Transporte marítimo de mercancías en hora cero

La alta demanda en los principales puertos del mundo obliga a los embarcadores a cerrar contratos con no menos de tres meses de anticipación.

Un camión pasa por contenedores de China Shipping en el puerto de Los Ángeles, tras la imposición de nuevos aranceles a las importaciones chinas, en California. Foto: AFP
Un camión pasa por contenedores de China Shipping en el puerto de Los Ángeles, tras la imposición de nuevos aranceles a las importaciones chinas, en California. Foto: AFP
Economía LR

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) informó que las medidas adoptadas por países en todo el mundo para paliar los efectos de la pandemia han provocado una “disrupción profunda en el transporte internacional de mercancías” desde la quincena del mes de febrero del año 2020.

De acuerdo a un reporte del Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior de la CCL (Idexcam), medidas de confinamiento portuario como el cierre temporal de operaciones vinculadas con las actividades logísticas, prohibición del uso de puertos para el recambio de tripulaciones y el mantener naves fondeadas en bahía en cuarentena por lapsos de 15 días, han provocado que la demanda de contenedores se dispare de forma descontrolada en los últimos días.

Según la información brindada por Ocean Insights la semana anterior, las demoras en el transporte de carga contenerizada en los puertos del Asia y de la costa oeste de los Estados Unidos y de Europa están minando la capacidad de las navieras y de los puertos. Esto porque durante la pandemia la demanda de contenedores en puertos a nivel mundial se redujo al 30%. Hoy este porcentaje se ha disparado.

Once meses después de la primera alerta, los mayores puertos están enfrentando un incremento en el denominado rollover (roleo) —contenedores que no son embarcados en las naves en fechas en que originalmente fueron programados— desde noviembre y diciembre pasado, lo cual genera una reducción de los espacios disponibles en los puertos para recibir y despachar nuevas cargas.

Asimismo, se ha reportado que este mecanismo del roleo se ha incrementado en 37% en el mes de diciembre del 2020, en comparación con similar mes del año 2019, afectando a todos los puertos del mundo, en porcentajes distintos. Así, se puede observar que en el puerto de Gioia Tauro, en Italia, llegó a un 62%, mientras que en el puerto de Salalah, en el medio oriente, llegó a solo un 22%.

Congestión naviera, otro estrago de la COVID-19

La congestión por falta de retiro de carga en algunos puertos de importancia en el mundo es otro de los problemas a enfrentar. Según un informe de American Shipper, durante la segunda semana de enero se registraron 45 barcos en bahía, 91 en puerto y 46 en muelle en la bahía de San Pedro, California. De ellos, 56 eran barcos portacontenedores que esperaban turno para los puertos de Long Beach y Los Ángeles.

Los encargados de Los Ángeles desarrollaron una herramienta informática a disposición de cualquiera denominada The Signal, a través de la cual se puede consultar en forma general cuánta carga viene manifestada para el puerto, utilizando la información de los manifiestos de carga remitidos por nueve de las 10 primeras navieras que usan este puerto.

Gracias a este sistema, se pudo prever el arribo de 144.901 contenedores para la semana del 24 al 31 de enero, el cual se incrementó semanalmente hasta llegar al tope en la primera semana de febrero, es decir, 197.435 contenedores. Eso representa una enorme presión para el terminal.

Por su parte, China no piensa disminuir operaciones debido a que requieren recuperar lo perdido en el año 2020.

Para terminar de empeorar las cosas, el último 21 de enero se reportaba un incremento de personal contagiado por la COVID-19 en el Puerto de Los Ángeles – Long Beach, lo que amenaza con un potencial cierre de operaciones debido a los cientos de infectados.

Fletes a la borda

Los costos de fletes transpacíficos continúan en aumento desde los últimos meses del año 2020. Las empresas que han podido negociar sus cargas en forma total, mantienen ciertas ventajas en comparación con aquellas empresas que salen al mercado a buscar por viaje, ya que estas tarifas han visto incrementos considerables.

En algunos casos, estos incrementos pueden llegar al 184% en comparación con las tarifas en similar mes del año 2020.

Un reporte del portal Flexport recomienda que los potenciales embarcadores cierren los contratos de espacio para transporte con no menos de tres meses de anticipación. De momento, las empresas navieras tienen la mejor posición negociadora.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía LR y recibe en tu correo electrónico, de lunes a viernes, las noticias más relevantes del sector y los temas que marcarán la agenda.