre la rama de producción nacional’'.

Golpe tras golpe

“Es una decisión política del Ejecutivo. Solo tenían que escuchar y decidir si nos ayudaban a proteger el empleo para los peruanos, pero fueron por otro camino. No tienen voluntad política para protegernos. El gobierno de (Francisco) Sagasti ha decidido darles la espalda a los microempresarios’', señaló a La República Susana Saldaña, presidenta de la Asociación Empresarial Gamarra Perú.

Cabe precisar que solo el emporio comercial de La Victoria alberga a más de 32 mil productores, los cuales emplean directamente hasta 100 mil personas, mientras que, a gran escala, el sector textil y confecciones emplea aproximadamente a 400 mil personas (ver infografía), y sumado a las restricciones por la nueva cuarentena, los ingresos no alcanzan ni el 15% con el comercio digital, se ha perdido el 40% de la masa laboral y menos del 50% de negocios quebró o migró durante el 2020, lo cual agrava aún más el panorama de las mypes.

Saldaña cuestiona que el Ejecutivo aplauda a Gamarra por ser “un ejemplo” de respeto a las normas, pero por sus hechos pareciese “que quieren que desaparezcan” al no permitirles reabrir con aforos al 30%.

Inequidad

La ropa china ingresa al país por tonelada, y cada unidad vale más de US$ 2, mientras que solamente en producir una prenda, la industria peruana gasta entre US$ 8 y US$ 10, explica José Luis Muñoz, director de la Unión de Empresarios Textiles de Gamarra (Unete).

“El precio de una tonelada (importada) es irrisorio comparado con lo que gastamos en materia prima, la confección, el bordado y acabados. Al final, nosotros lo vendemos a S/ 18 o S/ 20 y, en Saga, una prenda importada cuesta S/ 40 o S/ 50′', sostiene.

Muñoz estima que al no aplicarse las salvaguardas las pérdidas generales de Gamarra serían del 40% y, considerando que anualmente generaban US$ 600 millones, a diciembre alcanzarían solo US$ 2,4 millones.

Tibias palabras desde el Produce

Los dirigentes de Gamarra contaron que ayer se reunieron con el titular del Produce, José Chicoma, quien solo les dijo que fue “una decisión colegiada” y no presentó ninguna solución inmediata.

La CDB de Indecopi retomará la investigación para dar un informe final, el cual será evaluado otra vez por el Ejecutivo.

Reacciones

Susana Saldaña - Presidenta de la Asociación Gamarra

“Solo tenían que escuchar y decidir si nos ayudaban a proteger el empleo, pero fueron por otro camino. No tienen voluntad política para protegernos. El Gobierno ha decidido darnos la espalda”.

José Luis Muñoz - Director de Unete

“El precio de una tonelada (importada) es irrisorio comparado con lo que gastamos en materia prima. Al final, nosotros vendemos a S/ 18 y, en Saga, una prenda importada cuesta entre S/ 40 o S/ 50”.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.